sábado, 12 de enero de 2019

El Señor de las 100.000 mesas y el retobe de las 35.000 de Mariù.



Una mesa electoral, para serlo, requiere de una lista o padrón de 300/350 ciudadanos; ordenados alfabéticamente con su respectivo DNI y dirección domiciliaria.

De menor a mayor ascendemos de mesa a “escuela”, local donde se concentran las mesas.

De escuela a “circuito”, “subdivisión” electoral de un “distrito”; que puede ser un municipio o departamento provincial.  

A partir de estos datos comienza la “magia”

Con las reformas para la tramitación del DNI, de la anterior administración nacional, en el legajo de cada numero constan teléfono, móvil, dirección de mail; y si se tiene, también las direcciones EN las llamadas redes sociales digitales.

Como TODAS las bases de datos PUBLICAS se indexan por numero de DNI; ANSES y PAMI, Registro de las Personas, Inmobiliario y Automotor; Ministerios de Trabajo, Acción Social, Salud, Educación etc.

Mas AFIP, BCRA y la SUBE.

Se puede SABER, algoritmos mediante, cuantos trabajadores formales, cuantos planes de asistencia, cuantos jubilados y pensionados; cuantos “propietarios”, cuantos menores en edad escolar, cuantos “mayores dependientes”, cuantos “jóvenes NI NI”, cuales son los “ritmos” de viaje, etc.; se “encierran en el Universo” de los 300/350 titulares del padrón.

Como desde 1983 las modificaciones de los circuitos son mínimas, respecto a su número; y solo se cambia de “lugar” cuando hay un cambio de domicilio.

Es factible establecer las “tendencias” políticas y sus “porcentajes”, desde el circuito, pasando por la escuela hasta llegar a la mesa.

Como, además, los “radios censales” están estrechamente relacionados con los “distritos”; y por lo tanto se suma TODA las información censal, que por imperativo legal es “ANONIMA”, pero esta geolocalizada.

Se obtiene una fecundisima fuente de información para el “mining” y su correlativo “big crunch”.

Dejo a la imaginación de los amables lectores los “usos y/o abusos”, “legítimos y delictivos”, de tal masa de información “regurgitada”; por las Administraciones Publicas, las “empresas”, y hasta los “potencias externas”

Con los antecedentes anteriores, se debe leer la siguiente nota publicada en La Nación.


Mientras tanto; ¿en andan sobre la “cuestion” los dirigentes opositores, y aquellos oficialistas que no son del “riñon” de Duran Barbas & Peña & Asociados?

Con encuestas “tradicionales” nacionales, o “provinciales” en el mejor de los casos.

Mientras el PJPBA y Unidad Ciudadana, después de la derrota pirrica de 2017, llegaron con un atraso mayor al quinquenio al “concepto circuito electoral”.

Cuando Clarín y la Nación “manejan” data de escuelas desde 2013, y mesas desde 2015.

Aunque, eso si, solo de resultados; lo cual es legal y legitimo desde la “información publicable”.

Espero no haber “arruinado” las vacaciones de los lectores, en especial aquellos que se las pueden “tomar” gracias a sus “remuneraciones” y/o “ahorro previo”.

El 85% de los habitantes de la Argentina no tienen tanta suerte en “realizar” tales “gastos”.

Igual 6.500.000 de “afortunados”, incluyendo sus familiares y entenados, es una bocha de “gente”.

Equivalen a la suma de Córdoba y Santa Fe, la 2ª y 3ª provincias por cantidad de habitantes.



No hay comentarios.: