miércoles, 17 de noviembre de 2010

Cañonera Diplomática, al rescate del Modelo irlandés; El Mundo.

TRABAJOS PREPARATORIOS

La UE y el FMI preparan una misión a Irlanda para concretar el rescate

§ 'Es responsabilidad de Irlanda el solicitar la ayuda', dice Juncker

§ Solicitan a Portugal y Grecia que profundicen en las medidas contra la deuda

Bruselas.- La Comisión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo preparan el envío de una misión técnica a Irlanda para intensificar los trabajos preparatorios de un eventual rescate del país, en el caso de que Dublín se decida a solicitar la ayuda de sus socios.

"El Gobierno irlandés se ha comprometido a entablar unas discusiones cortas y concretas con la Comisión Europea, el BCE y el FMI para determinar la mejor manera de proveer cualquier apoyo necesario para afrontar los riesgos del mercado, especialmente en lo referente al sector bancario", dice un texto acordado este martes por los ministros de Finanzas de la zona euro.

El documento reconoce las medidas adoptadas por Irlanda para garantizar la estabilidad de su sector bancario, mediante garantías, recapitalizaciones y separación de los activos, pero añade que "las condiciones de mercado no se han normalizado y que se mantienen las presiones, aumentando las preocupaciones que señalan que podrían ser necesarias más reformas y medidas de estabilización".

Dublín se ha resistido, por el momento, a pedir la asistencia de sus socios, pese a los reiterados ofrecimientos en este sentido por parte de los distintos líderes de la Unión Europea.

"Es responsabilidad de Irlanda el solicitar la ayuda de sus socios", consideró a este respecto el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, quien explicó que los trabajos técnicos permitirán "tener todos los elementos e instrumentos en caso de que Irlanda haga una demanda de ayuda al Eurogrupo y el FMI".

Klaus Regling, consejero delegado de la Facilidad Europea de Estabilidad Financiera (el instrumento aprobado tras la crisis de Grecia para socorrer a los países de la zona euro con problemas de financiación) garantizó a su vez que el fondo estará listo para "proveer de importantes cantidades de ayuda" en cuestión de días, en caso de que Irlanda se decida a solicitar la ayuda.

Regling declinó, sin embargo, precisar las cifras a las que ascendería el rescate de Irlanda o de su sector bancario, pues dependerá de las circunstancias concretas. Rehn dijo que "es prematuro" hacer especulaciones, antes de que el FMI, la CE y el BCE hagan su evaluación.

El Gobierno irlandés ha cifrado el rescate de su sistema financiero en unos 50.000 millones de euros, lo que elevará la cifra de déficit público del país hasta el 32% del PIB en 2010.

Antes de participar en la reunión, Rehn ya había confirmado la existencia de conversaciones oficiales con las autoridades irlandesas, el FMI y el BCE encaminadas a solucionar los problemas del sector bancario irlandés.

Sin embargo, el primer ministro irlandés, Brian Cowen, ya avisó desde Dublín que su Gobierno no ha solicitado de momento ninguna ayuda a sus socios, en contra de los insistentes rumores que apuntaban en esa dirección.

Grecia y Portugal: más reformas

Los ministros de Finanzas de la zona euro también han hablado de la situación económica de Grecia y Portugal. Han pedido que especifiquen y profundicen ciertas medidas para luchar contra la crisis de la deuda.

En el caso de Portugal, uno de los países señalados por los mercados de deuda junto con Irlanda, el Eurogrupo pidió al Gobierno que especifique las reformas estructurales que piensa adoptar para "mejorar el potencial de crecimiento del PIB y la competitividad".

Concretamente, los socios del euro pidieron al Ejecutivo luso que se centre en "eliminar las rigideces en los mercados laboral y de productos, incluyendo la formación de los salarios, y mejorando la productividad".

En el caso de Grecia, el texto acordado por el Eurogrupo "enfatiza en particular la necesidad de profundizar la reducción del gasto (en el presupuesto de 2011), así como la aceleración y profundización de las reformas estructurales, en particular en el área fiscal, del mercado de trabajo, clima empresarial, sanidad y eficiencia de la administración pública".

Concretamente, acordaron el envío de una misión del BCE, la CE y el FMI a Dublín para preparar el eventual rescate del sector financiero del país, en caso de que el Gobierno irlandés se decida finalmente a pedir la ayuda de sus socios.

http://www.elmundo.es/mundodinero/2010/11/16/economia/1289947557.html

1 comentario:

Punto de desequilibrio dijo...

¿Hacia un nuevo episodio de la crisis económica mundial?

http://puntoddesequilibrio.blogspot.com/2010/11/hacia-un-nuevo-episodio-de-la-crisis.html