jueves, 12 de febrero de 2015

Golpe a golpe y verso a verso.





Es demasiado temprano para asegurarlo de manera rotunda, porque no aparecen enormes subas y bajas entre una línea y la otra.

Y porque, más allá del enorme impacto inicial que produjo la muerte de Nisman, ningún encuestador serio se atreve a pronosticar que el enojo o la indignación contra el Gobierno podrá mantenerse en estos niveles durante mucho tiempo.

Los mismos consultores que entregaron el trabajo explicaron a su cliente que los porcentajes de intención de voto a presidente no pueden ser tomados como una verdad revelada si se lo preguntan a través de la máquina de voz grabada.

También le aclararon que la opinión pública argentina está cada vez más "latinoamericanizada" y que a la mayoría le importan muy poco los temas vinculados con las "instituciones" y la defensa de "la República".

Que siguen primero en el ranking de preocupaciones la inseguridad, el trabajo, la inflación, mucho más atrás la corrupción, y que el caso Nisman terminará diluyéndose entre otras urgencias más personales.

La encuesta que alegra a Macri y preocupa a Scioli


Caminante, son tus huellas
el camino y nada más;
caminante, no hay camino,
se hace camino al andar.

Al andar se hace camino
y al volver la vista atrás
se ve la senda que nunca
se ha de volver a pisar.

Caminante no hay camino
sino estelas en la mar...


1 comentario:

Puerteador De Enanos dijo...

no hace mucho tambien decian que no servian para nada las encuestas en vacaciones

pero bueh