lunes, 23 de julio de 2007

La Vía Agraria al Desarrollo y el Foquismo

El sábado Zait publico en Pagina 12 un riquísimo análisis de la puja que llevo al nombramiento de Peirano.

Entre otros temas define los dos proyectos “neodesarrollistas”, el de base industrial y “urbana”, y el de base agraria.

Existen muchos temas para discutir; composición y distribución de los componentes de ambas burguesías, masa critica de la pymes, comportamiento histórico de los empresarios de ambos grupos, porcentajes locales de los actores, etc.

Aunque no son excluyentes, la “competencia” por los recursos e inversiones estatales los enfrentan.

En este post solo me voy a referir a mi preferencia por la Vía Agraria.

Esta se basa en una diferencia fundamental, mientras que el modelo industrialista es concentrado en lo territorial, las ciudades existentes; donde se encuentran la mano de obra, los mercados internos y los puertos de salida para la exportación.

El modelo agrario es extensivo por la naturaleza de su insumo principal, la tierra.

Esta descentralización es la que lleva a crear núcleos de mantenimiento y desarrollo industrial de cercanía.

El flete es el costo más importante, justifica cambiar volumen por valor, en lugar de enviar la res viva, es el enlatado o la carne en cajas.

Las galletitas o harina, en lugar del trigo a granel.

Crear granjas eólicas, u otras energías alternativas, para suplantar las interconexiones eléctricas.

Donde los talleres de mantenimiento se convierten en Pymes industriales innovadoras; el amigo Ulschimtd tiene un post ejemplar.

Escuelas, hospitales, servicios culturales, etc.; toda la infraestructura social que falta en el Interior.

Rafaela, al igual que las otras ciudades de la Pampa Gringa son motivo de asombro.

Focos de desarrollo y producción, que no tienen una explicación teórica acabada.

La idea, parafraseando al Che, es crear 10, 100 Rafaelas.

MODERNIZAR, en lo económico, social y político, al País Feudal.

Donde el empleo publico deje de condicionar las elecciones, donde se cobren los impuestos y se inviertan en infraestructura productiva y social.

Como Mazorquero del Conurbano, que solo es propietario de la tierra que tiene en los mocasines, no tengo intereses ocultos que defender.

Se que el campo no va a resolver todos los problemas que tiene mi territorio, pero ayudara a disminuir la presión sobre los recursos fiscales que generamos y debemos compartir.

Como dice Natalio Botana en La Nación.

Tierra del Fuego recibe $ 2665 por habitante en concepto de coparticipación federal, Santa Cruz, $1819; Buenos Aires, tan sólo $ 368”.

De los cuales al Conurbano no llegan ni $ 200, a pesar de ser los mayores contribuyentes del IVA.

Un tercio de los ingresos de los más pobres, el Núcleo Duro de Artemio, son impuestos.

Que no se gastan en su beneficio, porque hay que ser solidarios con las provincias.

Se también, que la mayoría de los chacareros tienen afectos políticos que son contrarios a los míos.

Se corre el riesgo de ser derrotados en el plano electoral, pero vale la pena.

Si el objetivo final es la “Felicidad del Pueblo”, no se puede tener conductas miserables y mezquinas.

La discusión esta planteada.

http://www.lanacion.com.ar/opinion/nota.asp?nota_id=927006
http://www.pagina12.com.ar/diario/economia/2-88434-2007-07-21.html
http://www.laopinion-rafaela.com.ar/opinion/2007/05/29/c752992.htm

9 comentarios:

Cine Braille dijo...

Mientras haya una megalópolis de 12 millones de habitantes... Bien decís que no son caminos excluyentes, pero sin un desarrollo industrial no habrá para todos ni trabajo, ni pan, ni en definitiva paz. Si querés verlo así, un desarrollo industrial es una inversión en paz social. No por nada perdimos las dos cosas juntas a partir de 1976.
Claro que de ahi a subsidiar piratas del asfalto disfrazados de industriales hay un campo, precisamente.

Mariano T. dijo...

No veo la necesidad de excluir un tipo de desarrollo. Claro esta, salvo que los industrialistas lloren que no pueden crear trabajo si nadie los subsidia, o peor aún, si postulan que un agro competitvo les arruina el tipo de cambio, y necesitan atarle los cordones de los zapatos para que ande a los tumbos, nunca lo dirían de frente porque en el fondo es una mariconada.
En cuanto al desarrollo que usted psotula, bueno, ahí no hace falta ningún subsidio, ni recursos del Estado, solo un poco de reglas claras, regulaciones inteligentes con respecto a la conservación, inducción para que los procesos naturales(como la mudanza de la ganadería) se aceleren, un poco de ayuda en conseguir mercados para las economías regionales(como hace Chile). que te saquen guita para infraestructura y que la usen en eso y no otra cosa, y eso es todo.

