viernes, 24 de setiembre de 2010

Asambleismo, Sindicatos y Poder.

Acompañar con esta lectura de Fede Vazquez.




¿Es casualidad, que las críticas más acerbas al funcionamiento de los sindicatos, provengan de la pequeña burguesía radical?

No hablo únicamente de la UCR, o de la izquierda “radicalizada”; sino de ese movimiento decimonónico con fuerte énfasis en la Republica, que fue el espacio de expresión político de las pequeñas burguesías, centrales o coloniales.

A diferencia de los partidos republicanos de la época el radicalismo contaba con estructuras formales y efectivas de funcionamiento, muchas de las decisiones en cuanto a ingreso a coaliciones ministeriales o electorales así como definiciones políticas importantes se realizan en debates y votaciones en sus congresos anuales.

Las bases comunes de su programa están en el Programa de Belleville (1869) propuesto por Léon Gambetta y en posteriores eventos partidarios a partir de 1901. Estas son:

Otros rasgos eran un anticlericalismo y profunda fe en los avances científicos (positivismo)

Sus aportes históricos son innegables e indiscutibles; pero tienden, lamentablemente; a trasladar su funcionamiento, mecánicamente, a los otros sectores de la sociedad.

Sin tomarse la molestia de averiguar, ¿porque lo hacen?, ¿cuáles son las razones históricas y materiales que fundamentan ese comportamiento?

Tenemos una constante, desde los tiempos de Marx y Lasalle, el centralismo teórico de las fracciones pequeño burguesas y la autonomía reformista del proletariado.

El mejor ejemplo es la tensión que sufrió la vieja Social Democracia alemana.

En lo formal, su discurso era “radical” e internacionalista; en la Praxis eran Reformistas prácticos, con un fuerte acento en la “Cuestión Nacional”.

En 1914; se demostró que el proletariado, más que destruir la sociedad existente, quería pertenecer.

Hoy, vemos que se quiere trasladar, mecánicamente, el Asambleismo Fubista a los Gremios.

Acusando de fascistas o burocráticos, a los métodos de Consenso tradicionales; dando por descontado, que la Autonomía de las bases es inexistente.

Es el mismo mecanismo que se utiliza para descalificar de Clientelismo, en el Ámbito Territorial.

Ellos, los pequeños burgueses ilustrados; van a liberar de la Cárcel Burocrática o Clientelar, a los pobres de espíritu.

Que como sabemos, no tienen idea de sus intereses, son subnormales; necesitan lazarillos.

Sobre la Democracia Sindical, basada en el Consenso, voy a apelar a una fuente no peronista.

Pero con la que tenemos, por razones “genéticas”, una relación de descendencia.

Las votaciones en la anarcosindical

En la CNT se procura no votar y llegar a acuerdos por consenso.

Desgraciadamente mientras mayor es el número de personas que discuten más difícil es el ponerse de acuerdo y llega un momento en que hay que votar.
En la asamblea de sindicato este problema se resuelve con facilidad.

Normalmente no se vota porque las personas que componen el sindicato se conocen directamente y del roce cotidiano suelen tenerse más o menos las mismas ideas, y si hay que votar se hace por número de asistentes, cada uno con su voto.
El problema surge cuando las decisiones tienen que ser tomadas en plenos locales, regionales o congresos.

Ya se ha explicado que la estructura básica de la CNT son los sindicatos de ramo y si no existen, los de oficios varios

Pues bien, no hay forma justa por la que las decisiones puedan ser tomadas en votación.

  • Si cada sindicato dispone de un voto, un sindicato de 1000 afiliados dispondría de la misma capacidad de decisión de uno de 50. Dos sindicatos de 25 (2 votos) pueden imponer su opinión al de 1000 (1 voto).
  • Si se vota por número de afiliados, un sindicato de 2000 afiliados tendría 2000 votos, y 100 sindicatos de 20 afiliados dispondrían de la misma capacidad de decisión de un solo sindicato. La distribución geográfica de 100 es mucho más amplia que la de 1, y un acuerdo obliga a todos por igual de forma que los sindicatos pequeños tienen la misma responsabilidad que los grandes, pero muchas más dificultades.
  • Encontramos además el problema de las minorías. Un sindicato que en asamblea por ejemplo decidiera ir a una huelga por 400 votos contra 350, tendría que defender la postura de huelga, que es lo que ha salido en su asamblea. El sindicato B de la federación local dice que no a la huelga por cien contra 25. El sindicato C de la federación local dice que sí por unanimidad de 15 votos. Son dos sindicatos a favor de la huelga y uno en contra, y por lo tanto la huelga sería convocada si fuera un voto por sindicato.

Pero sumando los votos negativos a la huelga, saldrían 450 votos en contra de la huelga y 440 a favor.

Para minimizar en lo posible estos problemas se utiliza un sistema de votación proporcional basado en el número de afiliados o cotizantes de cada sindicato de la anarcosindical, según se muestra en la tabla de arriba.

