jueves, 23 de junio de 2016

Mauricio y el sufragio de los niños de la guerra.




Son más de  2.000.000 los que “atesoran” la papeleta en defensa de la España que los ilusiona.

Entre ellos hay populares, socialistas, comunistas, nacionalistas catalanes y vascos; pero los unen dos características.

Tener más de 70 años, y considerar el sufragio como un tesoro que implica Deberes irrenunciables.

Sus nietos, que votan a los emergentes, bromean con un dejo de envidia y admiración:

“Hasta duermen con la “papeleta” que deben depositar en las urnas el domingo”.

La “reforma” electoral de Cambiemos sería considerada por sus “partidos fraternales” de la península, PP y PSOE, como simple y llano fraude.

Mientras que los alemanes confirmarían el carácter de bananeros  antidemocráticos a los de la Alianza bis.  

No es casualidad que hayan prescripto el voto electrónico.

No se trata ni de “costos”, ni de “eficiencia”, y mucho menos de “seguridad”; sino más  bien de acentuar y blindar las “brechas” entre las elites y la Sociedad Civil plebeya.

Esos a los que tanto desprecian como temen.


PD “Niños de la Guerra” es un concepto descripto por Ivan Redondo en su anatomía del Censo electoral español.  

miércoles, 22 de junio de 2016

Artemio López, ¡volve a la pizzería!, menchevique viejo.




“Los populismos en el siglo XXI”.

“Deconstruyendo la matemática
electoral del 26J: un choque entre generaciones”.

Publicado el 6 jun. 2016

Ese tipo de “microdatos” existen en nuestro país, pero no los tenemos nosotros, peronchos y nac&pop.

Unos porque no disponemos de las herramientas, ni las estructuras.

Los otros, porque prefieren la poesía en Word, más que sudar la gota gorda en el Excel.

Fundaciones de ultramar, a las que se ha sumado Santa Marta recientemente, “producen” de 2 a 4 por año de esa magnitud; cada una de ellas.

Por no hablar de las mas “especializadas”, acotadas a cuestiones especificas, de las que se generan no menos de media docena por mes.

“Inteligencia y Poder”, en el sentido “prusiano”; es ni más ni menos que “recolectar”, “cribar” y “analizar” la “data disponible”.

Los que nos novemos en las “periferias”, pescamos en las penumbras algún que otro de estos “trabajos de campo”, aprovechando la “invisibilidad” social y académica al ser parte del “paisaje de fondo”.

Inspirándonos en nuestro santo patrono, el tano Fermi, y su “problema”; alguna que otra vez la “pegamos”

Aunque España, con su problema generacional, es diferente de la Argentina, que es más una cuestión de pertenencia y “organización” de “clase”; topológicamente son “comparables”, como en todo “problema populista”.

Verbigracia, la rosquilla y la taza de café de Homero Simpson, para la Ciencias Exactas.  

Los “resultados” de la disertación se pueden ver en dos clips de la actual campaña electoral española.

La Nieta.

La Abuela.