miércoles, 30 de diciembre de 2015

@oscaracuervo, ¿Casal, la mucama de Fito, o la tragedia de Once?


http://lh3.googleusercontent.com/-i4FYVbrkGyk/AAAAAAAAAAI/AAAAAAAAWgI/ZINQTGAZXZQ/s35-c/photo.jpg
Oscar Cuervo dijo...
Che, Manolo, ya que le ponés tanta enjundia a pegarle al opo Sabbatellla, ¿por qué no le dedicás algunos párrafos al Peroncho Casal que le abrió 6 veces la cárcel a Lanata para hundirlo a Aníbal? Y a su jefe político, que premió a Casal con el Ministerio que no fue? Te gusta la película "Tiro en el pie"? Está buenísima.

http://lh3.googleusercontent.com/-i4FYVbrkGyk/AAAAAAAAAAI/AAAAAAAAWgI/ZINQTGAZXZQ/s35-c/photo.jpg
Oscar Cuervo dijo...
Manolo, como el público se renueva, como dice Mirtha, puede ser que la mayoría no sepa de qué está hablando en este post encabezado por mi identidad tuitera. Como usted hace un retrato enteramente ficcional de mí, basado en su borrascosa imaginación, me veo en la necesidad de aclarar un par de cosas.

La primera es que su intempestiva respuesta a un comentario en forma de post se origina en este comentario hecho por mí:

"Che, Manolo, ya que le ponés tanta enjundia a pegarle al opo Sabbatellla, ¿por qué no le dedicás algunos párrafos al Peroncho Casal que le abrió 6 veces la cárcel a Lanata para hundirlo a Aníbal? Y a su jefe político, que premió a Casal con el Ministerio que no fue? Te gusta la película "Tiro en el pie"? Está buenísima".

Ahí no hay ninguna macarteada, sino una pregunta acerca de su ensañamiento macartista con ciertas figuras como Sabbatella y su piadoso silencio sobre uno de los episodios más truculentos de este período político: el que altos dirigentes de pejotismo bonaerense colaboraran con una operación mediática de Lanata que hizo pasar a Aníbal Fernández como un triple homicida.
 

Sé que, para la majestuosidad estratégico-críptica que usted ejerce, la atribución de un triple homicidio sin ninguna prueba en medio de una campaña electoral interna es una minucia que no merece siquiera ser considerada. Otro sería su ánimo si Lanata hubiera acusado de triple homicidio al bloguero peronista Manolo Barge. Pero como es Aníbal, que se joda.

Fíjese que mi comentario no entra a analizar los motivos del triunfo del PRO en provincia ni en Nación. Sobre esas causas se pueden hacer disquisiciones infinitas y usted contribuye a esa infinitud con sus excelsos excels y sus variados youtubes diarios, una contribución teórico-práctica invalorable para la historia del movimiento peronista. Pero yo no hice análisis de ese resultado ni menos aún una predicción acerca de candidaturas y resultados de 2017, cosa que dejo librada al reino vasto de su imaginario. No me ponga a discutir a mí cosas sobre las que nunca pretendí hablar.

En cambio, que Lanata entrara 6 veces a la cárcel manejada por Casal es un hecho empírico que no se presta a su colorida inclinación por los saberes arcanos. Lanata entró 6 veces a entrevistar a Lanatta y era jurisdicción de Casal, vitual ministro de justicia de un Scioli presidente que no fue.

Para inclinar su maniobra distractiva hacia un terreno en el que yo nunca entré, le aclaro que el retrato que pretende trazar de mi persona al principio de su post es inexacto en todo su puñado de detalles. Nunca voté a Carrió. Desde 2003 voté a Néstor, Cristina y Cristina. Y antes de eso, cosa que no me perdono, alguna vez voté a Menem, y en el 99 en blanco. (¿Me hará iluminista no haber votado a Duhalde?).

No soy iluminista. Soy kierkegaardiano, nietzscheano, cristiano y marxista. Y no uso word: escribo directamente en el recuadro de blogger y doy enter ni bien termino la idea.

Para no desorientar a sus lectores con sus nebulosas fantasías, sería conveniente que publique esta respuesta.

Después siga dando consejos a su auditorio acerca de la fórmula que llevará al peronismo a la victoria.

Oscar, el Anibalicidio © de Asís tuvo el mismo efecto que el Niembro-gate, reafirmo a los que ya creían y fue indiferente en los que no creían.

Sin embrago, la foto fue absolutamente contraproducente, porque nuestra base social y electoral comprende perfectamente que es pispiar “detrás” de la puerta de la “patronal”; que seria, no tan simbólicamente, el “lugar que nos correspondería” en la Sociedad Republicana y el Iluminismo Progresista.

Mi intención no fue personalizar, sino REITERAR cuestiones que vengo señalando desde Noviembre de 2012; cuando el 54% se les subió a la cabeza a Unidos y Organizados.

