sábado, 29 de setiembre de 2012

Kitsch, la Contraofensiva; Harvard, Barbarie y “Cristinismo” (II).



http://deshonestidadintelectual.blogspot.com.ar/2009/01/cuestin-de-perspectiva-gaza-y-la.html






http://www.abc.es/20090106/internacional-oriente-medio/internet-otro-campo-batalla-20090106.html







Publicado: Mar Ene 06, 2009 1:50 pm         
Internet y el conflicto

abc 06.01.09

Internet, el otro campo de batalla



.......................


Yo blogueo... tu blogueas

En cuestión de blogs, sin embargo, parece que es la parte palestina la que mejor parada sale. Si bien no hay demasiadas páginas institucionales, excepción hecha de «Al Yasira» y algunos otros grupos más o menos organizados que traten el problema palestino desde la óptica islámica, la comunidad «bloguera» se inclina más por el sufrimiento de los civiles y las bajas palestinas que por justificar las acciones israelíes.

Así, encontramos una página (deshonestidadintelectual.blogspot.com), que analiza la invasión de Gaza desde una óptica un tanto diferente: «(...) se basa en los objetivos a destruir. Públicamente se afirma que son depósitos de armas, pero en la realidad se demuelen los servicios básicos de la población civil. Agua, electricidad, comunicaciones, oficinas gubernamentales. (...) llevan a la población a la Edad de Piedra, o el Medioevo. El caos generado busca no solo debilitar la moral civil, sino saturar a los responsables políticos con los problemas logísticos».
A lo que «El Lurker» responde: «Israel cree que la paz con sangre entra, y que devastando Gaza, sus habitantes van a aprender a votar mejor. Que piensen: che, mejor no votar más extremistas sino los judíos nos bombardean».









Sin “La Matanza”, o sea la 1ª y 3ª de la PBA, Néstor Kirchner seria otro Horacio Massaccesi.

Sin el 2ª Cordón el 28J, Cristina 2011 del 54%, hubiera sido una alucinación.

Scioli y Espinosa, la “Derecha”, el “Pejotismo” más rancio, la maldita “Mazorca”; salen al toro, a pecho descubierto; porque no es casual que estén en el Top 20 de “juntadores de porotos” electorales.

Mas que la U de la Matanza, son los MILLONES de votos a los que apunta la Kitsch; una Contraofensiva muchísimo más sutil que los brulotes habituales.

Algunos de los “Intelectuales Orgánicos de la Hegemonía” han comenzado a desentrañar los “mecanismos de la Dominancia”; y comienzan a operar con esa data.

“En nuestros conurbanos la sociedad pobre creció, sobrevivió y se organizó al margen de la tutela y la protección del Estado.

Su lugar fue ocupado por diferentes asociaciones, que traducen el complejo entramado social, y por liderazgos fuertes, de personas que encabezan la acción colectiva y se hacen cargo de las necesidades del conjunto.

Comúnmente se los llama "referentes".

Por otro lado, los partidos políticos se adecuaron a la nueva sociedad, archivaron sus programas y desarrollaron redes territoriales con operadores de base: los "punteros". 

Por encima, aparecen las estribaciones locales de un Estado fragmentado.

Ya no podía desarrollar políticas universales, pero era capaz de movilizar sus escasos recursos para acciones focalizadas y en buena medida discrecionales, cuya expresión más conocida son las "obras públicas" y los "planes".

Referentes y punteros son hoy las piezas clave del proceso de producción del sufragio. 

Los punteros que cuentan son los que hablan por el Estado: el concejal, el secretario, el intendente.

Los referentes, por su parte, hablan por los colectivos que lideran.

Puede ser una familia extensa, un vecindario, un grupo étnico, religioso o deportivo, como en el fútbol.

Entre punteros y referentes circulan bienes y servicios variados: bolsones de comida, ayuda a comedores, una franquicia, una tolerancia policial, un "plan".

Se trata de un intercambio cotidiano, continuo, que en un momento se expresa políticamente, en la asistencia a una marcha o en una elección.

En el primer caso el colectivo es visible y quiere serlo: desde el transporte hasta las pancartas.

En el comicio, el colectivo negociado -denominado "el paquete"- se disimula, y se traduce en votos singulares, secretos.

