jueves, 19 de marzo de 2009

El “Secreto” del Zorro peronista, por fin develado.


Con este post trato de pagar deudas pendientes.


Con el amigo Ayj, justificar porque siempre prefiero los zorros a los leones, y demostrar que es la tendencia dominante en el espacio sociopolítico al que pertenezco.


Con el Compañero Yukio M; que me reclama con justa razón, que si elegí el papel de Predicador, debo hacerme cargo de mi responsabilidad.


Las diferencias Tácticas y Estratégicas debo subordinarlas al Objetivo Principal, la reconstrucción del Hombre y el Estado, para lograr la Felicidad del Pueblo.


El Predicador es como el herrero de la tribu; debe fabricar las Herramientas y/o Armas, según sea necesario, para que sus Compañeros puedan seguir sobreviviendo.


Por eso se nos da el Privilegio de eludir el Todo o Nada, porque la Derrota siempre es probable, y hay que estar preparados inclusive para lo impensable.


Si lo logramos difundir perviviremos, aunque al Mundo conocido le llegue su Apocalipsis.


Vivimos uno de esos Apocalipsis hace 20 años, con la caída del Muro, y ahora estamos viviendo otro.


Los que nos han creído muertos todos estos años, son zombis, sus violencias expresivas se incrementan a la misma velocidad que la descomposición de sus Corpus Ideológicos.


Como en las películas de Terror clase B, o el video Thriller de Michael Jackson, mientras avanzan amenazantes van dejando jirones.


Con muchos Compañeros No P, que se quejan con razón, sobre las dificultades en la comprensión de mis textos.


No es que quiera hacerme el complicado o el erudito, solo trato de Traducir sin Traicionar, una Contracultura sumergida por la Hegemonía realmente existente el último ¼ de siglo.


El Sentido Común Dominante se siente violentado por nuestro accionar, porque para ser verdadero debe negar nuestra existencia, el Pensamiento Único solo es posible si no hay Otro.


Ser el Otro, es como mínimo cuestionar la interpretación, aun la de los libros infantiles; que es donde se forman las coordenadas de nuestro futuro. 


Por todos estos motivos, copio y pego el capitulo 21 de El Principito de Antoine de Saint-Exupéry.


Una mirada diferente; donde la clave no esta en; Lo esencial es invisible para los ojos”sino en, Yo soy responsable de mi rosa...” 



Entonces apareció el zorro:


-¡Buenos días! -dijo el zorro.


-¡Buenos días! -respondió cortésmente el principito que se volvió pero no vio nada.


-Estoy aquí, bajo el manzano -dijo la voz.


-¿Quién eres tú? -preguntó el principito-. ¡Qué bonito eres!


-Soy un zorro -dijo el zorro.


-Ven a jugar conmigo -le propuso el principito-, ¡estoy tan triste!


-No puedo jugar contigo -dijo el zorro-, no estoy domesticado.


-¡Ah, perdón! -dijo el principito.


Pero después de una breve reflexión, añadió:


-¿Qué significa "domesticar"?


-Tú no eres de aquí -dijo el zorro- ¿qué buscas?


-Busco a los hombres -le respondió el principito-. ¿Qué significa "domesticar"?


-Los hombres -dijo el zorro- tienen escopetas y cazan. ¡Es muy molesto! Pero también crían gallinas. Es lo único que les interesa. ¿Tú buscas gallinas?


-No -dijo el principito-. Busco amigos. ¿Qué significa "domesticar"? -volvió a preguntar el principito.


-Es una cosa ya olvidada -dijo el zorro-, significa "crear lazos... "


-¿Crear lazos?


-Efectivamente, verás -dijo el zorro-. Tú no eres para mí todavía más que un muchachito igual a otros cien mil muchachitos. Y no te necesito. 