Con la misma intensidad y consecuencias que a muchos de los actuales inquilinos de Balcarce 50 y sus acólitos; o sea Unidos y Gerenciados.

Para hacerla corta, me niego rotundamente a ser la Oposición funcional a Macri y Cambiemos; tal cual sucedió con el FPVCABA durante los últimos 8 años.

Porque mucho antes de Casal, se tomo la decisión política de “trasladar a DOS” de la CABA a la PBA; “despejándole la cancha" al discípulo de Duran Barbas.

Y a pesar de los “Controles de Calidad ideológica” y la “depuraciones”, que con tanto entusiasmo aplaudían, NUNCA la Base social fue detrás de MM.

En fin Oscar, los mejores augurios para 2016, van a hacer falta. 

martes, 29 de diciembre de 2015

@oscaracuervo y la hipótesis del Gordo Pejotista.

En el Kirchnerismo puro, aka Cristinismo eterno, los mayores de 30 años votaron a Carrio en 2003, en lugar del Lupo, el Puntano o el Turco.

Así se explicarían muchas actitudes fundadas en los reflejos pavlovianos del Iluminismo argento.

Se “perdió” por “fraude” o Traición, afirman, cuando en realidad se tratan de ocultar los gruesísimos errores estratégicos y tácticos cometidos luego del 54% del 2011.

Donde todo el poder de decisión se concentro en la rosca palaciega, con los delirios conocidos por todos los interesados, y ahora tratan de enterrar en la Cripta del “¿Quien fue el que se tiro el pedo?”.

El Gordo Pejotista, que varios conocieron en Morón antes de las PASO del 2013, es un “operativo” político sindical del 1ª Sección de la PBA.

Para quienes no lo sepan, la diferencia entre un “Operador” y un “operativo” es la misma que hay entre quienes nunca salen de la biblioteca, y los que van al terreno a recabar data, para confirmarla o refutar las especies circulantes en Radio pasillo.

¿Que es lo que dice la data en las trincheras?; que Cristina/Martin 2017 casi le provoca un soponcio a Kunkel y la banda de la 3ª, ya que la situación no está para andar delirando.

Cualquier intento de “listas cerradas y bloqueadas” es una invitación al desastre, la tendencia es a las listas “competitivas” entre sí en las PASO, para que se intercalen según la relación de fuerzas.

La idea es “tentar” a participar a los votos de la Renovación que se sumaron en el balotaje, desencantados por la conversión de FR/UNA en una versión P del Comité Provincia de la UCRPBA.

“Pelando” la Lista 3 por sobre el sello FPVPBA, que no “moviliza” en los “barrios” por cuestiones de público conocimiento, de quienes “patrullan” el país mas allá de la General Paz o la 8ª Sección.

En Balcarce 50 están persuadidos que no llegan, materialmente, a la “remontada” en 2017; y allí tendrán mucho peso los “decepcionados” por las “desprolijidades jurídicas” sumados al “cabreo económico” del “saneamiento”, que no es otra cosa que el “ajuste” salarial.

Resumiendo, la clave está en quien mejor logre representar los reclamos de la base social y electoral del peronismo; más que las pretensiones de la pequeña burguesía que usufructuó los últimos 12 años.

Para eso, estimado Oscar, está el +ismo realmente existente; que anda refritando los dichos y hechos de Pomelo y su claque en los últimos 20 años.

Si hasta se “emocionan hasta las lagrimas” con Margarita y los Socialistas santafesinos.  

Ahora si podes mecartearme, como buen discípulo de Carrio, con Casal, Berni y tutti li fioqui.

Total que el 95% de los votos de Domínguez y Espinosa hayan votado a Aníbal Gobernador, y la sangría vino de los barrios filo-progresistas que se piantaron para Mariu por “solidaridad de clase”, solo le importa al Excel.

Para los adictos al Word es solo es un detalle molesto, que incordia la estética del “Relato”.

En fin es lo que hay, que no es poco, con mucho menos los peronistas salimos de las encrucijadas anteriores.

lunes, 28 de diciembre de 2015

Ser pobre, energético, en la Presidencia Macri.

Ahora que nos insertamos en el Mundo, supongo que se utilizaran los mismos parámetros objetivos que en Europa.




Sabbatella affaire, Aguad oyente de Tomás Abraham en el Seminario de CIPOL.

El «significante» es en verdad el último avatar filosófico del déspota.
Deleuze y Guattari




“…desbande en sectores intelectuales y profesionales, derrota para las capas medias y retirada para la clase obrera…”

Análisis y autocritica modélica.

El AFSCA, como “herramienta del PEN”, ha sido tan inefectiva como costosa; ¿alguien se acuerda del 7D?

Y se va por ella por lo costoso más que por la ineficiencia, mucha Kaja para Oppos recién llegados de la “intemperie”.

Pomelo y su claque, luego de los resultados en la PBA y Morón pero también en la CABA y Córdoba, son marginales electoralmente; su ámbito social voto masivamente a Mariu y Mauricio.

