viernes, 1 de junio de 2012

Infiltrando al PROgresismo; el aullido, desgarrador, de Jorge Asís.





“Tal vez el eje de toda la visión ordenadora pase por la idea de que el quiebre es temporal.

No es derecha/izquierda, mentira/honestidad.

Estatal/privatizador, ideología/gestión.

Es pasado/futuro”.

Para que quede clarito, el PRO tiende hacia el futuro.

El “desarrollo y trabajo”, que signa a la agrupación, “pertenece al siglo veintiuno”.

En su línea de interpretación, y en una sorprendente muestra de pedantería temporal, las restantes opciones políticas pertenecen, en su totalidad, al siglo veinte.

Son -se imaginan- los “fundamentalistas del futuro”.

Apasionados por la cronología, que se impone sobre la ideología.

El almanaque brota, aquí, como un instrumento inapelable de la transformación social.

Es una “visión y una realidad revolucionaria y contracultural en la historia argentina”.
……………


“Estoy cerca tuyo, entiendo lo que te pasa, siento lo que sentís”.
………..

“Quien desee ser cercano tendrá que estar, en primer lugar, cercano a sí mismo”.
………..

“Nos despertamos a la mañana pensando en lo que vamos a hacer, no en lo que va a pasar”.

Unos buscan “culpables”.

Otros, los fundamentalistas del futuro del PRO, buscan “soluciones”.
…………..

En fin, Mauricio Macri, como candidato eventual, es infinitamente más importante que la fuerza política que lo sostiene en el imaginario.

Y el PRO, que aún genera una marcada expectativa en los grandes centros urbanos, contiene, a pesar de los inquietos redactores con iniciativas, una pronunciada fragilidad intelectual.

Para parafrasear a Milan Kundera, “Nuestra Idea”, con su tolerable levedad, certifica la indeseable sentencia que nos pertenece.

“El PRO no es bueno ni malo.

Es insustancial”.

Perfectamente los suscriptores del texto liminar pueden estampillar, al Portal, de antiguo.

La condena explícita de pertenecer al siglo veinte.

Sin pertenecer, como el PRO, al siglo veintiuno.

En todo caso se equivocan.

Adscribimos, por arbitrariedad del director, al siglo diecinueve.

Carolina Mantegari
Permitida la reproducción sin citación de fuente.



Yo, el redactor de este post, también me considero un decimonónico tecnológico; y por eso puedo afirmar que la amargura que destila Asís, es porque las recomendaciones de de su Circulo de Inteligencia, los Maurrasianos de Izquierda, ya no son tenidos en consideración por quienes “financian” la acción política en la Argentina.

La tradicional postura decadentista, que es su marca de fábrica, no ha podido resolver dos temas de candente actualidad.

Primero, las pantallas de TV y monitores, muestran cruelmente en vivo y directo la “Bancarrota Ideológica”; que contrasta con la pretendida “Decadencia Argentina” del “País Paria”.

Segundo, y mas “Imperdonable” para quienes ponen la gansa, en estos tiempos de estrechez presupuestaria; el daltonismo ante “los Trabajos de Campo” Sociologicos de las Usinas del exterior.

“Lo que Mauricio no puede capitalizar, al cierre del capítulo, es el creciente hartazgo de la sociedad agobiada, que carece de representación política.

Un sentimiento aún indescifrable en las encuestas de Berenstein, pero que ya estudia Consultora Oximoron.

El agotamiento explícito de considerables sectores de la sociedad, que mantiene un impulso opositor infinitamente más intenso del que tienen aquellos que debieran cumplir el rol de opositores.

Con reminiscencias del apesadumbrado Raúl Scalabrini Ortiz, puede afirmarse que es “la sociedad la que está sola y espera”.

O mejor: es la “sociedad harta que espera”.

No es casual que los últimos tres post; los dos anteriores, mas este hacer clic aquí; este en la misma línea, y con el mismo tono, que la ultimas columnas de Aguinis y el resto de los Columnistas de La Nación; que pertenecen a la fracción “anti-modernizadora”.

Que esta en plena, y cruenta, Interna con la otra fracción; que quiere generar una "svolta di Salerno" al timón del Estado Mayor Intelectual de la Hegemonía; incluso asociándose con la Socialdemocracia (Secretaria PRISA) y el Socialcristianismo (fracción Ursula Gertrud von der Leyen).

Como señala en el post anterior Sergio de Piero;

“Muy bueno.
En alguno de esos lugares en agosto había ganado Duhalde
¿Uno diría que hay continuidad en el voto?
Desconcierto?
Abandono de Macri”.

