viernes, 30 de setiembre de 2011

¿Crisis Financiera?, ¿Crisis de Autoridad?; Guilhem de Nogaret lo soluciona.

Quienes se quejan de Guillermo Moreno deberían conocer la historia de su tocayo; hacer clic aquí.

Y mejor no metemos con su Jefe Político, hacer clic aquí, caracterizado por Bernard Saisset:

“Ce n'est ni un homme ni une bête.

C'est une statue”.

A pesar de todas las críticas que se le puedan realizar, se lo reconoce como uno de los fundadores del Estado en Europa Occidental, tal cual lo conocemos hoy.

Donde los Abogados son la Columna Vertebral de la Administración.

Política 2.0; Beavis y Butt-head vs. Daria y Quinn.



Hoy en día tenemos demasiado de los primeros, y los resultados están a la vista de quien quiera ver.

Pero caer en Daria, y solo en ella, es reproducir virtualmente Carta Abierta y Aurora; plomazos insoportables que te están respondiendo, ahora, lo que era urgente hace una semana.

Es necesario sumarle la frivolidad, despiadada e incisiva, de Quinn; para la Sinergia que concreta en lo físico lo virtual.

Se que, por los resultados del 14 de Agosto, estamos en una calma chica; pero nadie asegura cuanto va a durar, ni que la alterara.

No sea que nos encontremos con un cachetazo como la 125, por estar papando moscas, o jugando al más boludo con la oposición.

Patria Sindical y Estado 1943/201?; Lenin, las "corporaciones de trabajo" y los "inspectores y contables".


…es más agradable y provechoso vivir "la experiencia de la revolución" que escribir acerca de ella.

VIL (Владимир Ильич Ленин)


Decidir una vez cada cierto número de años qué miembros de la clase dominante han de oprimir y aplastar al pueblo en el parlamento: he aquí la verdadera esencia del parlamentarismo burgués, no sólo en las monarquías constitucionales parlamentarias, sino también en las repúblicas más democráticas.

Pero si planteamos la cuestión del Estado, si enfocamos el parlamentarismo como una de las instituciones del Estado, desde el punto de vista de las tareas del proletariado en este terreno, ¿dónde está entonces la salida del parlamentarismo?

¿Cómo es posible prescindir de él?

Hay que decir, una y otra vez, que las enseñanzas de Marx, basadas en la experiencia de la Comuna, están tan olvidadas, que para el "socialdemócrata" moderno (léase: para los actuales traidores al socialismo) es sencillamente incomprensible otra crítica del parlamentarismo que no sea la anarquista o la reaccionaria.

La salida del parlamentarismo no está, naturalmente, en la abolición de las instituciones representativas y de la elegibilidad, sino en transformar las instituciones representativas de lugares de charlatanería en "corporaciones de trabajo".

"La Comuna debía ser, no una corporación parlamentaria, sino una corporación de trabajo, legislativa y ejecutiva al mismo tiempo".

"No una corporación parlamentaria, sino una corporación de trabajo": ¡este tiro va derecho al corazón de los parlamentarios modernos y de los "perrillos falderos" parlamentarios de la socialdemocracia!

Fijaos en cualquier país parlamentario, de Norteamérica a Suiza, de Francia a Inglaterra, Noruega, etc.: la verdadera labor "de Estado" se hace entre bastidores y la ejecutan los ministerios, las oficinas, los Estados Mayores.

En los parlamentos no se hace más que charlar, con la finalidad especial de embaucar al "vulgo".

Y tan cierto es esto, que hasta en la república rusa, república democrática burguesa, antes de haber conseguido crear un verdadero parlamento, se han puesto de manifiesto en seguida todos estos pecados del parlamentarismo.

Héroes del filisteísmo podrido como los Skóbelev y los Tsereteli, los Chernov y los Avkséntiev se las han arreglado para envilecer hasta a los Soviets, según el patrón del más sórdido parlamentarismo burgués, convirtiéndolos en vacuos lugares de charlatanería.

En los Soviets, los señores ministros "socialistas" engañan a los ingenuos aldeanos con frases y con resoluciones.

En el gobierno, se desarrolla un rigodón permanente, de una parte para "cebar" con puestecitos bien retribuidos y honrosos al mayor número posible de socialrevolucionarios y mencheviques, y, de otra parte, para "distraer la atención" del pueblo.

¡Mientras tanto, en las oficinas y en los Estados Mayores "se desarrolla" la labor "del Estado"!

