martes, 10 de noviembre de 2015

Radicales del Conurbano y el Prode de cuantos meses tarda el peronismo en volver.



“Son como La Campora, pero con pecheras amarillas…”

Lamento de viejo puntero radical del oeste del GBA, que se acerca a saludar a grupo semi-clandestino de viejos peronistas en el Tokio de Morón.

Que, obviamente, estamos en plena efervescencia conspirativa.

Es tanta la curiosidad que genera la “angustia boina”, que de común acuerdo entre peronchos y radichas se “levantan” los plenarios de ambos en el Tokio, para trasladarse a bolichón incognito sobre Cabildo unificando ambas mesas.

Cambio geográfico menor, unos 600 metros, que implica un abismo simbólico mayor.

Difícilmente pasen por allí los “turquesa” de Martin el Pomelo, y prácticamente imposible los “amarillos” de Ramiro el conyugue Soberbio.

Los mamados habituales están en la suya, y el dueño esta curtido en el metier de las clandestinajes varias.

Los “amigos” nos ponen al día, a los “cumpas”, sobre las historias de horror que implican las “asignaciones” de los organigramas.

Las locales y provinciales, que les conciernen directamente, y los “nacionales” que conocen de los “afectados” directos de los Comités provincial y nacional.

Los amarillos, que ni siquiera pueden “llenar” los “casilleros” de la Cuba del Oeste, no solo dejan “reservados” en blanco porciones de “nombramientos”; sino que le suman ídem de la provincia y la Nación.

Generando un “efecto” cascada que los “deja afuera” a los “amigos” del oeste.

Me explico, los radicales “revotados” en Nación intentan “desembarcar” en La Plata y organismos dependientes en el GBA.

Lo que lleva a los “aspirantes provinciales” a intentar “desplazar” a los “locales” en el distrito.

“¿Y las políticas concretas, mas allá de los nombramientos remunerados?”, preguntamos los peronistas a los radicales.

“Es peor, nos espetan con furia incontenible, son las jaurías de ONG; cuyas pirañas ni siquiera con GPS ubican los lugares físicos donde aplicarían sus “iniciativas sociales”.

Digresión para quienes no estén empapados del léxico “profesional”.

El Morón posterior a la división del histórico partido, es social y económicamente similar a Vicente López y San Isidro, ergo resultan inaplicables “iniciativas” que han sido “pensadas” para los sectores D1, D2 y E.

Plantear que no conocen ni con GPS una localidad física, es el peor insulto imaginable, ya que implica no conocer a la gente de la zona y sus contextos objetivos.

Verbigracia, a un Villa Devoto SIN Cloacas no se le puede llevar un plan de nutrición infantil, por no existir esas mismas cloacas.

Es tomado por los “vecinos” como una descalificación insultante.

Un peronista septuaguenariamente taimado, de extracción sindical, lanza una carcajada.

“Ahora entiendo, Unidos y Organizados de Macri son las ONG”.

El boina del comienzo nos inquiere, con la mirada ansiosa de sus Correligionarios; “¿Cuándo empiezan…?”

Con extrañeza le respondo: “¿Cuando empezamos “que” querido?”

“El bardo Lito, el bardo que hacen cada vez que pierden los peronistas, si en los Comités hasta hicimos un PRODE sobre los meses que va a tardar el PRO en hociquear”.

“Mira que son turros, le respondo, quieren que nosotros agitemos para “salir” en rescate de Mariu y Ramiro; cobrándoles en contante y sonante el “aporte militante”.

“Se ve que no aprendieron nada, continuo, primero tienen mandarse los mocos; y es esa acumulación la que dicta la proporcionalidad de la movilización”

“Esta vez, concluyo, no los vamos a salvar del incendio que sus Dirigentes provoquen; para que después nos hagan responsables de sus propias torpezas”

Rematando con; “Macri es uno de los suyos, como Carrio y toda la runfla republicana, que cada cual se haga cargo de su cruz, y apague sus incendios autogenerados”.

En medio de la tensión se acerca el dueño del bodegón y dice; “Gallego la casa invita”.

PD por medio de la presente queda en autos que ni Omar, ni Santiago, ni ningún politizado digital  del GBA participo; ya que ni siquiera estaban invitados.

PD bis, la imagen superior de los resultados municipales de Morón no solo son para dar el contexto, sino que también es una respuesta al post de Abel.

Los encuestadores y la traición de los votantes

Traición las pelotas, es un problema de insuficiencia de gobernanza, que genera insatisfacción ciudadana. 


1 comentario:

Daniel dijo...

en PBA no se, en Nación, para mi, primer recambio de gabinete en 6 meses, quemando patricias bullrichs,