Tampoco tú tienes necesidad de mí. No soy para ti más que un zorro entre otros cien mil zorros semejantes. Pero si me domesticas, entonces tendremos necesidad el uno del otro. Tú serás para mí único en el mundo, yo seré para ti único en el mundo...


-Comienzo a comprender -dijo el principito-. Hay una flor... creo que ella me ha domesticado...


-Es posible -concedió el zorro-, en la Tierra se ven todo tipo de cosas.


-¡Oh, no es en la Tierra! -exclamó el principito.


El zorro pareció intrigado:


-¿En otro planeta?


-Sí.


-¿Hay cazadores en ese planeta?


-No.


-¡Qué interesante! ¿Y gallinas?


-No.


-Nada es perfecto -suspiró el zorro.


Y después volviendo a su idea:


-Mi vida es muy monótona. Cazo gallinas y los hombres me cazan a mí. Todas las gallinas se parecen y todos los hombres son iguales; por consiguiente me aburro un poco. Si tú me domesticas, mi vida estará llena de Sol. Conoceré el rumor de unos pasos diferentes a todos los demás. Los otros pasos me hacen esconder bajo la tierra; los tuyos me llamarán fuera de la madriguera como una música. Y además, ¡mira! ¿Ves allá abajo los campos de trigo? Yo no como pan y por lo tanto el trigo es para mí algo inútil. Los campos de trigo no me recuerdan nada y eso me pone triste. ¡Pero tú tienes los cabellos dorados y será algo maravilloso cuando me domestiques! El trigo, que es dorado también, será un recuerdo de ti. Y amaré el ruido del viento en el trigo.


El zorro se calló y miró un buen rato al principito:


-Por favor... domestícame -le dijo.


-Bien quisiera -le respondió el principito pero no tengo mucho tiempo. He de buscar amigos y conocer muchas cosas.


-Sólo se conocen bien las cosas que se domestican -dijo el zorro-. Los hombres ya no tienen tiempo de conocer nada. Lo compran todo hecho en las tiendas. Y como no hay tiendas donde vendan amigos, los hombres no tienen ya amigos. ¡Si quieres un amigo, domestícame!


-¿Qué debo hacer? -preguntó el principito.


-Debes tener mucha paciencia -respondió el zorro-. Te sentarás al principio un poco lejos de mí, así, en el suelo; yo te miraré con el rabillo del ojo y tú no me dirás nada. El lenguaje es fuente de malos entendidos. Pero cada día podrás sentarte un poco más cerca...


El principito volvió al día siguiente.


-Hubiera sido mejor -dijo el zorro- que vinieras a la misma hora. Si vienes, por ejemplo, a las cuatro de la tarde; desde las tres yo empezaría a ser dichoso. Cuanto más avance la hora, más feliz me sentiré. A las cuatro me sentiré agitado e inquieto, descubriré así lo que vale la felicidad. Pero si tú vienes a cualquier hora, nunca sabré cuándo preparar mi corazón... Los ritos son necesarios.


-¿Qué es un rito? -inquirió el principito.


-Es también algo demasiado olvidado -dijo el zorro-. Es lo que hace que un día no se parezca a otro día y que una hora sea diferente a otra. Entre los cazadores, por ejemplo, hay un rito. Los jueves bailan con las muchachas del pueblo. Los jueves entonces son días maravillosos en los que puedo ir de paseo hasta la viña. Si los cazadores no bailaran en día fijo, todos los días se parecerían y yo no tendría vacaciones.


De esta manera el principito domesticó al zorro. Y cuando se fue acercando el día de la partida:


-¡Ah! -dijo el zorro-, lloraré.


-Tuya es la culpa -le dijo el principito-, yo no quería hacerte daño, pero tú has querido que te domestique...


-Ciertamente -dijo el zorro.


- ¡Y vas a llorar!, -dijo él principito.


-¡Seguro!


-No ganas nada.


-Gano -dijo el zorro- he ganado a causa del color del trigo.


Y luego añadió:


-Vete a ver las rosas; comprenderás que la tuya es única en el mundo. Volverás a decirme adiós y yo te regalaré un secreto.


El principito se fue a ver las rosas a las que dijo:


-No son nada, ni en nada se parecen a mi rosa. Nadie las ha domesticado ni ustedes han domesticado a nadie. Son como el zorro era antes, que en nada se diferenciaba de otros cien mil zorros. Pero yo le hice mi amigo y ahora es único en el mundo.


Las rosas se sentían molestas oyendo al principito, que continuó diciéndoles:


-Son muy bellas, pero están vacías y nadie daría la vida por ustedes. Cualquiera que las vea podrá creer indudablemente que mí rosa es igual que cualquiera de ustedes. Pero ella se sabe más importante que todas, porque yo la he regado, porque ha sido a ella a la que abrigué con el fanal, porque yo le maté los gusanos (salvo dos o tres que se hicieron mariposas ) y es a ella a la que yo he oído quejarse, alabarse y algunas veces hasta callarse. Porque es mi rosa, en fin.


Y volvió con el zorro.


-Adiós -le dijo.


-Adiós -dijo el zorro-. He aquí mi secreto, que no puede ser más simple: Sólo con el corazón se puede ver bien. Lo esencial es invisible para los ojos.


-Lo esencial es invisible para los ojos -repitió el principito para acordarse.


-Lo que hace más importante a tu rosa, es el tiempo que tú has perdido con ella.


-Es el tiempo que yo he perdido con ella... -repitió el principito para recordarlo.


-Los hombres han olvidado esta verdad -dijo el zorro-, pero tú no debes olvidarla. Eres responsable para siempre de lo que has domesticado. Tú eres responsable de tu rosa...


-Yo soy responsable de mi rosa... -repitió el principito a fin de recordarlo


 


10 comentarios:

ManuK dijo...

Por todo esto consideramos que lo que dijo Pérsico es una pelotudez.

Somos responsables por lo que pasó desde el 2003 a la fecha, y por la gente cuya suerte y destino cambió de una manera u otra.

Gobernar no es una opción, es una obligación para quien sigue siendo depositario de la confianza de al menos un 35% de la población.

La responsabilidad no se toma a la ligera y como tal, no es fácil de honrar. Si no se usa la cabeza, entonces se está fallando a lo comprometido.

"Si perdemos nos vamos" está totalmente fuera de la cuestión, no por nosotros sino por todos los que dejaríamos colgando.

"Que te echen por tratar" no es una alternativa, porque si permitís que te echen entonces estás dejando desprotegidas a millones de personas.


En esto no hay que tratar porque el fin no es limpiar la conciencia. El único fin válido es hacer, y para lograrlo hay que usar la cabeza. Los intentos testimoniales quedan para el anecdotario.

Los compromisos ligeros quedan para el anecdotario, así como también sus practicantes (los Pino Solanas; los Lozanos y los Tuminis...).

ManuK dijo...

Por todo esto consideramos que lo que dijo Pérsico es una pelotudez.

Somos responsables por lo que pasó desde el 2003 a la fecha, y por la gente cuya suerte y destino cambió de una manera u otra.

Gobernar no es una opción, es una obligación para quien sigue siendo depositario de la confianza de al menos un 35% de la población.

La responsabilidad no se toma a la ligera y como tal, no es fácil de honrar. Si no se usa la cabeza, entonces se está fallando a lo comprometido.

"Si perdemos nos vamos" está totalmente fuera de la cuestión, no por nosotros sino por todos los que dejaríamos colgando.

"Que te echen por tratar" no es una alternativa, porque si permitís que te echen entonces estás dejando desprotegidas a millones de personas.


En esto no hay que tratar porque el fin no es limpiar la conciencia. El único fin válido es hacer, y para lograrlo hay que usar la cabeza. Los intentos testimoniales quedan para el anecdotario.

