miércoles, 16 de febrero de 2011

Mi solidaridad con Martín Sabbatella y Daniel Scioli.

La Izquierda Menemista abandono a Lenin y Trotsky para abrazar a L. Ron Hubbard y su táctica “Fair Game”; hacer clic aquí.

Betty Sarlo, en su papel de Comisario Cultural, aplica a rajatabla la Directiva Política que estableció el Editorial de La Nación; Demócratas Virtuosos vs. Fascistas Corporativos.

Como es una mujer inteligente, no es un oximoron; y una escritora de ágil pluma, que usa como el mítico Navarrita, el rey de las carambolas; publico una joyita de la insidia política, a tres bandas; hacer clic aquí.

Sobre NK, CFK y el Kirchnerismo; son posturas larga y repetidamente publicadas.

La novedad es como articula la “actualidad” para surtir a DS y MS en estereofonía, dentro del marco del Autoritarismo K.


Daniel Scioli es el pusilánime con alma de cornudo complaciente:

“…lo hizo pasar por algunas humillaciones cuando Scioli empezó a mostrar una independencia de criterio que juzgó excesiva.

En 2005, Cristina Kirchner, entonces senadora, habló durante 40 minutos para acusar a Scioli de "operaciones de prensa" realizadas en su contra desde la presidencia del Senado.

Scioli, impertérrito, como es usual, escuchó el reto de la senadora.

Dos años después, los Kirchner, que debían ganar la provincia de Buenos Aires, llevaron de candidato a Scioli, que en las elecciones de 2007 sacó más votos que Cristina Kirchner en la provincia.

…………

En 2009, Kirchner obligó a Scioli, gobernador de la provincia, a presentar su "candidatura testimonial" a diputado para arrastrar votos.

El invento de las testimoniales expresó el desprecio que Kirchner sentía por los medios que usaba.

Scioli, aleccionado e incólume, obedeció.

No alcanzó para la victoria que buscaba el ex presidente, pero fue un refuerzo.

Después Kirchner le tiró la presidencia del PJ por la cabeza y las primeras declaraciones de Scioli fueron un pedido a los gobernadores:

"Primero la patria, después el partido y después los hombres.

Hoy tenemos que ser profundamente oficialistas y poner el hombro".

La patria no estaba en juego y el partido crujía por todas partes.

Ahora, los estrategos del Gobierno le han armado a Scioli una lista colectora, llamada decorosamente "alianza",…

……………..

Otra frase sin respuesta, de signo inverso, fue aquella orden de Kirchner a Scioli:

"Que diga el gobernador quién le ata las manos".

Ese imperativo tampoco podía tener respuesta pública.

Son los lujos del poder.

……….

Es verdad, Scioli es un conservador de temperamento moderado.

Con razón no lo imaginan marchando al lado de La Cámpora

…………..

Lo ejercen también desde el manejo del presupuesto, esa jaula dentro de la que está encerrado Scioli, el que hasta ahora fue más leal.

Si deja de sonreír y de ser amable, le cortan los recursos, o le desestabilizan la provincia.

……………….

Tampoco está escrito que Scioli acepte esta situación.

No lo singulariza la audacia; es tan conservador como se lo dicta su ideología espontánea, pero quizás esté pensando algo.

Un político audaz ya estaría desplegando el mapa de ruta a la candidatura presidencial y si, por hacerlo, le cortan los víveres a la provincia, podría denunciarlo porque le creerían.

Pero, como su maestro Duhalde, Scioli es un tiempista.

………….


Martín Sabbatella es el oportunista de boudoir:

“…una lista colectora, llamada decorosamente "alianza", encabezada por Martín Sabbatella, ex intendente de Morón, representante de la "nueva política" hasta su ingreso en el dispositivo del Gobierno.

No hay que darle lecciones a Sabbatella, que es tan vivo como ambicioso, pero la historia de Scioli está allí por si quiere repasarla.

El kirchnerismo no paga bien excepto a los del mismo palo, con certificado.

Todo puede sucederle, incluso que se decida que la "alianza" no le conviene al Gobierno.

Página 12, que algo sabe de esta movida, informa que la "alianza" debe ser aprobada por el PJ.