El "Dielo Naroda", órgano del partido gobernante de los "socialistas revolucionarios", reconocía no hace mucho en un editorial- con esa sinceridad inimitable de las gentes de la "buena sociedad" en la que "todos" ejercen la prostitución política -que hasta en los ministerios regentados por "socialistas" (¡perdonad la expresión!), que hasta en estos ministerios ¡subsiste sustancialmente todo el viejo aparato burocrático, funcionando a la antigua y saboteando con absoluta "libertad" las iniciativas revolucionarias!

Y aunque no tuviésemos esta confesión, ¿acaso la historia real de la participación de los socialrevolucionarios y los mencheviques en el gobierno no demuestra esto?

Lo único que hay de característico en esto es que los señores Chernov, Rusánov, Sensínov y demás redactores del "Dielo Naroda", asociados en el ministerio con los kadetes, han perdido el pudor hasta tal punto, que no se avergüenzan de contar públicamente, sin rubor, como si se tratase de una pequeñez, ¡¡que en "sus" ministerios todo está igual que antes!!

Para engañar a los campesinos ingenuos, frases revolucionario-democráticas, y para "complacer" a los capitalistas, el laberinto burocrático-oficinesco: he ahí la esencia de la "honorable" coalición.

La Comuna sustituye el parlamentarismo venal y podrido de la sociedad burguesa por instituciones en las que la libertad de crítica y de examen no degenera en engaño, pues aquí los parlamentarios tienen que trabajar ellos mismos, tienen que ejecutar ellos mismos sus leyes, tienen que comprobar ellos mismos los resultados, tienen que responder directamente ante sus electores.

Las instituciones representativas continúan, pero desaparece el parlamentarismo como sistema especial, como división del trabajo legislativo y ejecutivo, como situación privilegiada para los diputados.

Sin instituciones representativas no puede concebirse la democracia, ni aun la democracia proletaria; sin parlamentarismo, sí puede y debe concebirse, si la crítica de la sociedad burguesa no es para nosotros una frase vacua, si la aspiración de derrocar la dominación de la burguesía es en nosotros una aspiración seria y sincera y no una frase "electoral" para cazar los votos de los obreros, como es en los labios de los mencheviques y los socialrevolucionarios, como es en los labios de los Scheidemann y Legien, los Sembat y Vandervelde.

Es sobremanera instructivo que, al hablar de las funciones de aquella burocracia que necesita también la Comuna y la democracia proletaria, Marx tome como punto de comparación a los empleados de "cualquier otro patrono", es decir, una empresa capitalista corriente, con "obreros, inspectores y contables".

En Marx no hay ni rastro de utopismo, en el sentido de que invente y fantasee sobre la "nueva" sociedad.

No, Marx estudia como un proceso histórico-natural cómo nace la nueva sociedad de la antigua, estudia las formas de transición de la antigua a la nueva sociedad.

Toma la experiencia real del movimiento proletario de masas y se esfuerza en sacar las enseñanzas prácticas de ella.

"Aprende" de la Comuna, como todos los grandes pensadores revolucionarios no temieron aprender de la experiencia de los grandes movimientos de la clase oprimida, no dirigiéndoles nunca "sermones" pedantescos (por el estilo del "no se debía haber empuñado las armas", de Plejánov, o de la frase de Tsereteli: "una clase debe saber moderarse").

No cabe hablar de la abolición repentina de la burocracia, en todas partes y hasta sus últimas raíces.

Esto es una utopía.

Pero el destruir de golpe la antigua máquina burocrática y comenzar a construir inmediatamente otra nueva, que permita ir reduciendo gradualmente a la nada toda burocracia, no es una utopía; es la experiencia de la Comuna, es la tarea directa, inmediata, del proletariado revolucionario.

El capitalismo simplifica las funciones de la administración del "Estado", permite desterrar la "administración burocrática" y reducirlo todo a una organización de los proletarios (como clase dominante) que toma a su servicio, en nombre de toda la sociedad, a "obreros, inspectores y contables".

Nosotros no somos utopistas.

No "soñamos" en cómo podrá prescindirse de golpe de todo gobierno, de toda subordinación, estos sueños anarquistas, basados en la incomprensión de las tareas de la dictadura del proletariado, son fundamentalmente ajenos al marxismo y, de hecho, sólo sirven para aplazar la revolución socialista hasta el momento en que los hombres sean distintos.

