jueves, 3 de setiembre de 2009

Luciano y los Optio peronistas.


El optio era en la Legión Romana el suboficial que servia de lugarteniente al Centurión.

Podía ser designado por este, o ser elegido por sus compañeros; valorándose su valor, destreza militar y dotes de mando.

Aspiraba a ser nombrado centurión, y cuando había alcanzado la cualificación suficiente recibía el título de optio ad spem ordinis.

En el campo de batalla, el centurión se situaba en el extremo derecho de la primera fila de hombres de su unidad, junto al signifer, (abanderado, tesorero y aspirante a optio); mientras que el optio se situaba en la retaguardia, para evitar, si era necesario, la desbandada de las tropas, y garantizar los relevos entre líneas típicos del orden cerrado utilizado por el ejército romano.

Los speculatores, eran los legionarios encargados de la exploración, inteligencia militar, guardias, y servicios profesionales; todos ellos eran aspirantes a signífer y optios.

Militante, Cuadro, Responsable; son conceptos militares, religiosos y políticos heredados del Ejercito Ciudadano por excelencia.

Optio, del verbo Optare; recuerden que podían ser elegidos por sus propios compañeros, es un Cuadro, con una trayectoria militante, con derecho a aspirar a ser Responsable.

Son una línea de mando lista para hacerse cargo a la menor oportunidad.

En los últimos años, la blogosfera nos ha dado a los Compañeros J(ovatos) P(eronistas) un ramillete de brillantes Cuadros, con merecido derecho a aspirar a las Responsabilidades mayores.

Luciano, de Desierto de Ideas es uno de ellos, junto a Exequiel, Conurbanos, el Emo, etc., etc.

Como viene marcando Abel, se nos cae la baba de emoción, cada vez que leemos uno de sus post.

Con el filoso bisturí del análisis, no le tiembla la mano para viseccionar su propia historia de militancia, para marcar errores a ser evitados por los que aun no comenzaron.

A los 32 años cumple funciones que los viejos olvidamos, por la urgencia de las coyunturas, o rencores mal digeridos de hace 20, 30 o 40 años.

Nos olvidamos de la máxima del padre Rabino de Yentl, “seguir el Torá (Doctrina) es importante, pero sin niños que la amen y aprendan, la Torá no tiene sentido.

Por eso para todo buen Rabi los niños son mas importantes que el estricto cumplimiento de los ritos”.

Compañeros generacionales; sobrevivimos a todo lo imaginable, incluyendo el sentido común hegemónico, los últimos 65 años.

No hay Socialismo realmente existente, las Socialdemocracias se debaten en la agonía de haber sido la cara humana del neoliberalismo, el Pensamiento único Tatcheriano y Reganiano es repudiado hasta por The Economist; los Conservatives yanquis acusan a los Liberals de ¡peronianos!

La anomalía sigue tan vigente, a pesar de nuestros propios horrores, que Chiche Duhalde y el Momo Venegas tiraron por la ventana al Niño Mauricio; para consternación de la Tribuna de Doctrina.

La sociedad menemizada (y por lo tanto, la más compleja de abordar políticamente para decodificar sus intereses) es la que votó en masa a Kirchner, y esta sociedad kirchnerizada votará (esperemos) a un peronista de derecha dentro de dos años: el humus social será en ese tiempo muy otro, porque el kirchnerismo habrá sedimentado muchas más capas del suelo democrático.

El kirchnerismo ya es rehén de su relato sembrado en años hegemónicos: por eso se habla de la pobreza, por eso todos tienen su proyectito de ingreso universal en las gateras, por eso se tuvo que frenar el aumento de tarifas. Y está bien (¿cómo había dicho Duhalde después de 2001?: “con la gente ya no se jode”, algo así), Kirchner lo hizo.

Desde el 28J y durante estos dos años se verá la zona menos florida del valle de la vendimia kirchnerista: un 30% de pobres para quiénes la retórica dorada del pleno empleo y la movilidad social ascendente es una lejanía palpable. Se trataría de comprender en qué medida, como dice Ezequiel, la sociedad del trabajo no asoma en las perspectivas inmediatas de muchas familias del núcleo duro.

Cuando en el 2002 yo tenía que asignar los Planes Jefes y Jefas de Hogar, las madres solas aparecían a la cabeza. No podían ir a laburar. No estaban en condiciones materiales ni espirituales para hacerlo. El otro núcleo eran los adolescentes y jóvenes sin escolaridad y a la deriva, para quiénes la factibilidad de la vida laboral era una quimera.