Si no se la aprueba, Sabbatella quedaría como un triste solicitante descolocado.

Todos estos movimientos fueron realizados en nombre de ideas y, como ahora se dice, del "proyecto".

Cuando Kirchner eligió a Cobos lo hizo en nombre de la "concertación plural", que consistía en romper estructuras partidarias, como lo hizo con el socialismo de la provincia de Buenos Aires, o atraer hombres que creían que su partido quedaría para siempre fuera de las ligas mayores de la política argentina, como fue el caso de Cobos.

Por eso, el kirchnerismo sabe que recibe traidores y no sólo gente de principios.

Es decir que, al conocer perfectamente a quienes recluta, teme, con toda razón, que vuelvan a ser tan desleales a sus nuevos jefes como lo fueron a sus partidos o a su pasado.

Pero, como son enconados, no lo evitan con buenas maneras, sino ejerciendo una mezcla de maltrato y recordatorio de quien manda.

……………..

Kirchner armaba y desarmaba hundiendo sus manos en la masa.

La Presidenta siempre tuvo una relación más lejana y remilgada.

Prefiere no tratar todo el tiempo con intendentes a los que antes despreciaba y se siente más en su tenor ideológico cuando está con la militancia de la izquierda kirchnerista, algunos miembros nuevos de su gabinete (que tampoco son baqueanos en el PJ) o los mosqueteros del íntimo círculo patagónico.

Cristina Kirchner tiene una especie de salón donde alterna con la gente que le cae bien.

Le gusta más decir discursos frente a un micrófono que realizar gestos físicos de cercanía y compañerismo.

Además Kirchner, metido dentro del PJ, tenía una noción más ajustada de lo que podía lograrse y de cuánto se arriesgaba en cada movida.

……………….

Hace pocos días, en un acto en Casa de Gobierno que resultó la presentación en sociedad de la lista de Martín Sabbatella, la Presidenta usó palabras melifluas:

"Te vi por televisión, estuviste muy bien".

Son cosas que no se dicen en un acto público para que las escuchen los periodistas, salvo que se busque justamente eso.

Aunque sólo fuera porque la frase es banal y no puede continuar ni tener respuesta, excepto la sonrisa satisfecha del interpelado, que ya pensaba en la televisión de la noche y los diarios del día siguiente.

………….

La colectora de Sabbatella, compitiendo con Scioli (si se cumple el plan), sirve para que no se escapen votos por izquierda.

Los que imaginaron la maniobra piensan que están seguros los votos del sabbatelliano distrito de Morón y de todos los que tienen fe en el "proyecto", pero no lo identifican a Scioli allí; de paso, confían en sacarle votos a Proyecto Sur.

……………

…marchando al lado de La Cámpora, cuyas columnas saludarán alborozadas al nuevo cumpa Sabbatella, quien está recorriendo un camino conocido en la historia política: entender al peronismo (ahora lo explica Ernesto Laclau, no John William Cooke), reconocer que únicamente por allí pasan las opciones transformadoras y disimular que han gobernado dos períodos ensombrecidos por acusaciones muy serias, graves incompetencias y una concentración del poder destructiva del federalismo.

Ahora Sabbatella, si se cuelga de la boleta de Cristina Kirchner, ya no podrá reciclar esa vieja fórmula de "apoyar lo positivo y criticar lo negativo" que usaba hasta hace unos meses, aunque nunca se supo bien qué consideraba "lo negativo"”.


Si nos fijamos bien no miente ni exagera en lo que dice, es COMO lo dice; como Insinúa que la Lealtad de Macuso no es una virtud sino un defecto de carácter; digno de un sumiso cornudo.

Como la Astucia y Ambición de Pomelo, natural en todo político, se termina convirtiendo en pornografía francesa; rondando los salones de la Rosada como si él fuera un gigoló listo a aprovecharse de CFK, una matrona viciosa en busca de carne fresca, que lo dejara en la banquina cuando encuentre un “nuevo” favorito.

Betty, chapeau, el Turco Asís se debe estar mordiendo los codos; y Ramón Doll, el Maestro en el Arte de la Injuria, debe estar aplaudiendo donde se encuentre.

