viernes, 28 de julio de 2017

Ganar la Guerra, perder las elecciones...



26 De julio de 1945: El popular líder de la guerra en Gran Bretaña, Sir Winston Churchill, sufrió una sorpresiva derrota en las elecciones generales realizadas en este día en 1945 tras la aplastante victoria de los Laboristas.

El primer ministro Conservador, sobre quien los analistas pronosticaban que permanecería en su puesto, dimitió inmediatamente después de la aplastante derrota en las elecciones.

Casi 12 millones de votantes, respaldaron al Partido Laborista, liderado por Clement Attlee, segundo en el cargo durante el gobierno del coalición del Primer Ministro Churchill.

Ellos prometieron una serie de reformas sociales, incluyendo el pleno empleo que el público quería después de la gran depresión y de los sacrificios hechos durante la Segunda Guerra Mundial.

Churchill perdió las elecciones generales a pesar de tener un 83% de aprobación en mayo de 1945. (PA)

El respaldo a los Laboristas – que era especialmente fuerte entre los 5 millones de militares temiendo el desempleo y la falta de vivienda – se impuso a pesar de la popularidad de Churchill.

Él tuvo un índice de aprobación personal de 83% tras la derrota de Alemania en mayo, cuando los Laboristas dejaron la coalición y provocaron las primeras elecciones generales en una década.

Sin embargo, su popularidad disminuyó durante la agria campaña y cayó de manera notable cuando dijo que un Estado saludable requeriría de una Gestapo, la policía secreta alemana.

A diferencia de los oficiales de las Fuerzas Armadas y los civiles, los soldados ordinarios en el frente, que siempre tuvieron poca simpatía por el Churchill fumador de puros que gustaba presentarse en uniforme, se ofendieron con la sugerencia.

British Pathé filmó algunas de esas tropas votando en Birmania, así como a Churchill en su último día como Primer Ministro y a un victorioso Attlee hablando a una multitud.

Los intentos de Churchill de hacer ver a los Laboristas como poco confiables y potencialmente siniestros, contrastaba con el récord del partido en capacidad doméstica durante la guerra.

Las contrastantes estrategias de las campañas de los líderes de los diferentes partidos durante la guerra también hicieron que los Conservadores perdieran votos.






La inteligencia del argentino medio es agraviada cuando los protagonistas que perdieron tratan de conformarse con el viejo cuento de ser “campeones morales”.

En la plácida visión de la historia, para los estrategas derrotados del colectivo Cambiemos, constituye un triunfo, de por sí, haber planteado el tema.

Por el maniqueísmo extorsivo de instalar la disyuntiva artificial.

O se está con los honestos, con los artesanos de la transparencia.

O se respalda a la banda de corruptos “que asaltaron la república”.

http://www.jorgeasisdigital.com/2017/07/28/sin-vencedores-y-con-vencidos/

2 comentarios:

Pal Quienque dijo...

ayer pensaba lo ultimo que indicas...tanto se les machaco a los K sobre esa cuestion de "si estabas en contra del gobierno eras enemigo "la logica amigo-enemigo" la de "o estas de un bando o del otro" ahora bien "Cambiemos" gana las elecciones con un discurso de peace and love, de armonia y no problems. Con la artilleria pesada de lo impoluto, que no actuarian como "el pasado" que venia como nueva flota a transformar las practicas y desterrar todo discurso de odio, confrontacion, violencia, autoritarismo y bla bla bla bla ( y tambien bla bla bla). Ahora empezaron con el matraque ese "o sea estan con los honestos o se esta la delincuencia" " o sea esta con el cambio o se estan con la mafia" la verdad que podemos criticar y reflexionar muchas cagadas de los gobiernos kirchneristas...pero me rompe soberanamente las pelotas este manejo cinico y descarado que hacen estos del PRO, eco-embaucadores friendly...FALSOS REPUBLICANOS

Rogelio dijo...

Buscan votos insultando a los votantes

La reiteración del argumento suena a estrategia.

Carrió: "La culpa no es de Cambiemos si es débil, la responsabilidad la tiene también aquella parte del pueblo de la Nación que sabiendo que roban, votan ladrones".

Durán Barba: "Si alguien vota por ella y está vinculado a la economía informal, produce o vende mercaderías con marcas falsificadas, vive de subsidios o es parte del millón de personas vinculadas al narcomenudeo en la Ciudad y en la Provincia, es probablemente un votante duro".

Marcelo Falak, completo => https://goo.gl/bJsxJB