martes, 12 de junio de 2012

La Asamblea no es un Psicodrama, ¿autoexpresión?; se discute el problema del poder, como Acción Directa.




Charlie Boyle dijo...
En este post le hago este aporte que me parece interesante http://carlosboyle.blogspot.com.ar/2011/07/asambleas-populares-en-revueltas-y.html
Thompson corrige a Tarrow, fíjese


Estimado Charly.

Entre las múltiples experiencias que nutrieron el peronismo original, una muy importante fueron las consecuencias de la Guerra Civil española.

Esta impacto de tal manera a la masa anarco sindical, o sindical revolucionaria; que estudiosos de Anarquismo como Diego Abad de Santillán u Osvaldo Bayer, no saben explicar como se “evaporo” un movimiento social tan transcendente en nuestra patria.

Y no solo hablamos de los Cooptados Burócratas Sindicales de los 40, sino de las supuestas masas ignaras, desarraigadas del interior por la Gran Depresión y la industrialización de sustitución durante la Guerra.

Esas mismas masas, que de la noche a la mañana, con la Libertadora comenzó a funcionar en células con la metodología de la Acción Directa y la Propaganda por el Hecho; caño y mimeógrafo.

Es un tema tabú el periodo 1955/62 de la Resistencia Vieja, hasta Huerta Grande; porque no existe un fenómeno similar en el Mundo, si se asume que no estaban “esclarecidos”, y solo habían sido organizados desde “arriba”.

Ahora bien, si rechazamos la “Ortodoxia” Sociológica; y asumimos que las masas “activadas” por las FORA desde el 1900, que fueron de voluntarios a España en 1936, además de ser el “santuario” de los derrotados en 1939; se incorporaron al peronismo.

La Resistencia Vieja es una reacción previsible, tanto como la fobia histórica contra los “chequistas” del PCA, y la dificultad de estos últimos para “copar” el MOO.

¿A que nos conduce todo esto, con el tema de las Asambleas?; sencillo, la experiencia de la Guerra Civil.

Forzar el Voto, no importa que se pierda, nada es peor que pasarse las horas “debatiendo” posiciones; si la “mayoría” tiene razón, auto critica; si no la tiene, obligar a la corrección.

Incluso existen términos o giros específicos; “dar el paso al costado”, “el que avisa no es traidor”, “corregir sobre la marcha”, “no hagamos fubismo”, “poroteo previo”, etc.

Porque, cuando uno decide ir a una Asamblea, ya debe saber cuales son las relaciones de fuerzas; lo que no se logro en la previa, no va a cambiar por más discursos y alegatos que se digan.


3 comentarios:

damianivanoff dijo...

Me quedo con la última frase, sin duda que es así.


Saludos,


Damian

Anónimo dijo...

Manolo, CFK te leyó hoy y agarró lo de Bruselas.

Albricias.

chinoclau dijo...

josefa y severino, juan y eva, nestor y cristina, el amor y la igualdad. algo para recomendar sobre anarquismo y peronismo?