domingo, 27 de setiembre de 2009

Gallo, ¿quién se quedo con mi sobre de la SIDE?

Sobre el barullo de la “blogosfera rentada”, en especial lo de Darío Gallo, creo que induce a error comparar periodistas con blogueros.

Primero porque el periodista no puede oponerse a la línea editorial, y segundo los “chivos” son el principal ingreso, si no se recibe un sobre.

La “Cadena de la Felicidad” era como se conocía al reparto de “retribuciones” a periodistas por ser “inorgánicos” de la Side, ¿o me equivoco estimado Darío Gallo?

Daniel Santoro y Pablo Abiad publicaron sendos artículos sobre el tema, basados en las declaraciones del ex Presidente De la Rua.

http://www.clarin.com/diario/2006/06/13/elpais/p-01001.htm

http://www.clarin.com/diario/2004/03/18/p-01001.htm

Por supuesto no voy a hablar de las denuncias públicas de Lanata contra Román Lejtman y Gabriel Pasquini; o las de Majul contra el mismo Lanata.

Tampoco voy a caer en la grosería de creer que la primera incursión de Perfil Diario recibió dineros negros.

Lo llamativo es el silencio corporativo sobre el tema, ni periodistas, ni editores, ni empresas exigen que se hagan públicas las listas de nombres y montos.

Periodistas a sueldo, o medios financiados por los Servicios, ponen en peligro real la Libertad de Prensa.

¿O nos vamos a olvidar del Caso Satanowsky y La Razón?

Por el nombre y honor, hay que despejar cualquier duda sobre los intachables:

Mónica Gutiérrez, Marcelo Bonelli, Gustavo Silvestre, Eduardo Feinman, María Laura Avignolo, Daniel Santoro, Luis Majul, Jorge Boimvaser, Gerardo Young, Rolando Graña, Nora Veiras, Irina Hauser, Raúl Kollman, Guillermo Andreau, Agustín Maurín, Oscar González Oro; además de innumerables miembros de las redacciones de Clarín, La Nación, Página/12, Infobae, Revista 7 Días, Veintitrés, Noticias, Perfil; radios 10, Mitre, Continental; y los canales de cable TN y C5N.

Así que, por favor no me confundan con un periodista.

Y si alguien cobro un sobre de la Side a mi nombre, ¿Quién fue? ;-P

Casa tomada, la continuación, por Esteban Schmidt.


“Nos gustaba la casa porque aparte de espaciosa y antigua (hoy que las casas antiguas sucumben a la mas ventajosa liquidación de sus materiales) guardaba los recuerdos de nuestros bisabuelos, el abuelo paterno, nuestros padres y toda la infancia”.

Schmidt es, en mi opinión, una de las plumas más vitriólicas de su generación; y la utiliza generosamente, para descalificar, por peronistas, a los intrusos que invaden lo que considera como propio por derecho de nacimiento.

La pesadilla que compartieron Mariano Grondona y Julio Cortazar hace 60 años ha regresado.

“Libros si, alpargatas no”, de la Marcha de la Constitución y la Libertad, anterior al 17 de Octubre; es plasmada posmodernamente en eÑe la Revista de Cultura, hacer clic aquí.

Lo que se consideraba derrotado, y por ende en vías de extinción, no solo volvió a emerger, inexplicablemente; sino, además, amenaza con invadir lo vedado por su origen.

La Patota Cultural de los 80, y sus retoños, hacen fila para denunciar el atropello de los voceros de las Masas Ignaras.

Encabezados por Aguinis y Sarlo, gritan desaforados:

La Cultura es nuestra, solo nuestra; entienden, zaparrastrosos.

Es lo único que nos queda en pie de las glorias pasadas; nuestros fracasos políticos nos obligo a replegarnos al Templo del cual somos los Sumos Sacerdotes.

Y Uds., como los Romanos, profanan el Santa Sanctórum; Inmundos”

La agresividad es directamente proporcional al mecenazgo estatal en riesgo, porque seamos sinceros, sin el beneplácito del Príncipe muy pocos pueden parar la olla en la Paris de África.

Esa es la razón por la cual la crítica no es estética sino política; Borges como inspector municipal de aves.

Lo que no se cuenta, es que el Ciego de Palermo era un ñoqui, trabajaba en “comisión” en una biblioteca, pero con sueldo de Inspector no de bibliotecario de tiempo parcial.

Lastima que no hubiera un Esteban Schmidt en los 30 y 40; para que contara la picaresca de los tiempos de la Republica.

http://www.bonk.com.ar/tp/about/585/esteban-schmidt

Solo tenemos el resentimiento, conciente, de Cortazar.

“No nos miramos siquiera.

Apreté el brazo de Irene y la hice correr conmigo hasta la puerta cancel, sin volvernos hacia atrás.

Los ruidos se oían más fuerte pero siempre sordos, a espaldas nuestras.

Cerré de un golpe la cancel y nos quedamos en el zaguán.

Ahora no se oía nada.

-Han tomado esta parte -dijo Irene.

El tejido le colgaba de las manos y las hebras iban hasta la cancel y se perdían debajo.

Cuando vio que los ovillos habían quedado del otro lado, soltó el tejido sin mirarlo.

-¿Tuviste tiempo de traer alguna cosa? -le pregunté inútilmente.

-No, nada.

Estábamos con lo puesto.

Me acordé de los quince mil pesos en el armario de mi dormitorio.

Ya era tarde ahora.

Como me quedaba el reloj pulsera, vi que eran las once de la noche.

Rodeé con mi brazo la cintura de Irene (yo creo que ella estaba llorando) y salimos así a la calle.

Antes de alejarnos tuve lástima, cerré bien la puerta de entrada y tiré la llave a la alcantarilla.

No fuese que algún pobre diablo se le ocurriera robar y se metiera en la casa, a esa hora y con la casa tomada”.

http://www.lainsignia.org/2001/enero/cul_031.htm

Al fin de cuentas, es un bello cuento, la ideologia es lo de menos; porque la casa también es nuestra.

Perón Senex, ¿Arquetipo del Establishment Occidental?


Porque un “Profesional de la Violencia”; como él mismo se caracterizaba, a 35 años de su muerte, sigue siendo la descalificación máxima para quienes tienen la sartén por el mango en el mundo.

Siendo sinceros, al Viejo solo lo ubica un 2 o 3% del total de la actual población de los “países serios”.

No es Maradona, ni el Che; como mucho lo conocen como el marido de Evita, un secundario de la Teodora del siglo XX.

La Historia Secreta de Procopio de Cesárea es la fuente principal de los rumores que se propagaron en los años 40 y 50, sobre las relaciones de Juan y Eva Perón.

Una Puta, y advenediza social, que impone SU Voluntad a un Viejo, débil de carácter.

La relación de Marlene Dietrich y el “Professor Unrat”, Der Blaue Engel”, para quienes no han disfrutado de una Educación Clásica como nuestra Intelligensia.

Si esa fuera la verdad histórica, ¿porque siguen insistiendo los Condoleezza Rice, Roger Noriega y Otto Reich?

Algo muy profundo, y tenebroso, debe generar el repudio de quienes lo mentan sin necesidad aparente.

Porque acusar a Chávez de emulo de Perón, como militar populista, es compresible; ¿pero a Obama y Rodríguez Zapatero?, ¿cual es la relación?

Yo no dejaría de ponerle algunas fichas a los Arquetipos de Jung.

Perón seria, en este caso, un Senex o Viejo Sabio; incluyendo la ambigüedad que había notado el Psicólogo Suizo.

El “anciano sabio” aparece en sueños como mago, médico, sacerdote, maestro, profesor, abuelo o como cualquier persona dotada de autoridad.

El arquetipo del espíritu en figura de hombre, de gnomo o de animal se presenta en situaciones en que haría falta visión de las cosas, comprensión, buen consejo, decisión, previsión, etc., pero no se puede conseguir por propios medios.

El arquetipo compensa ese estado de carencia espiritual con contenidos que rellenan el espacio vacío.

Carl Gustav Jung. Obra completa. Volumen 9/I.

Capítulo 8: Acerca de la fenomenología del espíritu en los cuentos populares, página 200, párrafo 398.

“Como todos los arquetipos, éste también tiene un aspecto positivo y uno negativo”.

Su lado positivo:

El mago es sinónimo del viejo sabio, que se remonta en línea directa a la figura del hechicero de la sociedad primitiva.

Es, como el Ánima, un demon inmortal, que ilumina con la luz del sentido las caóticas oscuridades de la vida pura y simple.

Es el iluminador, el preceptor y maestro, un psicopompo (conductor de almas), a cuya personificación no pudo escapar ni siquiera el “destructor de las tablas”, Nietzsche, puesto que declaró portador y proclamador de su propia iluminación y éxtasis “dionisíacos” a su encarnación en Zaratustra, ese espíritu superior de una era casi homérica.

Capítulo 1: Sobre los arquetipos de lo inconsciente colectivo, página 36, párrafo 77.

Su lado negativo:

Al hacer la experiencia de ese arquetipo, el hombre moderno vive la más antigua forma del pensar como una actividad autónoma, cuyo objeto es uno mismo.

