martes, 13 de marzo de 2007

Insatisfacción

En lo del amigo Escriba salto el tema de la insatisfacción por inexistencia de una política de promoción e inclusión social efectiva.

Ahora, si venimos de acá, y estamos como estamos, ¿por que estoy insatisfecho, si se logro tanto?

¿Que es lo que me pondría a cantar el tema de los Rollings?

Estar como en 55 y el 75.

50 y 50, ni más, ni menos.

No pueden decirme que este incumplimiento esta sustituido por la actividad del Napia Moreno.

Es como comparar a Florencia de la V con Florencia Peña.

Si estas en Devoto, lo entiendo, pero si queres futuro tu pareja tiene que ser una mujer.

¿Por qué?, porque el futuro son los hijos, los propios no los adoptados.

Si no revertimos la situación del “núcleo duro”, tendremos excluidos de 2° generación.

Y estos no son excluidos, son desposeídos.

No tienen futuro, son irrecuperables para el estudio, para un trabajo bien remunerado, para una salud que le permita una vida digna.

En vez de organizarlos la fe religiosa, la idea política o el sindicato, lo va hacer la Mara o los carteles narcos, como en Centro América o en Brasil.

Y la inclusión social es como una mujer, te permite reproducirte, y como la vieja de uno, es Salud, Educación, Alimento y Afecto.

En cambio Florencia de la V, en cualquier momento te dice, “Mi amor, ahora te toca a vos”.

No me pueden decir que los problemas Macro no lo permiten.

Ya lo dijo el compañero Rudi:

“….un país es mucho más que un conjunto de normas monetarias, financieras y fiscales”

Tal como estamos, hasta el penúltimo plan de coloniaje te corre por izquierda, fíjate:

Gran parte del problema fiscal tiene que ver con el federalismo fiscal, con el diseño y la aplicación de un pacto fiscal que lleve a compartir responsabilidades y recursos de una forma financieramente sostenible.

La evasión de impuestos y la corrupción -y la tolerancia gubernamental con ellas deben ser suprimidos de forma radical.

Argentina no es el primer país que tiene problemas de recaudación tributaria.

Hay soluciones efectivas disponibles y deben ser impuestas.

Un servicio civil más profesional y reformado será particularmente útil.

Comprometer a las provincias en el esfuerzo, con un mínimo básico de coparticipación de alrededor del 30%, pero con fuertes incentivos para la recaudación local de los impuestos y la mejora de sus ingresos, es parte de la respuesta.

La proporcionalidad en la coparticipación no es suficiente.

Quizás debería darse a las provincias, más de un peso por cada peso extra de recaudación acordada por encima de cierto umbral.

Además, dadas las ventajas que una estructura impositiva simple tiene para fiscalizarla, aquí no hay espacio para elaborar un nuevo código tributario complejo.

Debe simplificarse a un sistema conciso y elemental – uniforme.

…..ahora necesita un inmediato incremento de la productividad de la mano de la tan postergada inversión y la erradicación de la corrupción como una manera de vivir.

El mecanismo de incentivo en el nuevo sistema tributario debería contribuir a controlar la corrupción a nivel provincial.

Los trabajadores deberían convertirse en accionarios de las empresas, participando en la distribución de ganancias.

Además de las ventajas de la flexibilidad de dicho sistema, agregaría, un mecanismo adicional de monitoreo de los beneficios y de la evasión fiscal.

Es mas, para los que dicen que apoyo el “roban, pero hacen”


Una campaña contra la corrupción sin piedad para jueces, parlamentarios, funcionarios públicos y otros.

Entonces, si el finado, al cual Paul Krugman hizo un panegírico, lo plantea como posible y necesario, ¿Por qué carajo no lo hacemos?

Buenas noches y un abrazo a todos

11 comentarios:

escriba dijo...

"Y la inclusión social es como una mujer, te permite reproducirte, y como la vieja de uno, es Salud, Educación, Alimento y Afecto.

En cambio Florencia de la V, en cualquier momento te dice, “Mi amor, ahora te toca a vos”.

Me rindo a sus pies, Manolo
Saludos

EmmaPeel dijo...

Métanle pata que el único derrame que veo es cerebral

Lo de Flor de la V, sublime

Ayer escuchaba a Santoro decir para explicar al peronismo podemos usar la física cuántica: no es ni de izquierda ni de derecha, tiende a ser
Tenés que patentar el post de la cuántica Manolo!

Besos muchach@s

manolo dijo...

Emma
Gracias, por pasar y por el piropo.
Lo de la física cuantica déjelo correr, es un veneno de acción lenta.
Como los buenos perfumes, corroen las certezas de los hombres.
Un abrazo

Escriba
Gracias, no es para tanto

Ulschmidt dijo...

el 75 era bastante feo manolo por lo que yo recuerdo. En el 55 ciertamente no estaba.
Aplaudo sus principios fiscales: las autoridades locales deben participar en el esfuerzo y recibir parte de lo recaudado en forma directa. Caso contrario la fuente de financión del gobernador pasa a ser el presidente y ya sabemos todos los alineamientos automáticos y vaciamiento de autoridad que eso produce.
Creo que problemas no hay pocos: las empresas tributan Ganancias en sus cabeceras, que estan todas en el distrito federal - aunque sea una minera catamarqueña - y el IVA se recauda donde se consume. La verdad es que los cuatro distritos mayores aportan casi todos los impuestos de la Argentina.
Por ello se recurre a fórmulas que pretenden ser distributivas pero se maneja políticamente. Distribuir directamente tanto como se pueda y una buena ley de coparticipación federal y menos arbitrariedades, hace falta.

oti dijo...

