martes, 1 de marzo de 2011

Candidatos Mediáticos, el Poder como Transformación, y la Perdurabilidad en el Tiempo y Espacio.

Entre el aparente poder político que ustedes tienen, tal como se manifiesta año tras año en el creciente números de votos que obtienen y en las elecciones que ganan; entre esa aparente fuerza y la verdadera fuerza de la influencia y de la acción, hay un contraste que se hace mas evidente a medida que crece la fuerza electoral de ustedes.

¡Ah, si!

Al día siguiente de las elecciones de junio, en las que ustedes obtuvieron tres millones de votos, se nos abrieron los ojos: tienen ustedes una admirable capacidad de propaganda, de reclutamiento y atracción de miembros, pero ni su tradición, ni su proletariado, ni los mecanismos establecidos en su constitución, les permiten emplear esa fuerza colosal en una acción real y efectiva.

Ustedes han ocultado su impotencia para la acción con la intransigencia de sus formulas teóricas.

No, no se trata del 28 de Junio de 2009; los conceptos son Jean Jaurés, en el Congreso de Ámsterdam de 1904.

Pero, a pesar del siglo de diferencia, y de tratarse de una interna entre alemanes y franceses; donde se discutía la Hegemonía de la Línea Política de la Socialdemocracia europea, y sus Organizaciones Anexas; de Partidos, Sindicatos, Cooperativas, Centros Culturales, etc.

Pone el dedo en una llaga de la Política argentina de los últimos 30 años; la inexistencia de relación orgánica entre lo Electoral y la Praxis como Poder de Transformación.

Las Tesis pequeñoburgueses de Acumulación, como si el Poder Político fuera equivalente a una operación financiera; a dejado de lado la Clásica noción de Construcción Política.

Fundada en la Confianza Política, que es el resultado de la Affectio Societatis; un continuo de lealtades mutuas, que permiten amortiguar las derrotas, y un despliegue vertiginoso en las victorias.

El trípode Dirigentes, Militantes y Simpatizantes; con sus diferentes niveles de RESPONSABILIDADES Políticas, se convertía en el Clásico Candidatos, Activistas y Electores.

Típica de los Partidos de Masas Catch-all; Republicanos y Demócratas de USA; Conservadores y Laboristas de UK, Democratacristianos y Socialdemócratas alemanes, PSOE y Populares españoles.

Y cuando, por distintos motivos, existe la fragmentación, se crea legislación ad hoc como la V Republica Francesa; para consolidar bloques que cubran en profundidad la Sociedad Civil y el Estado.

El tema de Affectio Societatis llega ser tan importante, que una Autócrata como Margaret Thatcher realizaba “surgery” o “clinic”, como mínimo 1 vez cada 15 días.

Traducido a peronista; se reunía con SUS Electores y Activistas, de SU Distrito, para la Ronda de Cuestionamiento.

Repito, no iba a disertar, sino a escuchar y responder.

Ídem, con los Círculos de Militantes del resto de los Distritos; no sea que estos, “apretados” por los electores, “apretaran” a los MP, que son los que dan el Voto de Confianza o Censura al Primer Ministro.

A pesar de todos sus esfuerzos, no pudo evitar “su Asesinato Político”, en 1990; los Tories corrían el riesgo de ser arrasados por la Inflación, la Recesión, el Poll Tax y el Motín de Trafalgar Square.

http://en.wikipedia.org/wiki/Conservative_Party_(UK)_leadership_election,_1990

Como Partido de Estado, igual que los Laboristas y los otros ejemplos; son Maquinarias que no solo buscan ganar la elección, y ejercer la Gestión, sino mantener y consolidar el Poder.

Para eso existen.

A partir de los 80, en la Argentina, comenzó un fenómeno bastante pernicioso; se compro la “idea” del Marketing Político Americano, sin comprender las condiciones especificas de USA.

Donde, a pesar de las monstruosas cifras que se gastan en los Medios, el “Voluntariado” Político es un factor de Primera línea.

Sindicatos, Iglesias, Centros Estudiantiles, Grupos específicos de Interés, etc.; están en Campaña Permanente.

Repartiendo el cotillon electoral, puerta por puerta, teléfono a teléfono, persona a persona; y los equivalentes yanquis de “surgery” o “clinic” se materializan como “pork barrell”.