Pero hay que tirarle algo de carnaza a la jauría digital y mediática, para que no rompa más las pelotas.

Recorrerán juzgados durante algunos años, hasta que queden libres por falta de merito en 2020, cuando a nadie le interese.

En cuanto a los “recursos” y partidas disponibles, Martin S esta más cerca del malogrado Juan Cruz Ávila, abortado secretario de Políticas Universitarias, que del ex VP Bidu.

La “Corporación Universitaria” de Franja Morada, el Sindicato de los “Doctores y Diplomados”, que ya se había “llevado puesto” a López Murphy durante la Alianza; no iba a dejar escapar el “botín” de $ 40 mil millones anuales.

Ergo Aguad, en su doble caracterización de Radical y Oyente de TA, ni ebrio ni dormido se perdería la “oportunidad” de la “Kajita Feliz” del AFSCA.

Mas que “Ideología” es una cuestión de “Intereses Permanentes” de la UCR y sus satelites Pan radicales.

Burguesía Cultural y Administrativa clientelizada via contratos, nombramientos y pautas.

En fin, nada que afecte “directamente” a los SIN Caja, que son más del 95% de los que votaron contra Cambiemos en el balotaje.

Ellos, mas que “prisioneros de la cárcel clientelista”, se basan en su “prejuicio de clase”.

El “sesgo plutocrático” intuido de la Presidencia Macri y los Gobiernos de Cambiemos solo podría ser “superado” si cambian su “propia naturaleza”; esa misma que llevan a rastras como sombra en el último siglo. 

miércoles, 23 de diciembre de 2015

Mauricio, Mariú y el Dilema del carcelero; pavor de salir 3º en la PBA 2017.

Que mejor que cerrar los debates de 2015 con @elblogdeabel que con 3 clásicos del Stalag-Gulag.

Un subgénero cinematográfico mas temido que despreciado por la Burguesía Cultural argenta, tan celosa de su individualidad amenazada la organización disciplinar de las Clases Populares.

Foucault, Zimbardo y Milgram caracajeados por los Sonetos de Almafuerte en su interpretación de la “Voluntad de Lucha” de von Clausewitz.  

"Para que al oponente se someta a nuestra voluntad, debemos colocarlo en una tesitura más desventajosa que la que supone el sacrificio que le exigimos.

Las desventajas de tal posición no tendrán que ser naturalmente transitorias, o al menos no tendrán que parecerlo, pues de lo contrario el oponente tendería a esperar momentos más favorables y se mostraría remiso a rendirse."

Clausewitz sobre la “Aniquilación de la Voluntad de Lucha del Enemigo”.

Aunque todo el género fílmico sobre “Prisiones” trata sobre el “choque de Voluntades”, el subgénero Stalag-Gulag lleva al frenesí la dicotomía entre la “Organización visible” del Carcelero y la “Organización Invisible” de los Prisioneros.

Ya que no se trata de la típica asimetría de la “Violencia Organizada” contra el “Violencia desorganizada”, sino de dos fuerzas de “profesionales de la Violencia” que se asumen a sí mismos como “Poder Organizado” en el sentido estricto de los Cañones de Lasalle.

En síntesis, Ginebra plantea que todo prisionero de guerra tiene el Derecho y Obligación de huir para seguir combatiendo, sin que eso implique el Derecho a tomar represalias “desproporcionadas” por parte de los Carceleros militares.

Ya que es una típica situación de Tit for tat o Toma y daca.

Stalag 17, de Billy Wilder basada en la obra de teatro de Bevan y Trzcinski, 1953

The Bridge on the River Kwai, de David Lean sobre el texto de Pierre Boulle, 1957.

The Last Castle, de Rod Lurie 2001.

Son las cuestiones, oponerse-colaborar-desafiar en simultáneo, a las que está abocado el peronismo bonaerense en la actual coyuntura política; en el espacio territorial y social más complejo que le toca enfrentar a los Oficialismos PRO.

Ya que a pesar de los “100 días de Luna de Miel” los guarismos de los “trabajos de campo” oscilan entre mediocres y desalentadores; no solo entre adversantés, lo que resultaría lógico, sino entre los propios votantes que tienden al “desencanto” frente a la Orgia de la libre iniciativa empresarial.

En un símil del Síndrome Rajoy, festejos del IBEX 35 vs. malhumor de consumidores, trabajadores y autónomos; lo que inquieta no es “desicionismo Republicano” sino “ausencia de autoridad” frente a los grandes formadores de precios y empresas de Servicios Públicos.

Es el “sesgo plutocrático” descontado por la Base electoral del peronismo, y “temido como la peste” por la Base electoral de Cambiemos 2015.

Verbigracia, los cortes de energía al precio de 1 cortado y 2 alfajores en el Faena “irritan”, pero la “idea” de esos mismos cortes a “precio internacional” es asumido como una “provocación” por el conjunto social.

Mas que una “Revolución Cultural de la Alegría”, que aumenta la facturación de las pautas, el destino de Mauricio y María Eugenia se juega en la “Batalla de las Góndolas y las facturas de servicios”.

En mi ámbito laboral del Sector privado, el B2B analógico, ya que mi patronal mercadea bienes de uso con pequeños comercios y autónomos; NO HAY listas de precios de los proveedores industriales hasta Febrero y/o Marzo.

Una combinación de “defraudación de expectativas” sobre el precio del Dólar, esperaban que fuera de $ 18 a $20, mas el incremento geométrico del costo de financiación que la hace prohibitiva; sumado a la devaluación del “costo” laboral exigido por la UIA.

Obliga a los actores económicos del Mercado interno a “desensillar hasta que aclare”.

O sea, que la “Incertidumbre” se corporice en “Certeza”; para algarabía  de los ABC1, enojo de los D2E, y furia incontenible de los C2C3 y D1.

PD para Mazorca Blanca y su referencia a la resilencia, Juan de Encina 1468/1529.





PD bis, para los que quieren los resultados “gratis”, estimados…, ¿ no se dieron cuenta que Cambiemos es contado contra culata? ;-)



Majul y Cresta Roja; la Navidad de los Pocos y el Año Nuevo de los Sin Caja.



Hacia fines del AlfonCinismo y comienzos del Menemato; Franco Macri decidió dejar de aportar “publicidad institucional” al grupo de “empresas a las que le interesa el país”, que “auspiciaban” el programa Tiempo Nuevo con Neustad y Grondona.

Tiempos de monopolio estatal de los medios audiovisuales gerenciados por la Coordinadora, LC antes de LC.

El “retiro” del Tano, decían los mentideros periodísticos, tenían razones “formales” y razones de “fondo”.

Las primeras eran la imputación de “contrabando de Sevel”, las segundas eran el “apoyo logístico” a Carlos Grosso y la Renovación; de Cafiero a Chacho Álvarez y Unidos.

Bernardo y Mariano con sus quejas públicas por el retiro del “auspicio”, o sea en tiempo real de emisión, generaron que a Franco Macri se le escapara la tortuga.

“Yo PAGO para que NO hablen de mis empresas”, les respondió públicamente a ambos comunicadores, develando el pacto explicito entre los periodistas y los medios con las concentraciones empresarias.

Los “aportes empresariales” a políticos y periodistas, en Latinoamérica pero también en el Atlántico Norte, es una realidad desde los tiempos de Rockefeller y JP Morgan luego de la Guerra Civil de USA.

Mientras que la llamada “cuestión weberiana”, o sea la política como “profesión” sostenida financieramente por la “Caja” sea del Estado u la “Organización”; es un desarrollo centroeuropeo posterior explicitado inicialmente por Robert Michels y su Ley de Hierro de las Oligarquías administrativas.

En resumidas cuentas es la superposición de las diarquías Derecha/Empresas vs. Izquierdas/Sindicatos-Partidos, típica de la política del siglo XX.

Unos “pagan” para que NO se los “mencione, y otras para tenerlos en la mira, con la consigna “autonomía de los Poderes Facticos” de los políticos y los funcionarios.

Los “servicios” abonados a Majul et al. son “funcionales” a los “affaires” como los de Creta Roja.

Si no se publican NO existen; o por lo menos se los morigera si hay, el Dios Mercado no quiera, víctimas fatales.

Ahora bien, como nada es perfecto; ni la falta de Caja, ni la invisibilización mediática, ni siquiera la proscripción legal y la persecución fáctica, han resultado efectivas en la historia del último siglo en nuestro país.

Cuanto mayor es la “presión” más veloz y profunda es la “evolución restauradora de Derechos Sociales”; nuestra Sociedad Civil, en especial los llamados Sectores Populares, son adictos incurables a la “empírea” del resultado.

Y hasta esta semana de fiesta los “perjuicios” resultan ser abrumadoramente mayores que los escasos “beneficios”.

Mas que una “falta de Fe” es la saturación del coctel auto-celebratorio y el lamento preventivo.

Como planteo con mala saña el Gordo pegotista, un “Cristianismo” con Mauricio y los Festilindo en lugar de CFK y UyO.

Cuando les empiece, en simultaneo, a caerles la ficha y adelgazar los bolsillos; Cambiemos termina tercero en las elecciones de 2017 sin que movamos un dedo y vayamos divididos.

Mas que una “profecía” resulta de la extrapolación de los tiempos que Franco Macri les decía a Neustad y Grondona.

“La pongo para que NO me mencionen, ni a mis empresas ni a mi familia”.

Feliz Navidad y Prospero Año Nuevo. 

lunes, 21 de diciembre de 2015

España 20D, las razones sociales de los resultados.


Desprolijidad Jurídica como Método, la Lógica de los CEO argentos.

Pepín Simón no es un paracaidista polaco, ver el film historico “A Bridge Too Far”,  sino un cuadro jurídico de los Lobby empresariales que actúan en la Argentina.

Donde a la inversa de la lógica política y jurídica de los expertos en Derecho Administrativo y Constitucional, y los Politólogos; el CEO toma una “decisión” y los “estudios Jurídicos” contratados se basan en la “casuística” para “encuadrarlos” a la “legalidad” realmente existente.

Desde ya, no están acostumbrados a los “tiempos y formas” del Congreso; lo suyo siempre fue la “rosca” con Ministros y Secretarios del Ejecutivo.

El “cara a cara” con no más de una docena de funcionarios, en lugar del “quórum” legislativo, que implica a centenares de intereses políticos y personales cruzados.

El tristemente famoso “Grupo A” de 2009/11, donde luego de repartirse Comisiones quedo inactivo, los ha convencido que el Poder legislativo es más un engorro en si mismo que una herramienta constitucional.

Lo suyo es el Diktat de la Libre empresa, con su disciplinas laboral; que el “Toma y daca” democrático, con su disciplina política.

Como expreso mi coterráneo HAL, en comparación con estos Juristas de Lobby, el Chino Zannini es Hans Kelsen, y, agrego yo, Corach es Carl Schmitt.


En fin, hay que acostumbrarse a las “desprolijidades” de la Administración Macri y sus enjundiosos asesores jurídicos. 


sábado, 19 de diciembre de 2015

Superioridad Moral

La Dra. Carrio le da a @luisnovaresio una Disertación Magistral sobre la Dummheit de Friedrich von Schiller.



A diferencia de su sinónimo en castellano, que indica simpleza o falta de recursos cognitivos, en el alemán Dummheit implica un esfuerzo continuado en el tiempo para convertir la necedad en Virtud.

Obviamente es una condición ajena a la chusma, ya que solo los Ilustrados están en condiciones de sostener las argumentaciones indispensables para logra ese “Estado de Gracia” que permite rechazar cualquier fundamentación practica.

De Kant a Robert Musil han advertido sobre los riesgos de intentar debatir con quienes están afectados por esa condición.

Hay que huir para no caer en vértigo de los silogismos, contra el cual hasta los propios Dioses luchan en vano.


protocolo de protesta social

REUNION DE TODOS LOS RESPONSABLES DE SEGURIDAD
 

El Presidente tomó el timón

Hacer clic aquí si sos macho.  

 

viernes, 18 de diciembre de 2015

Adam Smith contra Cambiemos; respuesta para el ramo Ran y Mariano T.



Es interesante que se acuerde de la devaluación de esta semana. Leí durante muchos años en su blog sobre el peligro de hacer lecturas a partir de los prejuicios ideológicos que deforman la realidad. Cada vez me resulta más llamativo lo que escribe. Le recuerdo lo que decía el año pasado respecto de la devaluación de 2013-2014 que en total fue del 60%. El principal miedo, me parece, es que este gobierno haga lo que nosotros no quisimos, no pudimos o no supimos hacer.

domingo, 19 de enero de 2014
Actualidad politica ¿de Bioy Casares o Google?

lunes, 20 de enero de 2014
Titulares del Poder 2015; Civilización o Barbarie en el siglo XXI.


jueves, 23 de enero de 2014
Carrio avala…


martes, 28 de enero de 2014
La paja y el polvo…

Saludos.


Estimado, si solo fuera mi sesgo, que nunca lo negué; sus criticas serian absolutamente validas.

El problema es que no solo se trata de mi percepción, sino de un conceso atemorizado que comparten los Republicanos prudentes y los Peronistas republicanos/ Opositores racionales;  que han tenido la oportunidad de estudiar al teórico del Capitalismo.

El estamento empresarial está llevando al Oficialismo Nacional a un conflicto social más del siglo XIX del siglo XXI.,

Claro, a menos que a Adam Smith se lo considere un “Comunista primitivo”.