La respuesta, mas allá de los Informes Vanderbilt y otros, o de los mapas de Andy Tow; la dio la KAS en la Argentina de manera publica.

“Noch ist die FAP ein heterogenes Bündnis verschiedener politischer Gruppierungen, dem es in den Konjunkturen des politischen Tagesgeschäfts schwer fallen dürfte, den inneren Zusammenhalt zu wahren.

Ob Hermes Binner in vier Jahren als aussichtsreicher Präsidentschaftskandidat ins Rennen gehen kann, ist noch nicht ausgemacht.

Sein Alter von heute 68 Jahren spricht eher dagegen.

Darüber hinaus scheint seine Machtbasis in der Heimatprovinz Santa Fe Risse zu zeigen.
………….

Der Präsidentensohn Ricardo Alfonsín, Kandidat für die „Unión para el Desarrollo Social“ (UDESO), fiel zwar auf den dritten Platz zurück, doch gelang es ihm, seinen Stimmenanteil bei 12,05 Prozent auf etwa dem gleichen Niveau zu halten (Vorwahlergebnis: 12,20 Prozent).

Offenbar zielte seine Wahlkampfstrategie nach dem tief enttäuschenden Ergebnis vom 14.

Um eine Katastrophe für seine Partei, die traditionsreiche „Unión Cívica Radical“ (UCR) zu verhindern, sprach er im Wahlkampf nun gezielt die eigene Stammwählerschaft an und nahm die versuchte Öffnung zu neuen Wählergruppen zurück.
…………..

Insgesamt erreichten die drei peronistischen Kandidaten einen Stimmenanteil von über 65 Prozent.

Der Zuwachs der Präsidentin dürfte unter anderem darauf zurückzuführen sein, dass die Vorwahlen auch als interne Entscheidung zwischen den Rivalen aus dem Peronismus verstanden worden sind und sich einige Parteianhänger am 23.

Oktober für die Siegerin im parteiinternen Wettstreit entschieden haben.


Para quienes “chillen” por no traducirlo, en esencia el informe de Octubre del 2011 dice lo mismo que plantea Asís en sus tres post; con el agravante, para Mauricio Macri, que él y el PRO no son tomados en consideración como una “alternativa” para el 2013/15.

Si o si, para pretender “heredar” a Binner, Alfonsín Jr., mas algo de Duhalde y los Rodríguez Saa; tienen que “amoldarse” a los resultados de los “Trabajos de Campo”, “aún indescifrable en las encuestas de Berenstein”; corriendo por Izquierda a la Administración, y también al potencial Pan-peronismo.

Que amaga con convertirse en el “Sistema” en si mismo; porque la data de Poliarquía plantea que los P anti K de base, prefieren perder con cualquier candidato con credenciales P; antes que votarlo a MM para el PEN.

Ojo, no hay automatismos de boleta sabana, eso se vio en la CABA, Córdoba, Santa Fe, e incluso a nivel municipal en la PBA.

Puede darse el caso que en Sante Fe y la CABA ganen para Gobernador/JGCABA los candidatos del PRO; pero pierdan las Presidenciales.

Resumiendo, porque se hace demasiado largo; el problema para los “copadores” Asís, Aguinis y cia, no es “vaticinar” el Futuro; que nadie tiene escriturado.

Sino “leer” el Presente, el Aquí y Ahora, donde la foto encuestologica muestra en todo su esplendor a la Argentina Contenciosa.

Donde los pares tradicionales; derecha/izquierda, mentira/honestidad, estatal/privatizador, ideología/gestión; le chupa un huevo y la mitad del otro; mientras los Resultados estén a la vista.  

Así que no tiene porque extrañar que la Propuesta Republicana aggiorne, o eluda lo rispido, del Discurso propio; buscando la síntesis superadora, para convertirse en PROgesismo.

O acaso, ¿no se vieron sobres en la CABA, donde se votaba a Altamira Castillo con Pinedo diputado?; o ¿Cómo explicamos el aumento de casi el 100% del FAP entre las PASO y las Generales?

Ojo, no es un problema de “gorilismo” genético, aunque sea un simplismo reconfortante; sino la versión negativa del “voto cautivo”, o “núcleo duro” de rechazo electoral.


9 comentarios:

lucas carrasco dijo...

Muy bueno, Manolo.

pachu dijo...

tal cual, adhiero .

Anónimo dijo...

“... la versión negativa del “voto cautivo”, o “núcleo duro” de rechazo electoral.” Soberbio concepto : los cabecitas blancas irreductibles en sus prejuicios.