Una base Militar en la zona, una fábrica de los Contratistas Federales, un puente a ninguna parte, fondos federales o estaduales para Escuelas u Hospitales, etc.

Toma y Daca, cada dos años hay que pasar el examen; y si se tiene éxito, se puede mantener la banca durante Décadas; como los Kennedy en Massachusetts.

Aquí, en nuestro país, se sustituyo a la Militancia/Activista por los Medios.

Candidato, Medios, Electores; y estos últimos se convirtieron en Consumidores de Imagen.

Los históricos Julián Sancerni Giménez fueron remplazados por los Coti Nosiglia; que llevaron a un partido centenario como la UCR, que era como las estafetas postales o las parroquias católicas; de la Histórica Victoria del 83 a la Histórica Derrota del 2003; 3%.

http://www.magicasruinas.com.ar/revistero/argentina/reportaje-caudillo-radical.htm

Sobrevivió, porque es una religión laica; y las construcciones territoriales, fueron las trincheras que los mantuvieron a nivel municipal, provincial y nacional.

Mientras que los Candidatos Mediáticos, “construidos” marquetineramente, “acumulaban” en base a la popularidad efímera de Bailando por un sueño, o Gran Hermano.

¿Dónde están los MILLONES de votos de Chacho Álvarez, Fernández Meijide, Cavallo, López Murphy, Luis Zamora, etc.?

No es de extrañar la anomia de la Oposición, con sus partidos personales y personalistas; ni que la UCR resurgiera como Lázaro luego de la Muerte de Raúl Alfonsín.

Caudillo amado, y a la vez verdugo del Radicalismo; que fue dejando jirones con cada maniobra “genial”; que alienaba a sus propios militantes.

Ganar gana cualquiera; y el ejemplo, Compañero Abel, es la CABA; Erman González, de la Rua, Ibarra y Macri.

Fabulosos “acumuladores” de votos, que son voluntades; pero también grandes “despilfarradores” de oportunidades de construcción.

Con una masa casi inconmensurable de fondos; 40 veces de las que dispusieron Binner y Juez, 80 veces la de Sabbatella en Morón, 160 lo de Balestrini, Ishi, Mussi y Othacehé.

Cualquier inútil, con “buena imagen”, puede pretender ser PEN; como de la Rua en su momento, o ahora Macri.

Si Ibarra no hubiera tenido la “mala suerte” de Cromagnon, seria Candidato Presidencial.

¿Se lo imaginan enfrentando a una Cámara de Diputados fragmentada como la legislatura de la CABA?

¿O teniendo que “negociar” con los Altos Chacales del Senado?

Para no hablar de las Corporaciones Mediáticas, la Iglesia, los Capitanes de la Industria, los Coroneles del Campo, Sindicatos, Piqueteros y otras manifestaciones como las de Blumberg.

Es cierto que se necesitan “Candidatos” con “Carisma”, aunque los “diseñe” Duran Barbas, Duda Mendoça, Agulla, Pergolini o Ratto; para ganar las Elecciones.

Pero eso no alcanza; según la tesina de Eusebio Benítez Torres, 2003, Universidad Autónoma Metropolitana, Unidad Iztapalapa; paginas 24 y 25; hacer clic aquí.

Agrupación que aspira al gobierno o dominación del Estado, con una ideología y un programa de acción definidos y una organización estatuida…

Son agrupaciones de ciudadanos que se organizan, con un programa ideológico y con la finalidad de llegar al gobierno y que rivalizan por obtener el apoyo popular con otros grupos o grupos que mantienen puntos de vista opuestos”. (Berlín Valenzuela)

……

Duverger nos decía que “un partido no es una comunidad, sino un conjunto de comunidades, una reunión de pequeños grupos diseminados a través del país (secciones, comités, asociaciones locales, etc.) ligados por instituciones coordinadoras….

Cada partido tiene su propia estructura, que no se parece casi a la de los demás.

A pesar de todo; pueden distinguirse cuatro grandes tipos de elementos de base, a los que se pueden relacionar la mayoría de los partidos existentes: el comité, la sección, la célula y la milicia”

OJO; MILICIA=MILITANCIA.

Un partido de acuerdo a Sartori, “es cualquier grupo político que se presenta a elecciones (libres o no) y que puede colocar mediante elecciones a sus candidatos en cargos públicos…

Los Partidos no son facciones…un partido es parte de un todo…

Los partidos son conductos de expresión”.