Con el kirchnerismo, una porción de ese núcleo pudo experimentar la volatilidad del trabajo en negro, pero no mucho más. Estamos lejos de aceptar (como sociedad) una ciudadanía social: ¿Quién se hace cargo de la imposibilidad material de acceder al empleo?, ésa es la pregunta que uno se hace cuando sale de una villa del conurbano, y que Cristina elude hacerse cuando habla (desde lo teórico, de manera correcta) de igualdad de oportunidades como un velado eufemismo que no hace más que confirmar aquello que decíamos hace algunos meses: los costosos límites autoimpuestos por el kirchnerismo para desarrollar su política social. La web del Ministerio de Desarrollo Social solía tener la típica frase insignia, bien pelotuda, bien FLACSO, “la asistencia social no debe ser clientelismo”. Una sobredosis progre en el área menos indicada. Ya lo sabíamos: los Kirchner siempre dijeron que la mejor política social es el trabajo, y lo que la coyuntura hace es tan sólo constatar los límites de una concepción, traduciéndola en costo político.

El gobierno debería asimilar la crítica de la pobreza: en una repasada panorámica de las argumentaciones que exhiben las espadas kirchneristas en los últimos días (Depetri, Cabandié, son algunos que me vienen a la memoria ahora), las enunciaciones se reducen a enumerar el pasado reciente: los cuatro millones de puestos de empleo y los dos millones de nuevos jubilados parecerían obrar como límite, y como sorda respuesta hacia el futuro; los que no votaron a Kirchner en junio, querían saber, quieren saber que va a pasar de aquí en adelante, no recordar la obra que ya habían votado. Alegar “falta de memoria” popular es pereza política, o paternalismo iluminado. Y el kirchnerismo está empastado en eso, en no hablar del futuro: se sabía que al final del túnel, cuando las cosas hubieran mejorado, el tema de la pobreza se sentaría en primera fila para acechar el viejo dilema kirchnerista.

Sería conveniente también no caer en una guerra de porcentajes con la que sólo puede entusiasmarse una oposición que después de ganar una elección se deshace en grotescas incapacidades (hasta los periodistas políticos con menos luces se cansan de tirar letra): cuando la Negra Camaño preguntó¿Alguien tiene una propuesta alternativa a la nuestra?” sobre facultades delegadas, lo dijo todo.

Hablar del futuro, porque dos años es mucho tiempo. No indignarse, aun cuando quiénes se escandalicen por la pobreza sean tipos como Biolcatti, que hacen de la impostura una costumbre. Yo no pondría en esa bolsa a la Iglesia, y menos aún a Bergoglio, que muuuucho antes que Cardenal, es un hombre político. Es el tipo que se sentó en el 2002 con Moyano y Duhalde en la mesa que parió al kirchnerismo, esa mesa en la cuál la CTA y Solanas no estaban.

Dos años para hacer política social, y que el subsidio entre a través de las madres, de las mujeres. Y por otro lado, hacer la épica de nuestros tiempos: el blanqueo laboral. En este aspecto todavía estamos en aquella fase de la educación menemista: la burocracia estatal se preparó para constituir ejércitos de inspectores de AFIP o ARBA. Todavía no se naturalizó que el otro ejército de inspectores, el que falta, es el del Ministerio de Trabajo”.

Con estos textos deslumbrantes, los Jovatos Peronistas protectores de la Torá, podemos empezar a tramitar la jubilación en el ANSES, y dejar a los niños que la sigan reescribiendo según las circunstancias dicten.

Es su Derecho, por que es SU TIEMPO; los setenta, ochenta y noventa al Club de Jubilados, hasta que al ultimo de nosotros nos toque recitar a Sui Generis.

De Blank Reg para el Emo Peronista


El Medio es el Mensaje.

Maluan, compadre, la c…

Las frases brillantes son como las yilet, si no sabes usarlas te cortas.

Es cierto que la estética de un medio es una limitación objetiva; pero eso no tiene nada que ver con la ideología, solo hay que saber rizar el rizo para que trabaje a tu favor.

Todos leímos, o vimos las películas, o en última instancia escuchamos sobre 1984 de Orwell.

Un icono antitotalitario, en un envase (medio) de novela de Ciencia Ficción, que Apple convirtió en el Mensaje por excelencia de otro envase (Medio); el Clip publicitario.

Por si fuera poco, 20 años mas tarde, lo retruco para el lanzamiento del iPod, hacer clic aquí.

Una duda, ¿El iPod y su abuelo el Walkman, son Medios?, porque no hay duda que son envases.

Volviendo al Medio “Novela de Ciencia Ficción” y los Mensajes que transmite; Atlas Shrugged de Ayn Rand, Evangelio Libertario, ES una novela de Ciencia Ficción, no un tratado de Filosofía Moral.

Muy bien, dirán algunos; las distopía sociales tratan sobre la opresión, y los peligros que encierran los ESTADOS totalitarios.

Y Rand solo sigue, y profundiza, la senda abierta por Orwell y Huxley con sus Minimor, Minipax, Minindancia, Miniver, y el doublethink.

Pero en la misma época Frederik Pohl y Cyril M Kornbluth publicaron The Space Merchants; donde dieron una vuelta de tuerca sorprendente.

20 Minutes into the Future.

Big Brother es auspiciado por la siguientes Empresas.