sábado, 14 de noviembre de 2009
Sindicatos, según Adam Smith; releyendo los clásicos.
An inquiry into the nature and causes of the wealth of nations.
Adam Smith - 1864 - 429 páginas; hacer clic aquí.
An inquiry into the nature and causes of the wealth of nations: ...
Adam Smith, Germain Garnier (comte) - 1852 - 429 páginas, hacer clic aquí.
CHAP. VIIL
OF THE WAGES OF LABOUR.
The produce of labour constitutes the natural rccompence or wages of labour.
In that original state of things which precedes both the appropriation of land and the accumulation of stock, the whole produce of labour belongs to the labourer. He has neither landlord nor master to share with him.
Had this state continued, the wages of labour would have augmented with all thoseimprovements in its productive powers, to which the division of labour gives occasion. All things would gradually have become cheaper. They would have been produced by a smaller quantity of labour ; and as the commodities produced by equal quantities of labour would naturally in this state of things be exchanged for one another, they would have
| the landlord demands a share of almost all the produce which the labourer can either rai^e or collect from it. His rent makes the first deduction from the produce of the labour which is employed upon land.
It seldom happens that the person who filb the ground has wherewithal to maintain himself till he reaps the harvest. His maintenance is generally advanced to him from the stock of a master, the farmer who employi him, and who would have no interest to employ him, unless he was to share in the produce of his labour, or unless his stock was to be replaced to him with a profit. This profit makes a second deduction from the produce of the labour which is employed upon land.
The produce of almost all other labour is liahh- to the like deduction of profit. In all arts and manufactures, the greater part of the workmen stand in need of a master, to advance them the materials of their work, and their wages and maintenance, till it be completexi. He shares in the produce of their la
buen purchased likewise with the produce of jlour, or in the value which it adds to the ma
a smaller quantity.
But though all things would have become Cheaper in reality, in appearance many things might have become dearer, than before, or have beenexchanged for a greater quantity of other goods. Let us suppose, for example, that m the greater part of employments the productive powers of labour had been improved to tenfold, or that a day's labour cuuld produce ten times the quantity of work which it had done originally ; but that in a particular employment they had been improved only to double, or that a day's labour could produce only twice the quantity of work which it had done before. In exchanging the produce of a day's labour in the greater part of tmployments for that of a day's labour in this particular one, ten times the original quantity of work in them would purchase only twice the original quantity in it. Any particular quantity in it, therefore, a pound weight, for example, would appear to be five times dearer than before. In reality, however, it would be twice as cheap. Though it required five times the quantity of other goods to purchase it, it would require only half the quantity of labour either to purchase or to produce it. The acquisition, therefore, would be twice as easy as before.
But this original state of things, in which
terials upon which it is bestowed ; and in this share consists Ыз profit.
It sometimes happens, indeed, that a single independent workman has stock sufficient both to purchase the materials of his work, and to maintain himself till it be completed. He is both master and workman, and enjoys the whole produce of his own labour, or the whole value which it adds to the materials upon which it is bestowed. It includes what are usually two distinct revenues, belonging to two distinct persons, the profits of stock, and the wages of labour.
Such cases, however, are not very frequent ; and in every part of Europe twentyworkmen serve under a master for one that is independent , and the wages of labour areeverywhere understood to be, what they usually are, when the labourer is one person, and the owner of the stock which employs him another.
What are the common wages of labour, depends everywhere upon the contract usually made between those two parties, whose interests are by no means the same. The workmen desire to get as much, the masters to give as little, as possible. The former are disposed tocombine in order to raise, the latter in order to lower, the wages of labour.
It is not, however, difficult to foresee which of the two parties must, upon all ordinary oc
the labourer enjoyed the whole produce of bis casions, have the advantage in the dispute, own labour, could not last beyond the first in- and force the other into a compliance with traduction of the appropriation of land and their terms. The masters,being fewer in num. the accumulation of stock. It was at an end, I ber, can combine much more easily : and the therefore, long before the most considerable law, besides, authorises, or at least does not
improvements were made in the productive powers of labour ; and it would be to no purpose to trace further what might have been its effects uponthe rccompence or wages of labour.
As soon as land becomes private property,.
prohibit, their combinations, while if prohibits those of the workmen. We have no acts of parliament against combming to lower the price of work, butmany against combining to raise it. In all such disputes, the masters can hold out much longer. A landlord, я farmer, a master manufacturer, or merchant, though they did not employ a single workman, could generally live a year or two upon the stocks, which they have already acquired. Many workmen could not subsist a week, few could subsist a month, and scarce any a year, without employment. In the long run, the workman may be as necessary to his master as his master is to him ; but the necessity is not to immediate.
We rarely hear, it has been said, of the combinations of masters, though frequently of those of workmen. But whoever imagines, upon thisaccount, that masters rarely combine, is as ignorant of the world as of the subject. Masters are always and everywhere in a sort of tacit, but constantand uniform, combination, not to raise the wages of labour above their actual rate. To violate this combination is everywhere a most unpopular action, and a sort of reproach to a master among his neighbours and equals. We seldom, indeed, hear of this combination, because it is the usual, and, one may say, the natural state of things, which nobody ever hears of. Masters, too, sometimes enter into particular combinations to sink the wages of labour even below this rate. These are always conducted with the utmost silence and secrecy till the moment of execution ; and when theworkmen yield, as they sometimes do without resistance, though severely felt by them, they are never heard of by other people. Such combinations, however, are frequently resisted by a contrary defensive combination of the workmen, who sometimes, too, without any provocation of this kind,combine, of their own accord, to raise the price of their labour. Their usual pretences are, sometimes the high price of provisions, sometimes the great profit which their masters make by their work. But whether their combinations be offensive or defensive, they are always abundantly heard of. In order to bring the point to a speedy decision, they have always recourse to the loudest clamour, and sometimes to the most shocking violence and outrage. They are desperate, and act with the folly and extravagance of desperate men, who must either starve, or frighten their masters into an immediate compliance with their demands. The masters, upon these occasions, are just as clamorous upon the other side, and never cease to call aloud for the assistance of the civil magistrate, and the rigorous execution of those laws which have been enacted with so much severity against thecombination of servants, labourers, and journeymen. The workmen, accordingly, very seldom derive any advantage from the violence of those tumultirbus combinations, which, partly from the interposition of the civil magistrate, partly from the superior steadiness of the masters, partly from the necessity which the greater part of the workmen are under of submitting for the sake of present
