domingo, 27 de septiembre de 2009

Gallo, ¿quién se quedo con mi sobre de la SIDE?

Sobre el barullo de la “blogosfera rentada”, en especial lo de Darío Gallo, creo que induce a error comparar periodistas con blogueros.

Primero porque el periodista no puede oponerse a la línea editorial, y segundo los “chivos” son el principal ingreso, si no se recibe un sobre.

La “Cadena de la Felicidad” era como se conocía al reparto de “retribuciones” a periodistas por ser “inorgánicos” de la Side, ¿o me equivoco estimado Darío Gallo?

Daniel Santoro y Pablo Abiad publicaron sendos artículos sobre el tema, basados en las declaraciones del ex Presidente De la Rua.

http://www.clarin.com/diario/2006/06/13/elpais/p-01001.htm

http://www.clarin.com/diario/2004/03/18/p-01001.htm

Por supuesto no voy a hablar de las denuncias públicas de Lanata contra Román Lejtman y Gabriel Pasquini; o las de Majul contra el mismo Lanata.

Tampoco voy a caer en la grosería de creer que la primera incursión de Perfil Diario recibió dineros negros.

Lo llamativo es el silencio corporativo sobre el tema, ni periodistas, ni editores, ni empresas exigen que se hagan públicas las listas de nombres y montos.

Periodistas a sueldo, o medios financiados por los Servicios, ponen en peligro real la Libertad de Prensa.

¿O nos vamos a olvidar del Caso Satanowsky y La Razón?

Por el nombre y honor, hay que despejar cualquier duda sobre los intachables:

Mónica Gutiérrez, Marcelo Bonelli, Gustavo Silvestre, Eduardo Feinman, María Laura Avignolo, Daniel Santoro, Luis Majul, Jorge Boimvaser, Gerardo Young, Rolando Graña, Nora Veiras, Irina Hauser, Raúl Kollman, Guillermo Andreau, Agustín Maurín, Oscar González Oro; además de innumerables miembros de las redacciones de Clarín, La Nación, Página/12, Infobae, Revista 7 Días, Veintitrés, Noticias, Perfil; radios 10, Mitre, Continental; y los canales de cable TN y C5N.

Así que, por favor no me confundan con un periodista.

Y si alguien cobro un sobre de la Side a mi nombre, ¿Quién fue? ;-P

12 comentarios:

el ojo con dientes dijo...

muy bueno y no tanto:"el periodista no puede oponerse a la línea editorial, y segundo los “chivos” son el principal ingreso, si no se recibe un sobre." es cierto: no podés oponerte a la línea editorial, a lo sumo matizarla un poco ; pero los chivos no son el principal ingreso de la gran mayoría de periodistas, para nada
pero está muy buena la diferenciación que hacés entre periodistas y bloggers.

Mariano dijo...

Manolo:
la sujeción de los periodistas a la línea editorial del medio al que trabajan es muy fuerte a veces.
Recuerdo que una vez me comentaron que un periodista de La Nación apareció hablando en una radio. Lo presentaron como "periodista del diario La Nación". Parece que el tipo dio una opinión que discordaba un poco con la línea editorial del diario.
Por eso, Escribano los reunió a todos y les dijo que los periodistas de La Nación representaban al diario las 24 horas del día, y los fines de semana también.
La misma persona que me contó esto se quejaba, sin embargo, de que en alguna oportunidad Aníbal Fernández llamó a un compañero de él para decirle que lo que había publicado era falso, lo cual era considerado en el diario como una "presión".

Digamos, aparte de la circulación de guita negra, hay otros mecanismos por los cuales el discurso periodístico es previsible.
Un abrazo.

Anónimo dijo...

Parece que hay mucha competencia en isla Tortuga. Felicitaciones por sus reflexiones. Un blog de cabecera.

El Compañero Artemio López dijo...

Manolo Larcher se atrasó, te llega vía Correo Argentino el martes a nombre del senador cantarero.
salu2!

Anónimo dijo...

Estimado Manolo:

De nuevo lo piso un colectivo?
No escribe en una semana y de golpe larga unos cuantos comentarios juntos.

No creo que se deban "despejar dudas" sobre el periodismo.
Creo mas bien que simplemente un problema de mercado: alguien compra y alguien vende.
Oferta y demanda.

Si la prensa actua con absoluta libertad estos defectos se corrigen solos, o se limitan mucho.

Quien compra en USA el WP y el NYT?
Los politicos:cuatro gatos locos.

Que leen los yanquies:USAToday.

Pueden la CIA o el FBI "comprar" periodistas en USA?.No creo.
En el resto del mundo compran al por mayor.

Veremos como funciona la nueva Ley.

Cordiales Saludos
Anonimo Bostero

Cine Braille dijo...

Siguen en la misma que usted señaló más de una vez, Manolo: no pueden concebir que se pueda estar de acuerdo con este gobierno a título gratuito. Ni siquiera toleran el acuerdo en cuestiones aisladas, como el apoyo del PS a la Ley de Comunicación Audiovisual o al entierro de las AFJP: ya salieron a hablar de sobres ahí también. Es inútil tratar de hablar con ellos: los argumentos les rebotan, como las balas a Superman.

Javier Noguera dijo...

buena reflexión compañero. Un fuerte abrazo desde Tucumán.

Andrés el Viejo dijo...

Manolo:
Si te enterás de algo de tu sobre, averiguá por el mío. A mí tampoco me llegó.

Politico Aficionado dijo...

A mi tampoco me llegó. Cuando el correo era de Macri esto no pasaba.

SL dijo...

fuerte denuncia la lista de intachables, manolo, toda esa gente está adentro? estuvo? cómo es la mano (la que les da de comer)?

SL dijo...

ah está acá, hay que creer eso?
http://www.periodicotribuna.com.ar/articulo.asp?Articulo=3392

Anónimo dijo...

El periodista Luis Pazos (hermano de Nancy) vivió más de un año en Catamarca como cabecera de playa de Clarín para endilgarle el crimen de Soledad Morales al gobierno de Ramón Saadi, cosa que consiguió con creces. Ramoncito nunca fue impoluto, pero esa se la pusieron hasta el fondo, por una deuda mal paga de su padre Vicente con el multimedio. Dos inocentes se pudrieron en la cárcel como parte de la vendetta de Clarín, organizada políticamente por Manzano, quien no consiguió anular una audiencia del Papa Juan Pablo II con Saadi, pero sí impedir la tradicional distribución de fotos del Vaticano. Clarín fue y es más fuerte que la Iglesia. Obviamente, más fuerte que un gobierno sin apoyo callejero. Un ex periodista que conozco logró filtrar una foto de aquel encuentro en Crónica. Y sabe bien cómo se cocina la cocina de Corneta. Les adelanto que no perderá esta batalla. Ni ninguna otra. Esto no es Venezuela.
Mono Gatica