Pertinax dijo...

Para este post y el anterior. No confundirse y prestar oreja al caeroleo: la Argentina es un sueño de clase media, el peronismo es un excelente de cómo ser una comunidad organziada en clase media, y la que toca la cacerola es la clase media. No confundirse, muchachos: el que integra aquí el MOO no es como el brasilero de "Eles nao usam black tie": no quiere morir estúpido: quiere la casita, el autito y que no se le fumen los ahorritos. Que hay otros protagonistas sociales emergidos de donde el barro se subleva, está bien. Pero no son de ustedes, ni de uno: son otra "chusma sagrada", como habría dicho Almafuerte, pero no venida del 45.
La Argentina es un sueño de clase media concebido en Buenos Aires -por entonces un agujero maloliente que permitía ganancia de contrabando a cambio de aceptar sus notorias incomodidades- hacia el siglo XVI. Sería necesaria una labor de rastreo a la vez benedictina y romana para encontrar las raíces de aquel delirio de grandeza que creció a orillas del Río de la Plata, sobre el que se devanó los sesos don Juan Agustín García, que bien lo avistó en su época. Sucedió, it happens, y esto sea todo por ahora respecto de ese momento inaugural. Nuestros indios eran middle class, nuestros conquistadores, salvo algún caso aislado, también. Creían en una grandeza de clase media, sin otra aristocracia que la mercantil. Rosas, el político más extraordinario que hasta ahora haya pisado nuestro suelo, lo advirtió de inmediato, quizás desde el mostrador de comercio adonde lo destinaban sus padres y que abandonó rápidamente. Un autócrata paternalista y honrado, que respetase los diferentes caracteres de la familia y manejase con firmeza hacia adentro y decoro hacia afuera esta ensoñación de estado llano, es lo que propuso como modelo y lo que en la práctica fue -con menos poder en su "lleno de las facultades" que un intendente del segundo cordóa bonaerense hoy.
En 1945, en que nacemos el peronismo y yo mismo, el sueño de clase media, ya presente, como es de rigor, en un capitán Juan Domingo Perón que años atrás se casara con la maestra Potota Tizón (ella tocaba el acordeón y él el piano), iba a tomar otra carnadura.

Cine Braille dijo...

“La versión negativa del “voto cautivo”, o “núcleo duro” de rechazo electoral.” ¡Barrilete cósmico!
Ojo: los autoparódicos caceroleros por el dólar son el tipo de opositor que lleva al kirchnerista al infierno de la autocomplacencia.

Renomé dijo...

Pertinax acierta en su radiografía; Perón produjo clase media, como producto de la clase media argentina. Los cerdos burgueses de hoy salieron de allí también - Macri y Aníbal, Grondona y el Perro, Krieger Vasena y Abal Medina, Spolsky y Lanata, Montero Ruiz y la dinastía Kirchner. No hay ruptura de clase: todo lo contrario.

Anónimo dijo...

Pertinax
creo te hace falta leer un poco de historia, de onda, los españoles no eran clase media
Ni Mendoza, ni Nuñez, ni Cevallos (por citar algunos)
el unico que podria denominarse asi era Hernandarias, pero, termino mal, en la España de las luces y posterior no habia clase media........

Por lo demas, la clase media argenta en 1945 era profundamente antiperonista, los hijos de los cabecitas negros, merced al impulso de Peron de la educacion, se transformaron en peronistas, de Campora, en general, dependiendo si fueron a la facultad o no en esa epoca.

y podria seguir

Manolo, que lee los comments, me podra desmentir si le erro.

saludos

ayj

Renomé dijo...

Anónimo y mareado: En el 45 no se podía ser "profundamente antiperonista", en todo caso habría quienes no simpatizaban con la gestión del coronel Perón en el gobierno de facto del general Farrell, o preferían dejar bien lejos al justicialismo - que no era solo de Perón. Y la clase media - incluso los radicales - estaba dividida, lo que confirma la tesis de Pertinax acerca de la identidad de clase media del Peronismo. Clase media que creció, gracias a Perón.

Renomé dijo...

Anónimo y mareado: En el 45 no se podía ser "profundamente antiperonista", en todo caso habría quienes no simpatizaban con la gestión del coronel Perón en el gobierno de facto del general Farrell, o preferían dejar bien lejos al justicialismo - que no era solo de Perón. Y la clase media - incluso los radicales - estaba dividida, lo que confirma la tesis de Pertinax acerca de la identidad de clase media del Peronismo. Clase media que creció, gracias a Perón.