U, recordás las condiciones sociales en el '75? Salud pública, educación pública, capacidad de acceso a bienes y servicios de las mayorías sociales. Empleo. Condiciones de trabajo. Situación de la niñez, de los ansianos. Situación habitacional. O recordás solo el desorden macro de mediados del '75 y la crisis política?

manolo dijo...

Sr. U
En el 55 y el 75 políticamente éramos un desastre.
Algunos consideran que tuvimos una guerra civil desde el 45 hasta el 83.
Pero como dice OTI, en lo social éramos un país mas sano.
En el 75 los problemas económicos eran serios, pero en comparación con lo que sucedió en los últimos 30 años parecen minucias.
En el 2002, Rudi llego a plantear que los economistas Argentinos no servían para nada.
Teníamos que alquilar economistas en Irlanda, Finlandia, Noruega, etc.
Renunciar por un plazo entre 5 y 10 años a manejar los resortes económicos.
Y si era necesario también traer juristas de esos países, para luchar contra la corrupción.
Si esto no es una descalificación de las clases dirigentes argentinas, no se como llamarlo.

OTI
Adhiero a lo que decís
Un abrazo
manolo

Ulschmidt dijo...

la situación de empleo y distribución del ingreso era mejor, pero no particularmente en el 75 sino que siempre había sido buena. En cambio había inflación galopante, mercado negro, violencia política. No hay que comprarse el 75 para rechazar otras cosas. Sobre todo, no veías ningún panorama: un montón de facciones matándose entre sí por la manija.
Lo cual yendo al epicentro de su post: no se entiende, en un momento donde la inclusión social era una gloria comparada con la actual, y donde se había recuperado ya la institucionalidad, esas luchas tan descarnadas por el poder. No se lo merecía el pueblo en el nombre del cual todos cometían sus tropelías.

oti dijo...

El asunto es entender que el valor superior que hay que defender es el del bienestar general. Y que por ninguna razón técnica o criterio economicista debe sacrificarse eso.

Desde el '75 a esta parte se estuvo muy lejos de defendere se valor, más bien se lo ha atacado con todo lo que se pudo.

Luego, desde este punto de vista, más allá de todos los problemas que existían, aquello era mucho más sano que esto, en cuanto a condiciones materiales y espirituales de las mayorías sociales.

Porque si no lo entendemos así, perdemos el referente esencial de lo que es y debe ser una economía, que no consiste en el análisis estadístico sino en el mejoramiento de las condiciones sociales y demográficas de la población.

manolo dijo...

Sr. U
Somos unos cuantos los que creemos que entre el 45 y el 83 la Argentina vivió una guerra civil.
De baja intensidad, sin grandes batallas ni uniformes pero guerra al fin, por la intensidad de la violencia.
Ud. que vivió la época, sabe el poco valor que tenia la democracia y lo institucional en el imaginario social.
En Abril del 73 el ERP, que no era peronista, ante un pedido de tregua de Campora contesto
que si no se disolvían las FFAA, no se aceptaba el alto el fuego.
Dentro de mi idea política, los nuevos sectores incorporados, pretendían imponer sus ideas a los tiros.
Por origen familiar provengo del peronismo anterior a los 70, no teníamos la experiencia ni la gimnasia de movernos en democracia por la prescripción sufrida.
Para no hacerla larga, en el 83 al perder la general, el no peronismo, vio que era posible vencernos en las elecciones.
El temor al predominio, se perdió, y la ultima de las justificaciones quedo superada.
Después se la sigo
Un abrazo

Ulschmidt dijo...

puede ser, manolo, puede ser. Pero lo mejor es una sociedad no muy encolumnada con los políticos - una que los tenga laburando, escéptica, cambiante, que no vaya a tocarles el bombo a la plaza. La de ahora es así - mucho más que la anterior por cierto - y creo que ese es el orígen profundo de la mejora.

Diego F. dijo...

Coincido con lo que plantea estimado Manolo, pero cuando dice: "
Una campaña contra la corrupción sin piedad para jueces, parlamentarios, funcionarios públicos y otros. Entonces, si el finado, al cual Paul Krugman hizo un panegírico, lo plantea como posible y necesario, ¿Por qué carajo no lo hacemos?"

Creo que la respuesta es una pregunta ¿quién tiene el culo tan limpio en las esferas del poder como para poder implementar semejante plan (con el que desde ya coincido 100%) como para llevarlo a cabo y salir ileso de la reacción (cámaras ocultas, papeletas firmadas que demuestran los manejos oscuros, etc)?

Abrazo