No, nosotros queremos la revolución socialista con hombres como los de hoy, con hombres que no puedan arreglárselas sin subordinación, sin control, sin "inspectores y contables".

Pero a quien hay que someterse es a la vanguardia armada de todos los explotados y trabajadores: al proletariado.

La "administración burocrática" específica de los funcionarios del Estado, puede y debe comenzar a sustituirse inmediatamente, de la noche a la mañana, por las simples funciones de "inspectores y contables", funciones que ya hoy son plenamente accesibles al nivel de desarrollo de los habitantes de las ciudades y que pueden ser perfectamente desempeñadas por el "salario de un obrero".

Organizaremos la gran producción nosotros mismos, los obreros, partiendo de lo que ha sido creado ya por el capitalismo, basándonos en nuestra propia experiencia obrera, estableciendo una disciplina rigurosísima, férrea, mantenida por el Poder estatal de los obreros armados; reduciremos a los funcionarios del Estado a ser simples ejecutores de nuestras directivas, "inspectores y contables" responsables, amovibles y modestamente retribuidos (en unión, naturalmente, de técnicos de todas clases, de todos los tipos y grados): he ahí nuestra tarea proletaria, he ahí por dónde se puede y se debe empezar al llevar a cabo la revolución proletaria.

Este comienzo, sobre la base de la gran producción, conduce por sí mismo a la "extinción" gradual de toda burocracia, a la creación gradual de un orden -- orden sin comillas, orden que no se parecerá en nada a la esclavitud asalariada --, de un orden en que las funciones de inspección y de contabilidad, cada vez más simplificadas, se ejecutarán por todos siguiendo un turno, acabarán por convertirse en costumbre, y, por fin, desaparecerán como funciones especiales de una capa especial de la sociedad.

Un ingenioso socialdemócrata alemán de la década del 70 del siglo pasado, dijo que el correo era un modelo de economía socialista.

Esto es muy exacto.

Hoy, el correo es una empresa organizada según el patrón de un monopolio capitalista de Estado.

El imperialismo va convirtiendo poco a poco todos los trusts en organizaciones de este tipo.

En ellos vemos esa misma burocracia burguesa, entronizada sobre los "simples" trabajadores, agobiados de trabajo y hambrientos.

Pero el mecanismo de la gestión social está ya preparado en estas organizaciones.

No hay más que derrocar a los capitalistas, destruir, por la mano férrea de los obreros armados, la resistencia de estos explotadores, romper la máquina burocrática del Estado moderno, y tendremos ante nosotros un mecanismo de alta perfección técnica, libre del "parásito" y perfectamente susceptible de ser puesto en marcha por los mismos obreros unidos, dando ocupación a técnicos, inspectores y contables y retribuyendo el trabajo de todos éstos, como el de todos los funcionarios del "Estado" en general, con el salario de un obrero

http://lahaine.org/internacional/estadorevolLenin.htm

http://www.marxists.org/espanol/lenin/obras/1910s/estyrev/hoja4.htm



El Estado y la revolución, Wikipedia, para los intelectualmente perezosos; hacer clic aquí.

Sobre 1943, y el Coronel que propuso el Poder Organizado de Lasalle; la clave es “anarquista”, que era la fraccion mas importante del Movimiento Obrero Organizado.

Aun mas que Socialismo Reformista (IIª Internacional) y Partido Comunista (IIIª Internacional).

Diego Abad de Santillán y Osvaldo Bayer, se han devanado los sesos para tratar de entender que sucedió con el Poderoso Anarco-sindicalismo argentino, del primer tercio del siglo XX, que se “evaporo” luego del 17 de Octubre.

Mientras que Gino Germani et al, para poder “acomodar” la Realidad a la Teoría, “omitieron” Quebracho y La Patagonia Trágica.

Si hubieran visto “No habrá más penas ni olvido”, hacer clic aquí; no habrían tenido mas remedio que reconocer la “sospechosa” similitud entre: “Yo siempre fui peronista, nunca me metí en política” y el “Yo no me meto en Política, soy Sindicalista (o Anarcosindicalista)” del Programa de Amiens, hacer clic aquí, y también aquí, y por ultimo aquí.

Ojo, el tema de “Solidaridad, mientras se debate ¿Qué hacer?”; también es paradigmático de la pequeña burguesía “revolucionaria”.

En fin, es lo que hay.

PD, sobre 201?, es tema para una docena de post; porque tiene que ver con el “de aquí en mas”.