Un partido político es “toda asociación voluntaria perdurable en el tiempo dotada de un programa de gobierno de la sociedad en su conjunto, que canaliza determinados intereses sectoriales y aspira a ejercer el poder político o participar en él mediante su representación reiterada a los procesos electorales”. (Cotarelo, Ramón)

Jesús Silva-Herzog Márquez dice que “un partido es una maquina de intereses en busca de confianza.

En este vinculo de ambición y créditos podrá encontrase la clave de su existencia.

Un partido es, como las armas en los tiempos de guerra o la sangre en siglos aristocráticos, una escalera al poder.

Pero a diferencia de ellos, los peldaños de un partido político en democracia ayudan al ambicioso a trepar si es capaz de ganar la confianza del otro.

Un partido es un hervidero de aspiraciones; debe ser también un deposito de confianza”.

Las numerosas definiciones que se han dado de los partidos políticos insisten en aspectos diversos según los puntos de vista de sus autores.

Pero en la práctica totalidad coinciden en que lo fundamental es la toma y el ejercicio del poder político.

Eso es lo que los distingue a los partidos políticos de otras organizaciones también políticas y, por supuesto, de todas las privadas.

¿Hay alguna similitud con lo que se ve en el actual Sistema Político?

¿Tenemos UN Sistema Político?

¿Cómo explicamos la caída de De Narváez del 34% al 16%; y solo se recupera porque Scioli es “Derechoso”?

¿O seguimos dependiendo de los Tinelli y Rial, como en otros tiempos dependíamos de los Neustad, Grondona y Lanata?

En fin, todo queda en manos del Soberano; que en su oportunidad decidirá lo que crea más conveniente.

5 comentarios:

Lada dijo...

Muy interesante, me permito una mención rápida (siempre es bueno volver a los clásicos) a la distinción que podía encontrarse en Durkheim entre el nivel "morfológico" del tejido social, y el más volátil de las "representaciones".
El peligro de una excesiva presencia de las representaciones colectivas, mutables, inconsistentes, en el centro de la vida política del conjunto (es decir, en el Estado) es lo que le hace abogar a Durkheim por la necesaria presencia de factores permanentes de comunicación entre el Estado y el cuerpo social, los "grupos secundarios" (territoriales o profesionales, las corporaciones), instancias de contacto permanente de los individuos entre sí, a la par que correas de transmisión con la esfera gubernamental.
En ausencia de esta base firme, lo que tenemos es el triunfo de la política basada en el cambiante flujo de los "estados de opinión", de las "representaciones", que hoy van en una dirección y mañana en otra.
Saludos.

ayjblog dijo...

Manolo
me lo traduce al castellano el comment por favor, parafraseando, Puan estuvo siempre cerca, atras del Posadas, lo entienden todo eso?

Anónimo dijo...

Partidos, hoy y aquí: empresas de marketing electoral cuya materia prima son las encuestas y su forma de maximizar beneficios es alcanzar la caja de los dineros públicos. Pudieron haber sido otra cosa -hasta el meollo de lo argentino o una religión cívica- pero hoy son sólo eso.

Lada dijo...

Pido disculpas, releyendo el mensaje percibo que efectivamente es bastante ilegible. Sólo quería señalar que ya hace más de cien años algunos señalaban los problemas para la democracia del excesivo peso de la "opinión pública". Frente a esto, gente como Durkheim (y otros también, claro) marcaban la necesidad de estructuras estables y permanentes de deliberación y cohesión social. Para el caso, los partidos ocuparían un lugar semejante, de acuerdo a lo señalado por Manolo.
Eso es todo, perdón por la jerga "puanesca". Saludos nuevamente.

Lada dijo...

Pido disculpas, releyendo el mensaje percibo que efectivamente es bastante ilegible. Sólo quería señalar que ya hace más de cien años algunos señalaban los problemas para la democracia del excesivo peso de la "opinión pública". Frente a esto, gente como Durkheim (y otros también, claro) marcaban la necesidad de estructuras estables y permanentes de deliberación y cohesión social. Para el caso, los partidos ocuparían un lugar semejante, de acuerdo a lo señalado por Manolo.
Eso es todo, perdón por la jerga "puanesca". Saludos nuevamente.