viernes, 6 de junio de 2014

Imaginación Municipal, el Departamento y sus Informes…



Borges, el ñoqui; el legajo “extraviado” y su “persecución política”

En mi clase social, los hijos avispados se los pone a administrar los campos, los bancos y las empresas familiares.

A los brutos se los ingresa en las FFAA, y los vagos  se convierten en Jueces o Intelectuales.

Alejandro Agustín Lanusse, ex CJEA, ex Presidente (de facto) de la Revolución Argentina.

Cuarentón de Clase Alta, sin oficio conocido, y férreamente controlado por su madre; una Acevedo.

Luego del fallecimiento de su padre, se vio abocado a obtener un empleo de “planta permanente” en la MCBA, lo que logro gracias al “enchufe” de Francisco Luis Bernárdez.

Como a un hombre de “su posición social” no le servía, remunerativamente,  el “encuadramiento” como “auxiliar catalogador”; se le “otorgo” el escalafón más alto en lo salarial, Inspección General en aquellos años, pero con “uso de licencia por traslado”, por “razones operativas”.

El “conflicto laboral” con el peronismo emergente, más que una “persecución ideológica”, fue un “sórdido traslado” a las “funciones naturales” por las cuales se le pagaba.

En lugar de un horario “crepuscular” con un jornal “J”, rodeado de libros; paso a realizar el control de aves a la “alborada”, con el salario que cobraba de bolsillo.

Luego de la Libertadora, y su nombramiento como Director de la Biblioteca Nacional, su expediente como trabajador municipal se “traspapelo”; en el laberinto burocrático.



Abel Fernández, el canónigo del cabildo catedralicio, y la guerra civil de “…los filósofos como burócratas de la razón pura…”

La coordinación estratégica del pensamiento nacional ¿es joda?; hacer clic aquí.

El Compañero se asombra por la reacción ¿extemporánea? de Luis Alberto Romero; que no es ni original ni nueva, solo hay que leer lo publicado por Aguinis y Sarlo en la última década.

Mi vieja “tesis” sobre las “Burguesías Administrabas y Culturales”, y su “disputa” por el BOTIN de las partidas presupuestarias; cuadra perfectamente, para los peronistas, en las discordias habituales “corporativas”; 

Que Liberales y Marxistas suelen “caracterizar” con el eufemismo “profesional” o “profesionista”; para diferenciar a los asalariados CON, de los SIN, títulos y diplomas universitarios. 

Recordemos el caso, esperpéntico, del “Ingeniero” Blumberg.

El “agite” a viva voz de la Renovación; acompañado de los murmullos, con los dientes apretados, por el PJRA; de la “contradicción” Universidad vs. “la calle”, no se trata de un capricho o inquina “personal” y política.

Esta sólidamente asentado en las “Tendencias”  de las encuestas sobre consumidores, que NO se publican, pero SI circulan en las “Usinas” nativas y alienígenas.

Una feroz crítica social a lo “Privado”, que no por eso se ahorran denuestos a lo “Publico”, cuando este resulta un “ombligismo burocrático” autorreferencial e ineficaz en la Praxis.

La cita “…los filósofos como burócratas de la razón pura…”, no es para nada criptica para la Intelligentsia; ya que pertenece a un marxista, según Derrida, que criticaba “desde el ala más libertaria” a los marxistas de su tiempo.




Judas Carrasco, un personaje de Alan Moore, y el “Relato” como Praxis política.

“No lo entiendes chico, esto no es un lodazal, es un quirófano... ...
Y yo soy el cirujano.”

Los 80 de siglo XX fue una década sombría para Cultura global, y en la Argentina, esos años fueron burocráticamente “traspapelados” por la Patota Cultural; que se transformo en la Izquierda del neoliberalismo de los 90.

En la cultura de masas anglosajona emergieron desde lo pulp Alan Moore y Frank Miller, entre muchos otros.

El británico, en V de Vendetta, describió como nadie el Weltanschauung político de los Sectores Medios y Altos argentos; encarnados en el “post-alfonsinismo cultural” del último cuarto de siglo.


Con ecos que llegan hasta “nuestro” 8N, mientras “viralizan” los “Indignados” de la globalización en Crisis.


Debería ser pura agonía, debería ser una masa de músculo dolorido... roto, agotado, incapaz de moverme y sin duda así sería si fuese más viejo, pero tengo treinta... veinte años otra vez, la lluvia en mi pecho es un bautismo, he vuelto a nacer.

El 89 nos encontró, a los peronistas, desnudos de herramientas frente al Caracazo, la Caída del Muro y la Implosión del Socialismo realmente existente.

Pero, en el 2001, estábamos mucho mejor preparados.

El Turco Menem, a un costo inimaginable, había castrado al Partido Militar; y por lo tanto, con la Mazorca bonaerense como vanguardia blindada, se transformo el “Orden Publico” en “Orden político negociado”.

Como algo había que hacer con el “Asambleísmo”, y además son muchos votos, se “arropo” la tosquedad que permitió el 25 de Mayo de 2005 con ellos.

Lo que nos lleva a la obra “americana” de Alan Moore, Watchmen, y por lo tanto al “icono” que titula esta entrada.


Pero claro, como ya se sabía sobre la bancarrota ideológica de la Globalización, el Frente externo nos presento el “angostamiento distributivo”.