Los compromisos ligeros quedan para el anecdotario, así como también sus practicantes (los Pino Solanas; los Lozanos y los Tuminis...).

Charlie Boyle dijo...

Bello post, poético en lo azul y como diría Bombita Rodriguez individualista burgués en lo negro.

manolo dijo...

ManuK
Te juro que leia lo de Persico, y tenia la sensación que le estaba dictando letra el Turco Asis.
El pelotudo viejo, replicaba el pase a clandestinidad de la M; hay que mandarlo ya con la Pocha Russo, para que lo reeduque en el Campamento de Gonzalez Catan.
No tenes idea el quilombo que armo en los barrios, se quieren comer crudos a Emilio, el Lupo y los Intendentes.
Cleto presidente es Vicente Massot remplazando a Anibal Fernandez en Justicia y Seguridad.
No importa si lo nombran Ministro de Bienestar Social a Binner y Ministro de Interior a Sabattella.
Nos van a recagar a palos hasta por protestar por la Seguridad.
Un abrazo peronista.

Charly.
¿Crear lazos es burgues?, ¿La Responsabilidad Personal y Politica es individualista?
¿O solo es una chicana?
Un abrazo Compañero

Quintín dijo...

"Cleto presidente es Vicente Massot remplazando a Anibal Fernandez en Justicia y Seguridad."

Manolo, eso no se lo cree ni usted. Es de la índole alarmista de las cadenas de mails que decían que si ganaba Macri en capital iban a perseguir a los hmosexuales.

Pero sobre tan endeble fundamento usted sostiene la defensa de lo indefendible: a los Kirchner. Ha caído en la trampa de "somos la izquierda y ellos son la derecha" que le tienden los K a los intelectuales, cuando la diferencia entre gobierno y oposición no es ideológica sino que se limita a una sola cuestión importante: gobierno vitalicio o fin del kirchnerismo. O, dicho de otro modo, república o dictadura. Permítame que se lo diga porque estimo su inteligencia y su lucidez, pero se las está echando la a los perros.

Saludos

LUCIANO dijo...

Manolo: No puedo más que hacer superlativos mis elogios para con vos.
La miserabilidad de quién asume falaces posiciones binarias para satisfacer trasnochados y rídiculos deseos epopéyicos que se cagan en los reales intereses populares, no hace más que reafirmar el amateurismo político (y la desidia)de ciertos "dirigentes".
La Cantata de Pérsico significa no hacerse responsable de nada, ni tener intenciones de hacerlo; eso no tiene nada que ver con el peronismo, ni con los esfuerzos diarios que se hacen en el territorio. Esto es un insulto a los militantes y todos nosotros.
Que alguien le enseñe a este muchacho que la impronta de "orga" hizo posible los peores males de este país, y del peronismo.
Perdoná el tono, Manolo, pero estoy un poco caliente del infantilismo berreta de algunos.

Un Abrazo Peronista.

ayjblog dijo...

circulacion de elites manolo, circulacion de elites
quien no se da cuenta que esto es lo mas parecido al 46 que he visto, no lee la historia
de paso, leyo la historia de la depresion de 1873?

ayj

PS Cambie USA por Inglaterra del 46 y me cuenta.

Charlie Boyle dijo...

Manolo proba con esto

Charlie Boyle dijo...

http://artepolitica.com/comunidad/la-fabula-del-granjero-y-los-zorros/

YukioM dijo...

Manolo, yo no puedo reclamarte nada. No dudo de tus convicciones y tus responsabilidades, tampoco que no hay construcción perdurable con la actual conducción. Como no cabe la doble, alguien va a ganar y otro perderá. No es grave.

Y no cabe caerle hoy a Pérsico para exaltarse con él mañana o con Delia o Moreno o cualquiera, porque cualquier boutade es sólo aparente. Es el terreno predilecto de los Tyler, que ya tendrían que saber que son la bala y la herida.

Un abrazo peronista,

Yukio