Otras formulaciones de la misma experiencia son Hermes Trismegisto o el Thoth de la literatura hermética, Orfeo, el Poimandres y, emparentado con éste, el Pastor de Hermas.

Si no se tuviese ya un juicio previo sobre el nombre de “Lucifer” esa sería la denominación adecuada para este arquetipo.

Por eso me he limitado a llamarle arquetipo del viejo sabio o del sentido.

Capítulo 1: Sobre los arquetipos de lo inconsciente colectivo, página 37, párrafo 79.

Ya que estamos, redoblo la apuesta, el General cumple los requisitos de “Lucifer”.

“Los Portadores de Luz”; llámense Prometeo, Loki, Maui el polinesio, o Moisés el egipcio; tienen en común su carácter de “Guardianes del Orden”, que se sublevan contra él.

Encabezando, y organizando, a las turbas inferiores en su huida; o asalto, al Valhalla del Orden Natural.

El dilema de Platón, ¿Cómo evitar que los Guardianes desbanquen a los Filósofos en la cúspide del Estado?

Porque en “ultima instancia”, el Poder desnudo es la Fuerza Bruta; y quienes están en la cúspide social deben ser concientes de ese “dato”, para conjurar los desafíos de los Inferiores al Orden Establecido.

Los Republicanos romanos, igual que TODAS las Aristocracias, temen al Carisma; porque tarde o temprano confrontara con la Tradición, subvirtiéndola.

En un post anterior analice la “Noche Terrible” de la Oligarquía argentina, que Borges plasmo en su “Biografía de Tadeo Isidoro Cruz”.

Entonces, ¿hay algún relato similar en la Cultura de Estados Unidos?, para que lo digo sea verosímil.

Para no ser cargoso solo voy a nombrar dos obras, de autores que son reconocidos en la Alta Cultura (papel), como en la Baja (celuloide).

De Elmore Leonard, hacer clic aquí, su clásico “Conservative”, “Valdez Is Coming” (1971).

Una típica historia de Main Street vs. Wall Street, donde los “fierros” también son protagonistas, hacer clic aquí para ver el trailer.

Un ganadero rico embosca a un ex soldado negro, y el comisario de origen mejicano, Bob Valdez le pide U$S 100 para indemnizar a la viuda india.

El “Rico” no solo rechaza pagar, a la autoridad legal, además ordena a sus matones que crucifiquen al funcionario.

Valdez se cura de sus heridas y secuestra a la amante del ganadero, generándose una persecución.

Cuando finalmente los atrapan; “El Segundo”, que es el Jefe de los matones le pregunta:

“Sabes cuantos hombres me has matado”

“Eleven”

“¿Los contaste?”

“Por supuesto”

Aquí se produce el temido crack, siguiendo a Wikipedia;

“…and El Segundo calls his men aside against the rancher's orders, leaving Tanner to do his own dirty work - if he can.”

El final tiene una vuelta de tuerca espectacular.

Como ejemplo “Liberal”, “In the heat of the night” (1967), de John Dudley Ball; hacer clic aquí.

La escena de la cachetada, hacer clic aquí; donde un policía negro golpea a un aristócrata sureño, es incompresible sin el dialogo final.

Donde el comisario blanco, Gillespie, le dice al negro Tibbs:

"Oh, boy. Man, you're just like the rest of us, ain't ya?"

En ambos relatos, el Carisma de los héroes supera el Poder del Dinero y la Tradición, volcando hacia su lado a los Guardianes; que no son precisamente almas tiernas.

Con, o sin motivo, para el Establishment Occidental Perón es el peligro Carismático por excelencia; porque, a diferencia de Hitler o Stalin, no es el jefe de una Nación de 1ª Clase, sino de territorios que deben ser sumisos según el Orden Natural.

Porque la Tradición, y el Dinero, así lo dictan.

Si personalmente es, o no, un hijo de puta; no tiene importancia, porque no es el suyo, sino el ajeno.

Debe terminar como Prometeo, atado eternamente al Cáucaso, mientras un águila le come todos los días el hígado.

Milicos como Fierro y Valdez, Policías como Cruz, Gillespie y Tibbs; o simples jefes de matones como El Segundo, nunca deben caer en la tentación de la “Noche Terrible”.

El Orden Publico se terminaría convirtiendo en Orden Político.

Donde un simple comisario chicano puede exigir U$S 100 de indemnización para la viuda india de un negro; o peor aun, un miembro de la “gente sana y honrada” puede ser interrogado de la misma manera que un fierita.

Nos convertíamos en un Kilombo, una Republica de negros cimarrones.