Mercaderes del espacio podría ser llamada la mejor novela de ciencia-ficción...

Una utopía donde el sistema económico ha devorado al sistema político, donde las grandes compañías ejercen el poder, sin intermediarios, y hasta el fin... y la sociedad ha sido estratificada rígidamente en productores, ejecutivos y consumidores...

No es meramente un mundo donde el hombre de la publicidad es el rey; combina además el lujo y la escasez, aparatos fantásticos junto a la falta de combustible, toda clase de bebidas y gomas de mascar, y una extrema escasez de proteínas.

En este aspecto recuerda una observación de George Orwell sobre los lujos, en camino de convertirse en menos caros y fáciles de obtener que los artículos de primera necesidad

Kingsley Amis, 1961.

¿Una exageración?, ¿Cómo podemos pensar eso?

Veamos, Minimor (Ministerio del Amor) y Minipax (Ministerio de la Paz) ¿privatizados, concesionados, o tercerizados?

En TSM los Pinkerton’s remplazaban a las FFSS y FFAA.

Supongo que todos han oído hablar de Dashiell Hammett o Charly Siringo, si les gusta la novela policiaca americana, o se emocionaron con Butch y Sundance; pero la actividad menos conocida de los Pinkerton’s es la de rompehuelgas, infiltración de sindicatos, intimidación de activistas sindicales, o lisa y llanamente represión patronal.

Por supuesto son temas de principios del siglo XX; ¿o no?

“ArmorGroup North America emplea a alrededor de 450 guardias que vigilan la embajada en Kabul en base a un contrato quinquenal de 189 millones de dólares con el Departamento de Estado”

Publicado por El Mundo y La Nación, que no son zurditos antiyanquis.

¿Cómo encuadramos a Blackwater Worldwide?, ¿represión privatizada?

Ahora bien, Miniver (Ministerio de la Verdad) también puede ser concesionado, y Max Headroom es donde mejor se retrato el poder de las Cadenas; que no necesitan ser Monopólicas, por estar en un Mercado Competitivo, les alcanza con el Oligopolio.

La Red 23 es un Multimedios en un Mundo Cyberpunk, muy parecido al de TSM, donde las noticias se “producen” y son “propiedad”.

Ahora bien, si una noticia por definición es “publica” teóricamente no debería existir la propiedad.

Es como si MI imagen, o MIS genes, le pertenecieran a otros; bueno hay jurisprudencia de USA que confirma que alguien se puede plagiar a si mismo; Artemio puede dar fe de lo que le sucedió a su admirado TF.

Pero la “noticia” es de “publico conocimiento”, y mucho mas cuando un funcionario cumple con el mandato constitucional de la publicidad de los actos de gobierno.

Ah, estimados lectores, no entienden el valor de los archivos para “reconstruir” una “crónica”.

No hace falta tomarse el trabajo de trucar las fotos, o reescribir la Gran Enciclopedia Soviética; solo hay que impedir el uso de la información que contradiga la Línea Editorial porque les pertenece.

El Emo, Un día Peronista, Diego F, Ambalivabal, y fundamentalmente ESTO; atentan contra la PROPIEDAD PRIVADA, le roban la CREDIBILIDAD al Medio.

Y todos sabemos que un Medio sin credibilidad termina como Gómez Fuentes.

“We live in a dirty and dangerous World”

…agarrate Catalina..

Bernstein, Woodward y el Washington Post fueron aclamados como campeones de la Prensa Libre por Watergate.

Pero hay unos “pequeños” detalles que son omitidos.

Bob Woodward era un “colaborador” no rentado del FBI, o sea cambiaba figuritas con sus “fuentes”.

Entendámonos bien, una fuente gubernamental, en especial si es de las FFSS o de Inteligencia, “opera” al escriba o cronista.

En USA, Francia, o Cochinchina; es el mejor medio para distribuir “carne podrida”.

The Washington Post es un diario para la elite de Washington, centrada en los asuntos de esa misma elite, por eso ni se molesta en tener distribución nacional como el resto de los medios estadounidenses.

Ahora bien, TODOS los medios de comunicación masiva de USA asumen su filiación política públicamente, no son, ni presumen de ser INDEPENDIENTES o NEUTRALES.

“We live in a dirty and dangerous world...

There are some things the general public does not need to know and shouldn't.

I believe democracy flourishes when the government can take legitimate steps to keep its secrets and when the press can decide whether to print what it knows”.

Katharine Graham, hacer clic aquí

Resumiendo, Compañeros, el peligro que los Blank Reg representan para los medios hegemónicos es que atacamos SU Capital Simbólico más importante.

Nadie le pide ética a Crónica, ni que chequee su información; porque en el fondo no pretende ser veraz sino verosímil.

Pero hacerle notar al WSJ, que durante 15 años OMITIERON investigar los rumores sobre Madoff, cuestiona la credibilidad.

Y sin Credibilidad, el negocio se desmorona.