subsistence, generally end in nothing but the punishment or ruin of the ringleaders.
But though, in disputes with their workmen, masters must generally have the advantage, there is, however, a certain rate, below which it seems impossible to reduce, for any considerable time, the ordinary wages even of the lowest species of labour.
A man must always live by his work, and his wages must at least be sufficient to main tain him. They must even upon most occa~ sions be somewhat more, otherwise it would be impossible for him to bring up a family,, and the race of such workmen could not last beyond the first generation. Mr Cantillon seems, upon this account, to suppose that the lowest species of common labourers must everywhere earn at least double their own maintenance, in order that, one with another, they may be enabled to bring up two children ; the labour of the wife, on account of her necessary attendance on the children, be. ing supposed no more than sufficient to provide for herself. But one half the children born, it is computed, die before the age of manhood. The poorest labourers, therefore, according to this account, must, one with another, attempt to rear at least four children, in order that two may have an equal chance of living to that age. But the necessary maintenance of four children, it is supposed, may be nearly equal to that of one man. The labour of an able-bodied slave, the same author adds, is computed to be worth double his maintenance ; and that of the meanest labourer, he thinks, cannot be worth less than that of an able-bodied slave. Thus far at least seems certain, that, in order to bring up a family, the labour of the husband and wife together must, even in the lowest species of common labour, be able to earn something more than what is precisely necessary for their own maintenance ; but in what proportion, whether in that above-mentioned, or in any other, I shall not takeupon me to determine.
There are certain circumstances, however, which sometimes give the labourers an advantage, and enable them to raise their wages considerably above this rate, evidently the lowest which is consistent with common humanity.
When in any country the demand for those who live by wages, labourers, journeymen, servants of every L 'ml, is continually increas ing ; when every year furnishes employment for a greater number than had been employed the year before, the workmen have no occasion to combine in order to raise their wages. The scarcity of hands occasions a competition among masters, who bid against one another in order to get workmen, and thus voluntarily break through the natural combination of masters not to raise wages.
The demand for those who live by wage', it is evident, cannot mcrease but in propoitinn to the increase of the funds which are destined to the payment of wages. These funds are of two kinds, first, the revenue which is over and above what is necessary for the maintenance ; and, secondly, the stock which is over and above what is necessary for the employment of their masters.
When the landlord, annuitant, or monied man, has a greater revenue than what he judges sufficient to maintain his own family, he employs either Ihr whole or a part of the surplus in maintaining one or more menial servants. Increase this surplus, and he will naturally increase the number ofthose servants.
When an independent workman, such as a weaver or shoemaker, has got more stock than what is sufficient to purchase the materials of his own work, and to maintain himself till he can dispose- of it, he naturally employs one or more journeymen with the surplus, in order to make a profit by their work. Increase this surplus, and he will naturally increase the number of his journeymen.
The demand for those who live by wages, therefore, necessarily increases with the increase of the revenue and stock of every country, and cannot possibly increase without it. The increase of revenue and stock is the increase of national wealth. The demand forthose who live by wages, therefore, naturally increases with the increase of national wealth, and cannot possibly increase without it,
It is not the actual greatness of national wealth, but its continual increase, which occasions a rise in the wages of labour. It is not, accordingly, in the richest countries, butin the most thriving, or in those which are growing rich the fastest, that the wages of labour are highest. England is certainly, in the present times, a much richer country than any part of North America. The wages of labour, however, are much higher in North America than in any part of England. In the province of New York, common labourers earn * three shillings and sixpence currency] equal to two shillings sterling, a-day ; shipcarpenters, ten shillings and sixpence currency, with a pint of rum, worth sixpence sterling, equal in all to six shillings and sixpence sterling ; house-carpenters and bricklayers, eight shillings currency, equal to four shillings and sixpence sterüng ; journeymen tailors, five shillings currency, equal to about two shillings and tenpence sterling. These prices are all above the London price ; and wages are said to be as high in the other colonies as in New York. The price of provisions is everywhere in North America much lower than in England. A dearth has neverbeen known there. In the worst seasons they have always had a sufficiency for them
i This was written in 1774, 'wfore the commencement nthe late rii?turbanres.
money price of labour, therefore, be higher than it is anywhere in the mother-country, its real price, the real command of the neces. saries and conveniences of life which it cont veys to the labourer, must be higher in a still greater proportion.
But though North America is not yet so rich as England, it is much more thriving, and advancing with much greater rapidity to the further acquisition of riches. The most decisive mark of the prosperity of any country is the increase of the number of its inhabitants. In Great Britain, and most oiher European countries, they are not supposed to double in less than five hundred years. In the British colonies in North America, it has beenfound that they double in twenty or five-and-twenty years. Nor in the present times is this increase principally owing to the continual importation of new inhabitants, but to the great multiplication of the species. Those who live to old age, it is said, frequently see there from fifty to a Immlred, and' sometimes many more, descendente from their own body. Labour is there so well rewarded, that a numerous family of children, instead of being a burden, is a source of opulence and prosperity to the parents. The labour of each child, before it can leave their house, is computed to be worth a hundred pounds clear gain to them. A young widow with four or five young children, who, among the middling or inferior ranks of people in Europe, would have so little chance for a second husband, is therefrequently courted as a sort of fortune. The value of children is the greatest of all encouragements to marriage. We cannot, therefore, wonder that the people in North America should generally marry very young. Notwithstanding the great increase occasioned by such early marriages, there is a continual complaint of the scarcity of hands in North America. The demand for labourers, the funds destined for maintaining them increase, it seems, still faster than they can find labourers to employ.
Though the wealth of a country should be very great, yet if it has been long stationary,we must not expect to find the wages of labour very high in it. The funds destined for the payment of wages, the revenue and stock of its inhabitants, may be of the greatest extent ; but if they have continued for several centuries of the same, or very nearly of the same extent, the number of labourers employed every year could easily supply, and even more than supply, the number wanted the following year. There could seldom be any scarcity of hands, nor could the masters be obliged to bid against one another in order to get them. The hands, on the contrary, would, in this case, naturally multiply beyond their employment. There would be a constant scarcity of employment, and the laboure«