Pero reconocibles por el puntero, quien certifica el cumplimiento de los términos del acuerdo.

Es común llamarlo clientelismo.

Es una palabra genérica, pobre y descalificante.

No da cuenta de los matices de una relación compleja, siempre abierta y en proceso, en la que hay también independencia e imprevisibilidad.

Cada persona pertenece simultáneamente a varios colectivos, y su lealtad bascula entre ellos.

Los compromisos políticos son flexibles, graduales y reversibles.

Los intercambios requieren no sólo una base material, sino también sintonías de forma, tono y trato.

La gente no se entrega ni obedece, sino que "acompaña".

Manejar todo esto requiere una enorme sabiduría artesanal.

Nada es automático.

Todo es cambiante, y a la vez regular, como en un caleidoscopio.

Al final, se traduce en votos, singulares, cuantificables, acumulativos.

A veces, cambian los gobernantes.

Usualmente los ratifican.

En esta operación, el partido político tradicional desaparece.

Hay funcionarios y punteros.

Todos profesionales.

Compiten entre sí, administran recursos del Estado y viven de ellos.

O esperan su turno para hacerlo.

Tampoco existe el Estado, entendido como el lugar del interés general.

Hay en cambio un gobierno, que utiliza recursos estatales para montar esta maquinaria productora de sufragios.

Hay un partido del gobierno que se nutre del Estado para producir sufragios.

Esta es la democracia que tenemos, tan distinta de la imaginada en 1983.

Pocos ciudadanos.

Poco Estado.

Mucho gobierno.

Hay opiniones negativas y positivas sobre esta realidad.

Pero es la única verdad”.
Miércoles 22 de agosto de 2012
El eclipse de los partidos y la consagración de los punteros
La máquina de producir votos
Por Luis Alberto Romero
Para LA NACION

La frase es ambigua, si no se tiene la data sociológica y psicológica de los participantes.

Y por lo tanto, es una herramienta de Agitación Psi fenomenal; reforzada por la desaprensión política de los actuales paladines del “Cristinismo” puro y duro.

Ya sucedió en la Campaña del 2007, con la Concertación Plural, “Cristina, Cobos y Vos”; y el zapateo fenomenal en el cierre del Luna Park, ver video.


Una de las muchas miradas posibles sobre la anécdota, la dio una charla con un peornista anti kirchnerista de Villa Luzuriaga.

Cristina creyó que estaba entre pares, universitarios de alto nivel, y se encontró con patanes que no superaron el nivel de nenes de mama.

Y le broto de las entrañas la Tolosa proletaria, frente al “desprecio” de  los universitarios de la pampa húmeda en la UNLP.

No actuó como “argentina exquisita”, señora gorda como Lilita; sino como plebeya que se “rompió el culo” para lograr lo que tiene.

MI Estudio, Abogada exitosa, etc.; es, ni más ni menos que refregarle a los “bien nacidos”, que heredan la “situación” social y económica, la diferencia social.

Pero son tan inútiles los del “circulo” interior, tan pequebú como los de Harvard, que no pueden ver lo que hasta los peronistas anti K cazamos al vuelo.

Estamos en una Guerra Social, los Sectores Medios NUNCA nos consideran PARES, somos LACRAS, no mucho mejores que la Basura Blanca de USA.

Entre los Caceroleros, Fito Páez y Aliverti, el asco solo es cuestión del grado de frustración existente.

La “adjetivación” gutural ad homine como última trinchera dialéctica; mas allá Joe Pesci en Casino”.

Si no se resuelve la “anomia política” del NO peronismo, incluyendo al Kirchnerismo o Cristinismo NO P, esas volverán a ser las “reglas” del Sistema Político.

Al fin de cuantas fueron la “norma” desde Caseros 1852, Juan Moreira, hasta Malvinas 1982.

En fin, es lo que hay.


Kitsch, la Contraofensiva; Harvard, Barbarie y “Cristinismo” (I).









Imágenes


El “partido” de La Matanza, al oeste de Buenos Aires, es casi tan grande en población y superficie como Montevideo, pero uno cada cuatro habitantes está por debajo del nivel de pobreza; el saneamiento alcanza solo al 40%, sin embargo allí ganó el “kircherismo” en las últimas elecciones.