viernes, 22 de agosto de 2014

Ingrata realidad y su “reflejo” en el Black Mirror.



El portavoz socialista en Murcia confirma su negativa a una propuesta «chavista» que, según indicó ayer en el ayuntamiento de Murcia, «pretende cambiar las reglas de juego a mitad del partido, a tan solo 9 meses de celebrarse los comicios autonómicos y locales, y sin consultarlo con nadie».

El presidente del Gobierno anunció esta misma semana la intención de cambiar la ley electoral para que los alcaldes fueran elegidos directamente por los votantes a través de la lista más votada, que tendría que contar con el 40% de las papeletas depositadas.

Esta estrategia elimina de cuajo la posibilidad de que los grupos minoritarios arrebaten el poder a los populares, aún contando con una mayoría en coalición, y es por esto, en parte, que los de la oposición rechazan tajantemente sentarse a hablar si quiera sobre el tema.




"En la clase alta están con una actitud preventiva.

Pero el nivel medio fue el más afectado, y es la clase que se siente más excluida, porque conoció, se permitió, y ahora ve todo eso inalcanzable.

La clase baja, en cambio, tiene un entrenamiento en controlar el gasto, pero también venía de un consumo que ahora ve recortado", explicó Patricia Sosa, directora de Negocios de Área Cualitativa Cuore de la investigadora de mercado CCR.




Apocalipsis por San Beckett.

Hoy no, pero mañana seguro que si...el éxito de la temporada.

Mientras en la otra sala emiten “Tigre al acecho y Cuervo a la espera”, una Wǔxiá plena de intriga, no apta para ansiosos.





"Si la tecnología es una droga -y se siente como una droga- entonces, ¿cuales son los efectos secundarios?

Esta área -entre el placer y el malestar- es donde Black Mirror, mi nueva serie, está establecida.

El "espejo negro" (black mirror) del título es lo que usted encontrará en cada muro, en cada escritorio, en la palma de cada mano: la pantalla fría y brillante de un televisor, un monitor, un teléfono inteligente."


1 comentario:

Puerteador De Enanos dijo...

Bien Manolo! te sacaste las ganas de chuparle otra vez la pijita a carrasco, el hijo-nieto te lo va agradecer