miércoles, 1 de junio de 2011

CFK, Hollywood y la Resiliencia Peronista, ¿o era Rioplatense?


Esa capacidad de resistencia se prueba en situaciones de fuerte y prolongado estrés, como por ejemplo el debido a la pérdida inesperada de un ser querido, al maltrato o abuso psíquico o físico, al abandono afectivo, al fracaso, a las catástrofes naturales y a las pobrezas extremas.

Podría decirse que la resiliencia es la entereza más allá de la resistencia.

Es la capacidad de sobreponerse a un estímulo adverso.


“La resiliencia es la capacidad que posee un individuo frente a las adversidades, para mantenerse en pie de lucha, con dosis de perseverancia, tenacidad, actitud positiva y acciones, que permiten avanzar en contra de la corriente y superarlas”.

E. Chávez y E. Yturralde (2006)


“La resiliencia es un proceso dinámico que tiene por resultado la adaptación positiva en contextos de gran adversidad”.

Luthar (2000)


“La resiliencia distingue dos componentes: la resistencia frente a la destrucción, es decir, la capacidad de proteger la propia integridad, bajo presión y, por otra parte, mas allá de la resistencia, la capacidad de forjar un comportamiento vital positivo pese a las circunstancias difíciles”.

Vanistendael (1994)


“La resiliencia se ha caracterizado como un conjunto de procesos sociales e intra-psíquicos que posibilitan tener una vida «sana» en un medio insano.

Estos procesos se realizan a través del tiempo, dando afortunadas combinaciones entre los atributos del niño y su ambiente social y cultural”.

Rutter (1992)


“Habilidad para resurgir de la adversidad, adaptarse, recuperarse y acceder a una vida significativa y productiva”.

ICCB, Institute on Child Resilience and Family (1994)


“El arte de vencer las adversidades con los pies en la madre tierra”.

Jorge Montoya Avecías (2006)


“Concepto genérico que se refiere a una amplia gama de factores de riesgo y su relación con los resultados de la competencia.

Puede ser producto de una conjunción entre los factores ambientales y el temperamento, y un tipo de habilidad cognitiva que tienen algunos niños aun cuando sean muy pequeños”.

Osborn (1996)


“Capacidad del ser humano para hacer frente a las adversidades de la vida, superarlas e inclusive, ser transformados por ellas”.

Grotberg (1995)


“La resiliencia significa una combinación de factores que permiten a un niño, a un ser humano, afrontar y superar los problemas y adversidades de la vida, y construir sobre ellos”.

Suárez Ojeda (1995)


“La resiliencia es una respuesta global en la que se ponen en juego los mecanismos de protección, entendiendo por estos no la valencia contraria a los factores de riesgo, sino aquella dinámica que permite al individuo salir fortalecido de la adversidad, en cada situación específica y respetando las características personales”.

Infante (1997)


Es asombroso ver la Cristino-dependencia de ciertas Oposiciones al Oficialismo.

Se puede comprender que ciertos grupos, y/o personajes, del kirchnerismo solo puedan ser influyentes a su sombra; como lo fueron cuando estaba entre nosotros NK.

Es, fue, y será algo “natural”, cuando se trata de Política en sentido amplio.

No importa si es el Papa, el Presidente de la AFA, la Redacción de La Nación, o la Facultad de Filosofía y Letras.

Quienes hayan “construido” seguirán; y quienes no, saldrán de la cancha, directo a la calle.

Pero que grupos Opositores dependan del fetiche contrario, es la más palmaria demostración de incapacidad e ineptitud politica; son, en sentido estricto, parásitos.

Que agonizan apenas desaparece el objeto del cual se nutren.

¿Qué creo yo sobre la decisión de ser candidata a 2011/15?

La Compañera no es Jesucristo, no tiene el Deber de Sacrificio hacia nosotros; ver “duty to sacrifice”.

No somos SUS Hijos, SU Hombre, o SUS Padres y Hermanos; solo somos sus Compañeros y Compatriotas.

En la Doctrina Peronista es un tema muy claro; es elogiable el Compromiso, el Esfuerzo y hasta la Abnegación.

Pero el Sacrificio físico y emocional es una decisión personalísima; que nadie tiene el Derecho de Exigir a nadie.

Ni tampoco es materia de juicio, y menos de condena.

Si decide ser, como ya se ha dicho hasta el cansancio, tiene el voto.

Si no decide ser, porque siente que ha dado todo lo que tenía para dar; la gratitud y el reconocimiento.

En el Peronismo, como CFK dijo una vez; no hay Reclutas ni carne de Cañón.

Héroes no Mártires.

Habrá que arremangarse, quienes quieran hacerlo, y volver a comenzar.

¿O a caso no se sobrevivió a Evita, el 55, la desaparición de Perón, el 76, la derrota del 83, los saqueos y la híper 89/92, la derrota del 99, el 2001/03, la 125, el 28J, la muerte de NK, etc.?

La “actitud” correcta, no es la del Titanic, sino la del Poseidón; o mas correspondiente con la “quimera” que nos identifica; hacer clic aquí.

Ya se que es Hollywood, y esa “entereza” no es patrimonio exclusivo del peronismo.

Hay muchos argentinos que la tienen, las pruebas sobran; pero sus Dirigentes, lo repito, son parásitos incapaces de valerse por si mismos.

En ultima instancia, mas allá de la Pantalla de Plata, si la ocasión es tan desesperada; el estomago robusto tamben es Resiliencia; hacer clic aquí.

7 comentarios:

Anónimo dijo...

había que decirlo y muy bien dicho está, gracias Manolo

Casiopea dijo...

Me gustó este posteo.

Mermelada de boludos dijo...

Usted qué haría Manolo en su lugar?

Mermelada de boludos dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Anónimo dijo...

mmm Manolo, sabe, yo le tengo fe a su capacidad de analisis y futurologia.
Y si escribe lo que escribio, mucho me parece que las elecciones van a estar mas peleadas de lo que pareceria

ayj

desvinchado dijo...

Weber y la dominación carismática manolo. El portador del carisma designa al sucesor, tarde o temprano va a pasar, la decisión es de la compañera, como bien decís.
Abrazo

Mensajero dijo...

Existen algunos dirigentes que no se están definiendo en el anti.
Y aún así....
Es que la incapacidad para disfrutar del ponerse en manos de otro, es el duro precio del individualismo y la ventaja deportiva que, debe asumirse, se está otorgando.
A la hora de subirse a un colectivo, se hace con guantes, para no infectarse en las manijas, y estratégicamente parados, lo más cerca posible, de la puerta de salida.
Cuesta confiar más que en uno mismo.
La crítica furiosa al colectivo adversario es el Rivotril que facilita el sueño en medio de la desazón.
Con los reparos del caso, sentiría menos angustia piloteando un avión o enterrando el bisturí en mi carne fresca, que poniéndome en manos de un piloto o de un anestesista.