Tacazo, banda, banda, banda y pum; una carambola que pone a los Candidatos a Gobernador en dilemas con soluciones que predeterminaste.

Scioli debe romper el yugo, y enfrentar a la Ingrata Traidora, o repetir el escarnio de los últimos 8 años.

Sabbatella, o se asume como un Cobos 2.0, con su fugacidad incluida; o regresa cabizbajo a ser el Candidato a Gobernador de la PBA para el Grupo A; sea por Proyecto Sur, sea para la Alianza Progresista de Alfonsín-Binner o Binner-Alfonsín.

La Dictadura de la Antipolítica Intelectual en todo su esplendor, con la saña de la comadre chusma pequebu.

Todos saben lo que pienso de Mancuso Scioli, y las criticas que realizo a su gestión en la PBA.

También conocen las diferencias con Pomelo Sabbatella, que repito en el Blog de Abel, hacer clic aquí.

Pero ni en pedo me sumo a una Campaña ad homine; ni discuto sobre Moral y Ética.

Debato sobre Poder, disputo en base a Datos, Hipótesis, Proyectos y Contingencias; si sirve para convencer bárbaro, sino, es por no tener la capacidad necesaria para la Apertura; o, en Ultima Instancia, porque estoy profundamente equivocado.


PD; para las Huestes de Martín.

Bienvenidos al puterio de los sin honra ni ética; cuanto mas protesten, mas culpables parecerán.

Lo sabemos por experiencia; se es culpable aunque se demuestre lo contrario.

Querían Fama; la Fama cuesta sangre, sudor y lágrimas; y no se aceptan tarjetas de crédito.

Hacer clic aquí, para entender de lo que hablo, antes que reaccionen como Betty Sarlo, pero sin su ingenio.

19 comentarios:

Comandante Cansado dijo...

Buen post, Manolo.

Anónimo dijo...

Voy a escribir una respuesta para que Manolo (the great) la considere tan inteligente como si la hubiera escrito Sarlo:

¡¡Que buen post Manolo!! ¡¡Sos GENIAL Manolete!!!

Chofer fantasma dijo...

Lo que dice la Sarlo es que abajo del árbol del Kirchnerismo no crece ni la Dichondra. Que Don Pomelo, su pandilla y sus votantes lo sepan.

Udi dijo...

Ojo Manolo, que de tanto discutir sobre "Poder" se le olvide para qué lo quiere.
O sea, una cosa es girar un poco a la derecha para no resbalar en el charco de aceite de la ñoñez, y otra empantanarse en la banquina del cinismo.
"El peronismo es la ideología del poder" Antonio Vanrell, filósofo santafesino contemporáneo.

Anónimo dijo...

¿Demasiado rudo el Lupo para los porteñitos? Bueeeeno, pero están La Nación, Sarlo y Manolo para comprenderlos y consolarlos. Ay ay ay, peronistas eran los de antes.

Quintín dijo...

Manolo, Manolo, el artículo de Sarlo es muy bueno. Los pone en su lugar a los muchachos de Sabbatella: son voraces, arribistas e inconsecuentes. Que Cristina —en un acto de muy escas alucidez política— les guiñe el ojo no los mejora. Les van a hacer perder las elecciones y usted se la agarra con Sarlo. Esto sí que es culpar al mensajero.

Guille dijo...

Manolo, esta vez coincido con Quintín. No me parece ad-hominem la argumentación de Sarlo, o no solamente en todo caso.

ahli dijo...

¡Excelente análisis! Hay que poseer un maduro humor para no cagarse de odio con los 'profetas del odio'...
Por otra parte, SIEMPRE el PERONISMO fue expresión frentista desde el 45'.
Eso también conlleva el riesgo de los fachos camuflados...
Un abrazo cumpa & militante.

Claudio dijo...

"...ni discuto sobre Moral y Ética. Discuto sobre poder." ¿Cuál es tu problema con la moral y la ética? Saludos.

horca dijo...

