martes, 25 de setiembre de 2012

Frente Oriental, más allá de Jorge Lanata y Alicia Kirchner.


“El peronismo tiene la organización de base más fuerte en toda América latina”

 Videos, Secretos, tácticas y estrategias.

Como resultado del trabajo clandestino, al colapsar el régimen militar en 1982, el peronismo rápidamente resurgió como una organización de masas.
Las unidades básicas brotaron (aparentemente de la nada) por todo el país y ya a mediados de 1983 el PJ había afiliado a más de tres millones de miembros, lo que representaba más que el resto de los partidos combinados.[45]
……….

[45] Clarín, 23 de abril, 1983, p. 6 y 21 de julio, 1983, p. 4.
Dada la imposibilidad del partido para acceder a recursos estatales, esta inicial explosión de activismo partidario se basó principalmente en incentivos colectivos y no materiales.
Aunque los sindicatos (que sí tenían acceso a recursos estatales) jugaron un rol importante en el financiamiento del partido a principios de la década del ochenta, un gran número de militantes estaban vinculados al partido por compartir una ideología e identidad.
Éstos fueron generalmente reclutados por medio de redes familiares y de amistad por organizaciones sociales como sindicatos, cooperativas, clubes y organizaciones religiosas.
………………..

Sin embargo, en la práctica el partido parece más lo que un intendente peronista calificó como una “desorganización organizada”.[50]
…………….

[50] Entrevista del autor con Juan José Álvarez, intendente de Hurlingham, 18 de julio de 1997.
El líder partidario local, José Montenegro describió al PJ como una “gigante red informal” (entrevista del autor, 26 de agosto de 1997).
Según Montenegro “algunos peronistas trabajan en unidades básicas, otros en sus casas y otros en sociedades de fomento.
Pero todos son parte de la red.
Ésta está siempre presente, a veces latente, pero siempre lista para ser activada”.
……………..

El PJ conserva una masiva organización con profundas raíces en las clases bajas y trabajadoras, pero estos vínculos continúan siendo no burocráticos, informales y altamente descentralizados.

Una organización de masas

Aunque ningún partido moderno “encapsula” a sus miembros en el mismo grado que lo hicieron algunos partidos de masas europeos de principios del siglo XX,[51] el PJ conserva lo que para los estándares contemporáneos sería una poderosa organización de masas.
En primer lugar retiene una importante masa de miembros.
Las afiliaciones al partido alcanzaron los 3,85 millones en 1993, lo que representaba un 18% del electorado.[52]
La participación electoral interna del 54,2% excedió a las de las social democracias de la pos guerra en Austria, Alemania y Suecia.[53]
Aunque la utilidad de estas comparaciones está limitada por el hecho de que la membresía al PJ supone un menor nivel de compromiso respecto al de los partidos de masas europeos,[54] esta inmensa masa de afiliados es no obstante impresionante.
………………..

[51] Giovanni Sartori, “European Political Parties: The Case of Polarized Pluralism”, en Robert Dahl y D.E. Neubauer (eds.), Readings in Modern Political Analysis (New York, 1968), pp. 122-123; E. Spencer Wellhofer, “Strategies for Party Organization and Voter Mobilization: Britain, Norway, and Argentina”, Comparative Political Studies, vol. 12, no. 3 (1979), pp. 169-204.

[52] Mark Jones, “Evaluating Argentina`s Presidential Democracy: 1983-1995”, en Scott Mainwaring y Mathew Soberg Shugart (eds.), Presidentialism and Democracy in Latin America (New York, 1997), p. 274.

[53] Stefano Bartolini y Peter Mair, Identity, Competition, and Electoral Availability (Cambridge, 1990), p. 234.

[54] Por ejemplo, los peronistas no pagan cuotas regulares.

[55] En La Matanza, donde hay aproximadamente 700 UBs, se estima que hay una UB por cada 1754 residentes y 1,8 UBs por kilómetro cuadrado.
En Quilmes, donde hay aproximadamente 300 UBs, se estima que hay una por cada 1822 residentes y 3,28 UBs por kilómetro cuadrado.
(Basado sobre datos demográficos del Informe de Coyuntura, La Plata, noviembre-diciembre 1996, p. 98).
En San Miguel, el PJ tiene aproximadamente 250 UBs, lo que es equivalente a aproximadamente una por cada 2400 residentes.

Una “Des-Organización Organizada” (1º Parte)
Organización informal y persistencia de estructuras partidarias locales en el peronismo argentino*

Steven Levitsky
Assistant Professor of Government, Harvard University
Septiembre 2008
88888888888888888888888888888888888888888888888888

Lanata va por Alicia Kirchner, y la “Rere”, en la PBA; ya se están realizando sondeos, por si es necesario lanzar JL “Deputy for 2013”, para lograr un nuevo 28J del 2009.
¿Le puede ganar?, depende….de como se realicen la PASO, y si la Lista 2 está o no está en el FpV.
De mínima, se trata de disminuir la actual brecha existente, enarbolando la bandera “No pasaran”…; “No a la Reforma Constitucional”.
Aunque es temprano, el tiempo corre a favor del nacido en la PBA.
88888888888888888888888888888888888888888888888888

Los Factores de Poder EXTERNO no están de acuerdo con este tipo de “aventurerismo electoral”; solo incrementa la Asimetría entre el Pan-peronismo y el resto de las fuerzas políticas.
Abortando cualquier polo unitario Pan-Republicano, con un potencial núcleo duro del 30%; incluyendo dos alas, Radical Republicana y Radical Socialista.
Despliegue Territorial y Social, Articulación Nacional, y (por sobre todo) Disciplina de Bloques Legislativos.  
Ya se han realizado simulaciones de “re afiliación” y “reorganización” del espectro político argentino.
En la más exigente de todas, con la distinción entre Militantes (Cotizantes) y Simpatizantes (no Cotizantes); emulando al PP y el PSOE. 
Donde quien quiera afiliarse deba enviar un símil a una carta documento en el Correo; con 5 copias.
Original, Justicia Electoral.
1° Copia para el afiliado
2° Copia para el Partido de Distrito
3° Copia para el Partido Nacional
4° Copia para el Correo.
Los pisos mínimos de Cotizantes, $1.000 por año y/o 5% mensual de los salarios de Funcionarios elegidos y designados, se calculan en 200.000 en todo el país.
Mientras que los Simpatizantes, que no cotizan, no baja del 1.000.000.
Sobre 30.000.000 de electores, 1.200.000 queda lejos del 18% de los 80 y los 90.
Aunque, nunca faltan los “pesimistas”, algunos temen que el número de simpatizantes (no cotizantes) puede superar el 10% del cuerpo electoral.