Si hay tiempo, y “motivación” política,… :-P

Superávit Comercial y la “Primavera Árabe”, lo esencial es invisible a los ojos.


“En 2010 el intercambio comercial con el bloque Asean (integrada por Brunei, Camboya, Filipinas, Indonesia, Laos, Malasia, Myanmar, Singapur, Tailandia y Vietnam), con China, Japón, la India y Corea del Sur, registró un saldo positivo de 379 millones de dólares, favorecidos por los altos precios de las commodities que la Argentina le vende al continente y que permite mantener ese superávit.

Sin embargo, éste se sigue reduciendo por las crecientes importaciones de productos asiáticos.

El grueso del intercambio se produce con naciones del Lejano Oriente y si bien continúan incrementándose las operaciones con el Medio Oriente, éstas son marginales.

Medio Oriente comprende a los fines estadísticos argentinos a Arabia Saudita, Bahrein, Emiratos Arabes Unidos, Irán, Irak, Israel, Jordania, Kuwait, Líbano, Omán, Qatar, República de Yemen, Siria y Territorio Autónomo Palestino, con este bloque regional la Argentina tuvo en 2010 un saldo positivo en su balanza comercial de US$ 2565 millones, con ventas por US$ 2868 millones e importaciones por US$ 303 millones.

Este bloque contribuye a mantener por el momento el saldo de la balanza comercial argentina superavitaria”.

Asia, el segundo socio de la Argentina

El continente participa con el 27% del total de las exportaciones nacionales, cada vez más cerca del Mercosur.

En cuanto a las importaciones, es origen del 23% de las compras internacionales

Martes 06 de septiembre de 2011

Marcelo Santoro, La Nación, hacer clic aquí.



La “obsesión” China; ¿es producto de la “Nostalgia” por el viejo Imperio Británico, o simplemente se debe a las modas marquetineras de los libros de autoayuda del Hudson y el Tamesis?

La nota de más arriba, que es impecable en la data, a su vez muestra los gravísimos errores de interpretación que generan los “sesgos” del prejuicio; que se evidencian en el titulo y la bajada.

Se toma Asia como conjunto, pero al hacer el desglose del superávit; que es lo que interesa en estos días; se invisibiliza la proporción de ambos subconjuntos.

En leguaje futbolero, para que lo entiendan los lectores de la Blogosfera Económica Argentina; Medio Oriente golea 7 a 1 al Lejano Oriente, y eso no es todo.

Porque no se toma en consideración al Norte de África y Egipto; que desde lo Culturalmente Geopolítico, ES una UNIDAD con Medio Oriente.


“El documento indicó que Argentina registró en el 2010 un superávit comercial con Egipto de 945 millones de dólares, lo que significó un alza de 7,8 por ciento frente al año anterior, mientras que el saldo favorable con Libia alcanzó a 129 millones, verificando una suba de 1,1 por ciento interanual.

"El conflicto en el Norte de África puede afectar la Balanza Comercial argentina, el Balance Cambiario si quedan impagos algunos embarques y por las eventuales menores ventas, las empresas exportadoras se verán perjudicadas, entre otras consecuencias; ello, sin considerar en esta instancia el caso de diseminación del conflicto a otros países", alertó el Iaef”.

Los conflictos en África afectarían saldo comercial

Martes 15 Marzo de 2011

Territorio Digital.com; hacer clic aquí.



Desde la mirada mas cruda, sobre la “Sustentabilidad” del Modelo, la Media Luna Musulmana; Norte de África, Egipto, Medio Oriente, el Golfo e Irán; es tan Importante como Sudamérica en bloque, mas que el Mercosur en si mismos, y muchísimo mas que China y los Tigres Asiáticos.

Ejemplo, Libia, antes de la intervención “humanitaria”, equivalía por si sola, a 1/3 del superávit con el Lejano Oriente; mientras que Egipto casi lo TRIPLICA.

Ahora bien, la Administración Política, o sea CFK; no esta en babia sobre el tema; solo hay que recordar las posturas POLITICAS del ultimo semestre, que tantas “dudas” genera en los Idóneos de las RREE de los medios masivos y especializados.

El problema, con sus COSTOS políticos incluidos, es del Mainstream Económico y el de Política Exterior; que siguen vendiendo fruta, más por inercia ideológica que por ignorancia.

En fin, es lo que hay; lo que se ve es lo que se obtiene.