miércoles, 8 de agosto de 2012

Peorgresismo del Oeste y el macartismo de bachillerato.

Anónimo dijo...
Manu la tiene reclara, no como esos oportunistas de contrato que molestan a sus amigos Omix o Bertoldi, por ejemplo que son guerreros ad honorem de la cruzada Axel
Son muy vivos y uno de estos dias...

unos de estos dias, por asi se apiolan y usan toda esa sabiduria en Moron, donde Sabatella se los culea sin vaselina desde 1999
pero en serio, denlen bola a sus mogoprofecias de youtube que el es un reconurbanero del conurbano y por algo siempre que puede le tira el fideo a carrasco

saludos de Carola Labrador





4 comentarios:

OMIX dijo...

Los fundamentalistas son los únicos que se acuerdan del falso ingeniero.

De blumberg siempre dije que los desgarrados no son quienes deben estar al frente de las Políticas de reparación sean del colectivo afectado que sean, el dolor los hace separar de la prudencia política arquitectónica que debe guiar a quien actúa en nombre de la comunidad. Valga eso para cualquier causa.

Encima el que me nombra se olvida de mi cruzada a favor del rabino bergman http://omixmoron.blogspot.com.ar/2008/11/carta-abierta-al-rabino-sergio-bergman.html

Resulta manolete que nosotros estuvimos ahí apoyando, en el 2003/4/5/6/7/8 y sstes y estos recién llegados nos quieren decir lo que tenemos que pensar.

Carlos dijo...

si no es rosarino Carolo...

Fede M dijo...

Estoy leyendo los peores post de su cosecha, Manolo. Entiendo que capaz se calentó un toque, pero me parece que su estilo no merece esto. Abrazo.

Hal dijo...

Tras su manto de neblinas, o de humo, no se están peleando con Sabbatella, con el progresismo o con los recién llegados al proyecto (?), no, Manolo y acólitos están procesando sus contradicciones con el propio kirchnerismo.
Fue Néstor quién convocó a Martín, fue Cristina quien designó al comisario Mariotto, fue el gobierno quién expulsó del Paraíso a Moyano, son los K quienes le marcan la cancha al peronismo bonaerense. Es este tiempo que, en muchísimos sentidos, se alza como hereje contra la trayectoria pejotista de las últimas décadas.
Imagino a Manolo, no tan en el fondo, anhelando una fuerza restauradora, un repliegue esencialista sobre las tradiciones, pero él sabe que eso dinamita los puentes con toda una nueva generación de militantes y rompe lanzas con millones de electores clases medias. No hay lugar para neoduhaldismos, se milita una alianza como la presente con todos sus caprichos, arbitrariedades y excesos o se reconstituye el conglomerado socioelectoral conservador de años atrás. Por eso masculla bronca nuestro Diógenes moronense, por eso necesita recurrir a la falacia del hombre de paja e inventarse un enemigo interno-externo a su medida. Hay que estigmatizar, hay que poner en algún lado con nombre y apellido todo eso del kircherismo que lo tensiona. Comprende cuáles son las consecuencias de volver al Pasado, pero le rompe las pelotas todo eso que nos hace Presente. Entonces, como no se puede coger, hay que sublimar. Así está, consternado, rabioso.
Desde acá, desde este mojón virtual del peorgresismo, dejamos en claro que sólo hay amor, comprensión y una mano tendida para los amigos en conflicto. A ellos, como siempre, nuestro respeto y admiración. Y una caja de Xanax.
Abrazo.