Las críticas de Sarlo son personalistas. No habla de procesos sociales, ni siquiera de situaciones políticas, habla de la personalidad de dos o tres dirigentes. Tal es obsecuente, tal es ambicioso, tal es enconado porque "evita la traición pero de mala manera".

Es curioso que haya caído tan fácilmente en la trampa del personalismo y el carisma, ella, que es una intelectual. Es la trampa de los antipolíticos: denuncian el personalismo excesivo de la política y se la pasan conjeturando sobre la personalidad de los dirigentes peronistas.

Sarlo piensa en el mismo nivel que una publicidad de Durán Barba.

Quintín dijo...

Sí, y decir que Hitler era un fanático desequilbrado es caer en el personalismo... Vamos...

Guille dijo...

El punto de Sarlo - señora gorda, amante de Bartok y Bioy Casares, gorila asumida y orgullosa, intelectual, hasta antes de ayer de izquierda - es que apoyada en Sabatella, Cristina pierde. Sería interesante discutir ese punto, y no las mañas de Sarlo. ¿no era que al Oso había que comérselo hasta la grasa para apropiarse de sus fuerzas?

Quintín dijo...

No creo que a Sarlo le guste Bioy Casares. Ni tampoco Bartok. Tampoco la cumbia villera, claro. Pero que con Sabbatella pierden, pierden.

Acabo de leer a Viviani: "las colectoras son buenas pero Sabbatella es medio gorila". Es imposible imaginar un discurso más rebuscado. Manolo la tenía clara de entrada: el PJ no gana en PBA por el progresismo, sino por la centroderecha duhaldista-sciolista. Si quieren se progres, vayan por afuera. Pero Cristina quiere que el PJ sea progre, contestará alguno. Es verdad, pero ese es justamente el problema que tienen ustedes. Y no es menor. Por eso yo voto a Carrió: en la CC no hay lugar para el PC ni para Rico.

Anónimo dijo...

claro quintin, pero hay lugar para biolcatti y para ripoll. aunque lugar en serio hay para biolcatti.
y lo que no hay lugar (sin lugar a dudas) es para laburar y meterse en el barro
Pd: yo milité años con Carrió

Anónimo dijo...

en la CC hay lugar para los que sólo odian y pierden la organización de festivales de cine.

El Julián dijo...

JA JA !
Quintín es como Caparrós, Lanata y Solanas : cuando se quedan sin el queso se vuelven puristas.
A solanas si le dabas Galerías Pacífico hoy era Jorge Asís.

Marmaduke/Eddie/Matt dijo...

Hasta ahora he encontrado sólo un comentarista lo suficientemente imaginativo y creativo -en buena ley- que se ha atrevido a plantear una hipótesis interesantísima: que la historia esta de las colectoras no es una maniobra de CFK contra Scioli sino una estrategia consensuada por ambos que tiene otros destinatarios y otros objetivos.
Me refiero a Abel Fernández cuando dice:
"Scioli es hoy el inevitable candidato a la reelección como gobernador; más aún, estoy convencido que la operación “colectoras” fue conversada con él: no es viable de otra forma".
y lo menciona aquí:
http://abelfer.wordpress.com/2011/02/10/scioli-sabbatella-%E2%80%93-3ra-parte-%C2%BFy-ultima/
Creo humildemente que el de Abel es un aporte muy valioso y que a partir de él pueden hacerse desarrollos muy fructíferos.
Eddie

Guille dijo...

Es plausible lo que plantea Marmaduke/etc. ¿Polarizar para abarcar, sería? Unidad en la diferencia. Nadie se va, todos suman, todos contentos. Se trata de ingeniería electoral, mayormente. Falta acomodar a los intendentes. Puede ser...

damianivanoff dijo...

Es uno de los mejores post que leí sobre el tema. Sos un grande, Manolo.


---

Ahora bien: Si ésta fué una maniobra del Partido de Gobierno para poder captar votos pejotistas (Scioli) y progresistas (Sabbatella) es la mejor maniobra electoral de la historia del kirchnerismo.

Sólo espero que no haya un voto "no positivo" en el futuro, por parte de Sabbatella, y que Scioli, si construye su propia fuerza, lo haga con nosotros y no contra nosotros.

Espero.