Jorge Y. de la G. dijo...

Manolo: estoy bastante de acuerdo con Mariano, no creo que haya que elegir entre proyectos de desarrollo contrapuestos, a no ser que tomemos partido en una disputa entre lobbies. Yo me fijaría en cuáles son los objetivos concretos que se proponen. No es lo mismo un proyecto industrial integrado y sustentable a largo plazo que una proliferación de galpones para ensamblar piezas basados en la desgravación impositiva.

Fijate en este post del Abuelo, cómo aparecen emprendimientos peso pesado en el sector agrario sin que el Estado los promueva. Agrego a lo que dice Mariano que el Estado podría empezar por tomar medidas para evitar que los pequeños productores abandonen sus tierras y que se despueblen las pequeñas ciudades del interior, como está ocurriendo en muchos lados ante el avance de la soja (de paso, perdiendo tierras para otros cultivos, ganadería y lechería). Fijate que según el presidente de la Federación Agraria el gobierno todavía no tomó ninguna medida para refinanciar las deudas de muchos de sus representados con el Banco Nación.

Ah, te cuento que Sarmiento te ganó de mano cuando proclamó lo de hacer "cien Chivilcoy", jaja!!

Un abrazo.

Cine Braille dijo...

1) Acuerdo total con ambos.
2) Mi duda es si podremos ocupar a los millones de trabajadores del Conurbano sólo con servicios, biotecnología, biocombustibles,
fabricación de maquinaria agrícola, agroquímicos, industria alimenticia, etc.
Creo que algún tipo de industria protegida y de menor productividad relativa es necesaria por razones de paz social. Salvando las distancias, es el caso de los agricultores franceses, mantenidos a flote casi exclusivamente vía subsidios. ¿Estará el sector más dinámico de nuestra economía dispuesto a pagar ese precio?

manolo dijo...

Cine, Mariano y Jorge
Estoy de acuerdo con Uds, lo que me irrita es que me quieren vender el mismo paquete por tercera o cuarta vez.
La "Burguesía Nacional", que no es Gelbard, ya presento el plan BB, los técnicos de la Mediterranea, Mendiguren y ahora el plan Techint.
Ya lo discutí un par de veces con Mariano, los chacareros pymes, pueden cambiar el Interior.
Pero no alcanza para el GBA, con esta coparticipación.
Si todos los impuestos que se generan en la zona, se volcaran de lleno; los recursos servirían para la capacitación laboral, educción y salud.
Tenemos que reeducar a un tercio de la población del país, la mitad de los jóvenes menores de 30 años no sabe lo que es marcar tarjeta.
Artemio señala el horror de los chicos dejando la escuela para aportar al puchero familiar, o el caso de las mujeres, que salen a buscar changas por que el marido labura en negro.
Prefiero que se pague a un desocupado durante 3 años, con la obligacion de ir a estudiar, que subvencionar una fuente de trabajo, cuando el trompa saca y no pone.
De esos conocemos muchos.
No estoy contra la industria, pero quiero que arriesguen la suya.
Por eso plantee la discusión, y la continuo con el otro post que puse
Un abrazo

Cine Braille dijo...

Tarde pero seguro: gracias por el vínculo a la página.

Hard Core dijo...

Su eufemismo es brillante de oligarquia vacuna a Agro, todo un hallazgo el suyo FAA debe haber contribuido con el discurso. Porque no es la minimizacion de los campos lo que se discute, es su forma de ver las cosas. Gente de poca prosapia, de buenas entendederas, pero de baja audicion para con el otro.

Mariano T. dijo...

La guita para esto la tiene que poner los que más tiene y los que más ganan, independientemente de en que sector de la economía esten.
Un rico es un rico, y no es más rico porque tenga un campo, un gran comercio, una fábrica o una consultora.

manolo dijo...

Hard
Sabía que disfrutarías del juego de palabras.
Un abrazo

Mariano
Estoy de acuerdo, pero algunos se hacen los distraídos.
Son los mismos que se cambian el sombrero según la ocasión.
Pueden ser financistas, hoteleros, industriales o productores, cuando en realidad son todo eso simultáneamente.
Hay que hacer entender la diferencia entre Perez Companc y el chaca, que es una pyme.
Un abrazo