martes, 21 de julio de 2015

Tsipras y Menem, ¿funcionales o Lucha popular prolongada?



Grecia y su reflejo, en las pantallas de monitores, LED y smartphones, enturbian las campañas electorales; al introducir un indeseado disparador de la memoria social.

El adagio; "el que se quemo con leche ve una vaca y llora", calza de maravillas con el Golpe de Mercado ocurrido en la Helade.

Nadie puede discutir seriamente que la desastrosa condición socio-económica es responsabilidad mancomunada del Establishment eurocratico y financiero, con el inestimable aporte de las elites griegas Socialdemócratas y Liberal-conservadoras.

Que el pato político lo pague Syriza solo suma lo grato a lo útil.

Si 2001 fue terrorífico, la Argentina como Grecia bordeaba la condición de Estado Fallido; 1989 fue un apocalipsis que impacto directamente en el tejido de la Sociedad Civil.

Ver Pablo Gerchunoff y Lucas Llach

Luis Bruschtein

María Rosa Neufeld y María Cristina Cravino

Pleno empleo con más del 80% en “blanco”, y así y todo, más del 50% de pobreza con bolsones desmesurados de “hambre”.

Si hambre, la de quienes no pueden ni comprar fideos o arroz; con el “Estado” ausente, ya que por razones de austeridad se había suspendido el PAN.

En ese junio de 1989 el peronismo solo había sido “oficialismo nacional” 3 de 34 años, los maniacos 1973/76.

El resto de esas tres décadas eran Gobiernos de facto, o Pan-radicales, Frondizi, Guido, Illia, Alfonsín.

Condicionados por el Establishment y su brazo armado, el Partido Militar; a tal punto que el peronismo fue “permitido” solo los periodos 73/73 y 83/89.

Cargando con el lastre de la falta de “expertise” en “Gobernabilidad”, sin olvidar la “tradición” de “resolver las contradicciones” a los tiros.  

Peronismo = Caos, antítesis del concepto que desvelo la Convención de Gualeguaychu este año.

“Solo el peronismo puede gobernar la Argentina”.

Meme asociada a otra, “Maquina de Poder” solo “funcional al Poder”, que puede servir tanto para un barrido como para un fregado.

Critica boba, que no quiere comprender que lo que se llama Estado es por definición “Funcional”.

Como explico sin hipocresía la Dama de Hierro británica, “No negocio con terroristas, a menos que sean Presidentes o Primeros Ministros de gobiernos reconocidos por el Consejo de Seguridad”

Si no es “Funcional”  estamos hablando del Cuerno de África, Siria-Irak post Saddam, los Balcanes de los 90, o México y Centroamérica de nuestros días.

El 89 nos encontró, a los peronistas, absolutamente en bolas; sin marcos de referencia ni guías para navegantes.

Colapso del Socialismo realmente existente en Europa Oriental, la Socialdemocracia Latinoamérica en bancarrota, Salinas de Gortari en México y CAP en Venezuela; con el Caracazo como partera del Chavismo.

Mientras en Europa, de Felipe González a Blair y Schroeder, viraban hacia el Social-liberalismo Friendly Markets.

“Angurria por el Poder”, por lanzarse sobre Gobierno, cuando todos los demás preferían “retirarse”; y dejar que el quilombo lo “arreglara”, como era costumbre, el Partido Militar con Estado de Sitio y Toque de Queda.

El sociópata de los Llanos, mientras estaban distraídos con la Privatizaciones y las Indemnizaciones por los Retiros Voluntarios; “castro” a quien hasta ese momento fue el “Partido del Orden”.

Sustituyéndolo por la “Desorganización Organizada”, que al mismo tiempo actuaba en simultáneo como Oficialismo y Oposición.

Sin el Pacto de Olivos, genial estratagema de RA para “defender” la estructura nacional de la UCR, el 2003 hubiera sido en 1995.

Desde 2001, donde el peronismo “remplazo” de facto a la Republica y sus Instituciones, que habían colapsado junto al Sistema Político No peronista; la Argentina y su Sociedad Civil se fueron “blindando” frente a los Golpes de mercado, las Revoluciones de colores, las Primaveras digitales, y los “Agites mediáticos”.

Incluidos el “Sitio del AMBA”, como si fuera una situación medieval, por parte del Vandorismo agrario; que agonizo con la Candidatura de Carrio 2011.

Cuando el “voto del Campo” ninguneo el “voto de la ruralidad urbana”, versión social campestre de las “conurbaciones” argentinas.

Ese 60 o 70% de habitantes de las ciudades que no se los considera “pertenecientes” a los “Núcleos Urbanos”; porque no son ABC1.

Aunque, lamentablemente según muchos Analistas y Consultores, tienen la mala costumbre de ir a votar por quien les place.

A quien no capten de que trata todo el fárrago anterior, mis disculpas, ya que se trata de discusiones que se darán luego de las elecciones de Agosto y Octubre.

Cuando se “encuadre” la cuestión de la “Transición” 2015/17, entre los que sobrevivan.

