miércoles, 15 de junio de 2016

“Del Manifestó comunista a la Manifestación peronista”; mas allá del humo y la niebla.



Un microclima que recuerda “The Fog”, poema de William Henry Davies, más conocido por el seudónimo de Super-Tramp; nos impide apreciar lo que sucede mas allá de la burbuja en la que están encapsuladas las elites políticas y culturales.

La elites económicas están en lo “de siempre”, descontando desde ya la “declinación” de Cambiemos y Macri.

Ya se ha convertido, en el Atlántico Norte, en cliché descalificador caracterizar de “peronista” a quienes “desafían al Orden Natural”; de Le Pen a Trump, pasando por Unidos Podemos en España.

La Socialista Susana Díaz, baronesa de Andalucía, coincide con Libertad Digital, vocero del más rabioso Liberalismo Conservador; en caracterizar de esa manera a la “construcción socio política” y sus dirigentes.

Más que de Ideología, se trataría de “conjurar”, nombrando, “los oscuros pandemonios” que acechan en el subconsciente de la bancarrota ideológica de la globalización; incapaz de dar respuestas satisfactorias a sus sociedades.

“Espectro” por “Espectro”, que “recorre Europa” y Estados Unidos.

Lo más satánicamente atemorizante de lo “P”, es su capacidad de “liquidar” generaciones enteras de Dirigencias, remplazándolas por emergentes de sus propias Bases socio-electorales.

Pareciera que la “Organización no solo vence al tiempo”, sino que además “transcendería el Espacio”.

Como nuestras “paisanas” las hormigas “argentinas” y “coloradas”.

I saw the fog grow thick,
Which soon made blind my ken;
It made tall men of boys,
And giants of tall men.

It clutched my throat, I coughed;
Nothing was in my head
Except two heavy eyes
Like balls of burning lead.

And when it grew so black
That I could know no place,
I lost all judgment then,
Of distance and of space.

The street lamps, and the lights
Upon the halted cars,
Could either be on earth
Or be the heavenly stars.

A man passed by me close,
I asked my way, he said,
'Come, follow me, my friend'—
I followed where he led.

He rapped the stones in front,
'Trust me,' he said, 'and come';
I followed like a child—
A blind man led me home.



2 comentarios:

Erkekjetter Silenoz dijo...

"Lo más satánicamente atemorizante de lo “P”, es su capacidad de “liquidar” generaciones enteras de Dirigencias, remplazándolas por emergentes de sus propias Bases socio-electorales"

Siiii.....¡cómo no sentirse orgulloso de nuestro "movimiento"! en la "década depredada" pasamos a degüello a toda una generación de P neoliberalotes... un orgullo y gran goze ver a los "opositores responsables" defendiendo nuestros "derechos" frente al avasallaje buitre y nuestros futuros haberes jubilatorios.. psss (con todo respeto ehhh ja ja...)

Saludos

Juan Guillermo Cocina dijo...

No sería tan optimista. Aun descontando que el desastre Cambiemos declina irremediablemente; la hegemonía globalizadora y neoliberal absorbe todo lo que toca, incluso a los buenos hombres del Pueblo que esperan su turno para salvar la Patria. Ya pasó en los '90. La bancarrota ideológica de la globalización afecta a propios y extraños. Ese es el problema.