domingo, 24 de marzo de 2013
24/03/76, el Enemigo Principal, según Albano Hargindeguy; siguiendo a Adam Smith.

"La unidad sindical atenta contra los principios liminares del Proceso."
Harguindeguy, Albano. «Crónica periodística». Clarín 20 de abril de 1979





lunes, 9 de diciembre de 2013

De Noviembre 2012 a Diciembre 2013, y la influencia del radicalizado político Adam Smith.





Pero los que, de acuerdo con estos dichos, piensen que los patronos raramente se unen, son tan ignorantes de lo que pasa en el mundo como de este asunto.

Los patronos están siempre y en todas partes en una especie de acuerdo tácito, pero constante y uniforme, para no elevar los salarios por encima de su nivel actual.

La violación de dicho acuerdo es, en todas partes, impopular, y somete a quien así procede al reproche de sus vecinos e iguales.

De hecho, oímos poco de estas uniones porque es lo normal, incluso se puede decir que es el estado natural de cosas de las que nunca se oye hablar.

Los patronos constituyen, a veces, incluso uniones específicas para reducir los salarios por debajo de aquel nivel.

Estos acuerdos se llevan a cabo siempre con el más absoluto silencio y secreto hasta que se ejecutan, y nunca se hacen públicos cuando los trabajadores se someten, como a veces ocurre, sin resistencia.

No obstante, estas uniones se encuentran a menudo frente a uniones defensivas de los trabajadores, quienes en ocasiones, sin existir siquiera una provocación de este tipo, se unen para elevar los salarios.

Las razones que esgrimen estriban a veces en el alto precio de los bienes de subsistencia y, a veces, en los grandes beneficios que los patronos sacan de su trabajo.

Ahora bien, sean sus uniones defensivas u ofensivas, se suele hablar mucho de ellas.

Para precipitar una solución recurren siempre a grandes alborotos y a veces a la violencia y a los atropellos más sorprendentes.

Están desesperados y proceden con el frenesí propio del hombre en ese estado, cuya alternativa es morirse de hambre o forzar a sus patronos a que, por miedo, cumplan sus exigencias.

En estas ocasiones los patronos reclaman tanto como ellos, y exigen la ayuda de los magistrados civiles, y el cumplimiento riguroso de las leyes establecidas con tanta severidad contra la asociación de sirvientes, trabajadores y jornaleros.



vvvvvvvvv

Mariano T

Nunca escuché que los salrios se fijaran en dólarees, ni que lo tuvieran como punto de referencia. De hecho si hubieran fijado los salarios en dólares hace 4 años, ahora estarían ganando lo mismo.


Rattazzi advirtió que "los sueldos en la Argentina no son competitivos"

"Si usted paga el doble del salario de Brasil y México, usted tiene un problema", advirtió el presidente de Fiat, quien también pidió que "la exportación sea premiada" por el gobierno.


Estimado Mariano,  la cuestión es a quien le creo; ¿a vos o al Capo de la FIAT?

Un abrazo