Video; 1989 - A caminho de Hegemonia - Legendado Português (BR)




4 comentarios:

Hugo dijo...

Manolo, me parece una vuelta de tuerca interesante sobre las miradas mediatizadas del discurso sobre los P en los años de CSM. Entiendo también las restricciones internas y externas de los 90, y que muchas decisiones se tomaron porque no se podía otra, a pesar del estilo fiestero del (ja) sociópata de los llanos. Se aprende a gobernar gobernando, no? ahora ya tenemos 25 años de experiencia, tendríamos que poder ir haciendo las cosas un poco mejor... Veremos qué piensan los habitantes de las conurbaciones, cuando hable la VoxDei.

OMIX dijo...

Interesante
Discutimos con Meler esto en casa del Gran Vasco, mamados, claro...

El no aceptaba el lado bueno de Menem.

Escribía la vuelta este posteo q recorto, que creo aporta mayor riqueza y confusión a la discusión, agregando el tema de la aceptación del costo social de la transformación:

De incoherentes, como yo.
Decía Juan Perón: "Cuando se habla de revolución muchos creen y piensan que se hace a fuerza de bombas, palos y balazos. Revolución, en su verdadera acepción, son los cambios estructurales necesarios que se deben realizar y poner en práctica en el país para ponerse de acuerdo con la evolución de la humanidad, que es la que rige todos los cambios que hay que realizarse".

Los gobiernos peronistas suelen dar esos saltos para alcanzar la evolución, el que sigue debe hacer control de daños y asi.., como en cualquier comunidad organizada. La tropa a veces no la entiende, me incluyo.

Lo que ocurre muchas veces es que para saber a ciencia cierta el camino que recorrimos tenemos que pararnos en una posición de altura y los que tenemos una altura gallinacea, zocalezca, no alcanzamos nunca a divisar y dimensionar el derrotero.

No tengo la altura de Perón, tampoco la tienen otros que, sin embargo, no se censuran al momento de hacer de "su mundo" un criterio absoluto para juicios universales...

hasta hace poco no se podía juntar a Menem y Nestor en un mismo discurso, pero creo que eso ha cambiado.

Del ex pte Menem, liberador de kuwait y del cambio (peso-dolar) en la Argentina, ya me he ocupado bastante. Dije que perdí con Cafiero en 1988 pero crei en Menem en 1989 y lo voté "orgánicamente" en 1995 cuando detuvo la inflación que nos estaba matando y lo putée como a los kirchner (que voté en 2003, 2007 y 2011). Esas puteadas, como las actuales a los kirchner, provocaron en los oficialistas de siempre reprimendas: "porque no te dejás de joder, acaso la Argentina se mantuvo estática, no cambió para mejor?", de boca de notorios ultra k de esta actualidad tan cambiante, lo mismo me repiten hoy dia mutatis mutandis.

Puede que lo mio sea un problema con la autoridad, el caso es que no me llevo bien con los oficialismos, Scioli en cambio se ha llevado siempre bien con todos los oficialismos y la pucha que así le ha ido bien sin decirle a Menem que dejaba millones en la cale, a Duhalde que volteaba a la clase media, y a los Kirchner que dilapidan en subsidios para ricos la posibilidad de desarrollo para los que menos tienen a los que le han ofrecido según el manual del buen neoliberal del siglo XXI, que reescribió las recetas para hacer sustentable el modelo después que en 2001/2 quedó demostrado que la vieja receta noventista conducía a un peligroso caos.

Conocí un piloto de aerolineas (AP), gerente y rajado por Iberia en el cambio "cultural" de empresa estatal a la privada. Reconocía la hijoputez del neoliberalismo que dejaba el culerío (como en su caso). Muy viajado el hombre daba testimonio permanente de nuestro atraso, solía meter toda su experiencia de vida en una sola frase: "el costo lo estamos pagando pero la fibra óptica nos va a quedar" y seguía creyendo en el turco mientras yo dejaba de creer.

Después vino el kirchnerismo y restauró el tejido social roto en los noventa, es decir restauró el neoliberalismo en condiciones de sustentabilidad, le dió jubilaciones a millones de personas que habían sido desplazados en esa revolución cultural berreta que hizo el peronismo en aquella época, entre muchas otras restituciones.

Suelo ser enemigo del conflicto sin motivos (los que se generan para generar identificación por el contrario y hegemonía de sectores reaccionarios) y banco los conflictos que se generan para bien de los humildes. Valoro al POLITICO que los procesa sin mayor traumatismo y dramatismo. No soy orgánico en la defensa de los choros (para mi el choro no es cumpa, sorry).

Bienvenido el cambio de actitud y bue... al final el turco no era tan malo, no?
http://omixmoron.blogspot.com.ar/2015/07/de-incoherentes-como-yo.html

OMIX dijo...

"han de realizarse" disculpas por tipear mal al viejo

Bojos de Ruselot dijo...

Compren dólares, saquen los ahorros, voten a Sergio.
Todo esto lo tipeo en mi blog Omoxmarrón.