Y la Ilusión de la “superación” se resquebrajo al no “dar la talla”.

Fue a ti a quien usaron en nuestra contra Bruce, Eras tú quien jugaba duro, cuando empezó el barullo con la asociación de padres americanos, y el subcomité nos llamó para que compareciéramos.
Tú fuiste el que rió... ...
Con esa risa que asusta,
"Claro que somos criminales" dijiste,
"Siempre hemos sido criminales",
"Tenemos que serlo"


Aunque respetamos la obra de Alan Moore, los peronistas mi generación preferimos a Frank Miller y su ochentoso Dark Knight; que nos recuerda el 12 de Junio de 1974.

Tenemos años, tantos como nos hagan falta.
Años de entrenamiento y estudio, y de planes.
Aquí en la cueva interminable, mucho más allá de los restos de un luchador contra el crimen cuya época ya pasó.
Empieza aquí, con un ejército para traer sensatez a un mundo plagado por cosas mucho peores que los ladrones y asesinos.
Ésta será una buena vida.
Bastante buena.

Tim Burton, Joel Schumacher y Christopher Nolan se inspiraron en Miller para sus sagas cinematográficas.

Un escalofrió que recorre el espinazo del Establishment, y en Atlántico Norte caracterizan como la “amenaza de la tentación populista”.


¿Sabes quién soy despojo?
Soy la peor pesadilla que has tenido jamás, de las que te hacen llamar a gritos a tu madre, tienes madre ¿verdad?, hasta los despojos tienen madre.


No puedes detenerme, ni con vinos, ni con juramentos, ni con el peso de la edad, no puedes detenerme, pero aún lo intentas, todavía corres, intentas ahogar mi voz, pero la tuya es muy débil.

Esta cosa torpe, ruidosa, estúpida.
Esta es el arma del enemigo.
No la necesitamos, no la usaremos.
Nuestras armas son calladas, precisas, con el tiempo os adiestraré en ellas.
Esta noche deben confiar en sus puños y sus cerebros.
Esta noche, somos la ley.
Esta Noche, Yo soy la Ley.

La “Inteligencia” se convierte en Intelligentsia cuando al “Pensamiento” se le amputa la “Imaginación”. 

Esa “descocada” que tanto incomoda a los “burócratas de la razón pura”,  al jugar a los malabares con los “significantes”, mixturando indiscriminadamente  a Borges, Carrasco, Deleuze y DC Comics.

Citas

Films recomendados, que no suelen ser vistos.





Imagen superior, Aristóteles y Eco, semiótica y comedia.

5 comentarios:

Andrés dijo...

Buenas Manolo,

"El Turco Menem, a un costo inimaginable, había castrado al Partido Militar"

Algún día me gustaría leer una explicación bien armada de ese argumento.

Personalmente, creo que Menem simplemente hizo "lo que el poder quería" respecto a las fuerzas armadas. Esto es, jibarizar la función castrense (menos presupuesto, desmantelamiento de infraestructura para privatizar, etc.) una vez que el modelo neoliberal se afirmó y sus servicios no fueran más necesarios para asegurar un órden público que se supuso perpetuo.

Fue el mismo establishment el que castró a las FFAA, en parte para quedarse con sus partidas presupuestarias via patria contratista, y en parte porque los vientos de la época no daban lugar para intervención de los militares (democracias formales débiles con empresariado fuerte ejerciendo un férreo control).

Saludos,

Andrés

lucas carrasco dijo...

Andrés, no me parece antagónico -sino complementario- tu comentario con la afirmación de Manolo.

lucas carrasco dijo...

Hay dos marxismo; el marxismo del pensamiento nacional (de Márximo Kirchner) que en ese tema de los 90 los impugna de cajón; y está el compañero Marx de la Unidad Básica de Frankfurt que le llama a eso Dialectica del Iluminismo

tiovik dijo...

...Andrés, como buen animal político el turco no podía ignorar cual era la función precisa del partido militar. Aparte no creo que fuera tan cerrado como para no prever que todo el andamiaje económico iba a volar por los aires un día de estos. Simplemente se la dejaron picando y obro en consecuencia. En todo caso, los que demostraron ser cortos de miras fueron los poderes económicos. Tanta angurria tuvieron que por unos dolares mas sacrificaron a las armas que los defendían. Y el cotur no dudo en hacer lo que tenia que hacer...


PD: Esto no implica juicio de valor alguno sobre el sujeto en cuestion ;)

Abel B. dijo...

Manolo:

No vengo a polemizar con tu post, porque básicamente estoy de acuerdo: El ataque de L.A.Romero es (también) fruto de las rivalidades y enconos que provoca la pelea por presupuestos y canonjías prestigiosas.
Siempre lo marcás en tu blog, y yo lo conozco por las peleas en la comunidad científica. Carta Abierta es un convento, comparada con el CONICET.

Ahora, lo q me llamó la atención, y debería hacerlo a vos también, es lo... anticuado de la diatriba de Romero. Seguro, no tiene ni de lejos el talento del padre, pero ver en el pobre Forster los fantasmas de Maurras y Ramiro de Maeztu! Ni siquiera le tira con Apold, que ya sería bastante antiguo, además...

Debería preocuparte, porque has elegido como enemigo al Estado Mayor de la Hegemonía Intelectual. Un hombre culto como vos sabe lo que pasa cuando "Mi enemigo envejece..."

Abrazo