Sin embargo el sistema no es infalible y puede propiciar situaciones discriminatorias para con los sindicatos con mayor número de afiliaciones:

Este sistema beneficia a las minorías, pero sigue siendo muy discutible.

Por ejemplo, diez sindicatos con 25 cotizantes, que sumarían 250 cuotas tienen 10 votos.

Más que uno de 2500, que con 10 veces más cuotas sólo tiene derecho a 7 votos.

En la CNT se considera que esto no es excesivamente grave, pues normalmente los acuerdos se consensuan tras largas discusiones, aunque se admite que el sistema podría ser mejorado.

El porqué no se busca otro sistema, es porque hoy día no es necesario.

Los acuerdos se consensúan tras discusiones que pueden parecer absurdas a los que empiezan en la anarcosindical, pero que son sumamente importantes para el sindicato o regional que las defiende.

De todas formas no estaría de más que alguien pensara algo al respecto.
Siempre que hay una votación, hay que saber que de lo que se discute es del problema del poder, y en la anarcosindical por tanto hay que procurar votar lo mínimo posible, y alcanzar acuerdos por consenso.

Todas nuestras votaciones son abiertas, y a mano alzada.

Nunca secretas.

Resumiendo, si se quiere modificar el sistema, debe ser desde adentro.

Ganar el apoyo de las bases; Comisión Interna, Seccional, etc.

En lugar de caer desde las alturas del Poder, para lograr su “porción de la torta” social.

Que se cree merecer, por ser la “Vanguardia esclarecida”; de la pequeña burguesía colonial realmente existente.

http://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Radical_y_Radical_Socialista

http://es.wikipedia.org/wiki/Partido_Radical

http://es.wikipedia.org/wiki/Confederaci%C3%B3n_Nacional_del_Trabajo#Votaciones

http://www.cnt.es/sevilla/ait/modules/xoopsfaq/index.php?cat_id=1#q13


Publicado el 8 de febrero de 2008

http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2008/02/democracia-sindical-asambleismo-pequeo.html



“Per me reges regnant”

Por mí reinan los reyes
y promulgan leyes justas los gobernantes.

Proverbios 8:15 (Nueva Versión Internacional)

A los traficantes de información, la cita les recuerda una de las “operaciones” más proficuas de todos los tiempos.

Basado en los trabajos de Eugène Sue y Maurice Joly; toda teoría de LA conspiración, tarde o temprano, termina plagiándola; cuando la materia prima y el ingenio escasean. .

Los traficantes, sean espías o periodistas, en el fondo son narradores frustrados; que visten de no ficción, sus ficciones sin mercado editorial.

Antes de que se enojen los miembros de la Corporación periodística, les recuerdo que tanto Rodolfo Walsh como Tata Yofre, cumplieron ambos papeles; y no se sentían avergonzados de ellos.

Para no hablar del maestro del periodismo de investigación; Vladimir Burtsev, el Sherlock Holmes de la Revolución; Némesis de Sergei Zubatov, el creador de la figura del “agent provocateur”.

http://deshonestidadintelectual.blogspot.com/2007/05/el-perfecto-infiltrado-y-su-nmesis-la.html

Los muchachos de la Prensa, al igual que sus colegas del otro lado del mostrador, están de capa caída.

La Republica de Twitter les roba las “declaraciones exclusivas”, mientras que la Nación de Facebook exhibe los actos privados de los hombres.

No tienen de donde agarrase, en una realidad virtual liquida; donde lo dicho hace 10 minutos, puede ser contradicho en tiempo real.

Es una mêlée nocturna, no se diferencia amigo de enemigos, o aliados estratégicos y/o circunstanciales.

Todos dan y todos “cobran”, y la única táctica astuta, es la de los cartoons; salirse del torbellino, tomar distancia y disfrutar del espectáculo.

Mientras se aprovecha el respiro, para elucubrar estrategias que superen la coyuntura; esa de la que fueron creadores y amos de reyes, y hoy pagan con usura.

¿Qué pasara mañana, o el mes que viene?, para tener una aproximación, hay que volver a las sabias enseñanzas de Murphy.

Y recordar que una carpeta llena de recortes no es Inteligencia, o que la Perplejidad es el bisturí del Análisis.

PD, para los que se quejen de hermetismo; este texto no lo es, pues la clave esta en El Péndulo de Foucault, de HE; o en su defecto, recordando Física de Secundaria.

Se lo quieren mas fácil, el Pergoleninismo y el Liberal-Progresismo , ya están trabajando en ello.

1/ http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1307509

2/ http://www.lanacion.com.ar/nota.asp?nota_id=1307935

3/ http://24con.elargentino.com/2009/12/25/nota/32759-Lousteau-festej%C3%B3-con-el-clan-Ortega-y-varios-famosos/